Beneficios de los zumos de fruta en el embarazo

Te vamos a mostrar los beneficios del consumo de zumos de frutas durante el embarazo, sobre todo en el caso de que no se haya desarrollado diabetes gestacional.
Beneficios de los zumos de fruta en el embarazo
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 27 septiembre, 2022

Los zumos de frutas pueden presentar una serie de beneficios en el embarazo. De todos modos, siempre se deben consumir con moderación e incluirse en el contexto de una dieta variada y equilibrada. No debemos olvidar que son elaboraciones que cuentan con azúcares simples en su interior. Por este motivo, no conviene excederse con su ingesta, para evitar así el desarrollo de alteraciones metabólicas.

Antes de comenzar, es clave comentar que si se ha desarrollado diabetes gestacional, quizás lo más adecuado sea restringir en gran medida la presencia de zumos en la pauta. También hay que tener cuidado con otros elementos que puedan concentrar azúcares simples en su interior. Ahora bien, si se parte de un buen estado de composición corporal inicial, será menos probable que se experimente dicha patología.

Beneficios de los zumos de frutas

El consumo de zumos de fruta durante el embarazo contribuye a la prevención de contraer patologías que podrían poner en riesgo tanto a la madre como al bebé. Conoce cuáles son sus principales beneficios.

Aportan vitamina C

Los jugos de frutas naturales aportan una buena cantidad de vitamina C, lo cual es clave para evitar el desarrollo de patologías infecciosas.

El principal beneficio de los zumos de frutas en el embarazo viene determinado por su contenido en vitamina C. Hablamos de un elemento que se ha demostrado que es capaz de mejorar la respuesta inmune, tanto innata como adaptativa. De este modo, será menos probable que se contraigan patologías infecciosas. Incluso, se conseguirá un control sintomatológico más eficiente de las mismas si llegan a desarrollar.

Aseguran la presencia de hierro

Asimismo, la vitamina es clave para potenciar la absorción intestinal del hierro, un mineral esencial cuya disponibilidad suele ser baja. Un estudio publicado en la revista Annals of the New York Academy of Sciences lo evidencia. Será importante asegurar que los niveles del mismo se encuentran en rangos adecuados. De lo contrario, se podría desarrollar anemia, sobre todo en el embarazo, cuando la volemia aumenta progresivamente.

Son fuente de antioxidantes

Por otra parte, la mayor parte de las frutas son fuente de antioxidantes. Estos elementos neutralizan la formación de los radicales libres y su posterior acumulación en los tejidos del organismo. Gracias a ello, se reduce el riesgo de que la madre o el bebé desarrollen patologías crónicas y complejas que puedan afectar el bienestar en un futuro. En este sentido, los vegetales han de aparecer en la pauta de forma diaria.

¿Mejor fruta fresca o zumo?

En líneas generales, está más recomendado el consumo de fruta fresca que el de zumo. Esto es tanto en el embarazo como en cualquier etapa de la vida. Se debe a que la pieza al natural cuenta con mayor porcentaje de fibra, lo que modula la entrada de la glucosa en el torrente sanguíneo. Así, se evita el posible desarrollo de problemas relacionados con el metabolismo que puedan terminar en diabetes de tipo 2.

Ahora bien, se pueden encontrar algunos ensayos en la literatura reciente que arrojan resultados contradictorios al respecto. Si bien está claro que los refrescos son negativos para el metabolismo, el consumo moderado de zumo podría no tener el mismo efecto y llegar a ser positivo. Sea como fuere, durante el embarazo habrá que limitar su presencia en la dieta y evitar la ingesta de más de un vaso al día.

En el caso de que la diabetes gestacional haya aflorado, lo más recomendable sería priorizar las verduras frente a las frutas. Su contenido en carbohidratos simples es inferior y pueden aportar mayor cantidad de fitoquímicos con capacidad antioxidante. Gracias a estos compuestos, se modula el envejecimiento y se reduce la incidencia de muchas patologías complejas, como es el caso de ciertos tipos de cáncer.

Tanto en el embarazo como en cualquier otra etapa, la fruta fresca se recomienda por sobre el zumo, ya que cuenta con mayor cantidad de fibra.

Los zumos de frutas pueden tener beneficios durante el embarazo

Como has podido comprobar, el consumo moderado de zumos de frutas podría generar una serie de beneficios durante el embarazo. Pero recuerda siempre que se deben evitar los déficits de nutrientes esenciales que condicionen el buen funcionamiento de la fisiología. Lo más recomendable es no consumir más de un vaso de estos al día, así como asegurarse de que sean caseros. Los zumos comerciales no suelen suponer una buena alternativa, así como tampoco aquellos que contienen edulcorantes artificiales.

Para terminar, ten en cuenta que también cabe la opción de triturar la fruta para elaborar puré. De este modo, no se pierde todo el efecto de la fibra, aunque la entrada de la glucosa en sangre sea más rápida en comparación con la pieza fresca entera. Si el puré o smoothie supone una forma de incluir más cantidad de vegetales en la pauta, no se debe descartar. Y es que la ingesta de estos alimentos es determinante para consolidar un buen estado de salud.

Te podría interesar...
3 dudas frecuentes sobre la alimentación en el embarazo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
3 dudas frecuentes sobre la alimentación en el embarazo

En el embarazo se plantean una serie de dudas sobre alimentación frecuentes que vale la pena resolver para evitar errores.



  • Carr AC, Maggini S. Vitamin C and Immune Function. Nutrients. 2017;9(11):1211. Published 2017 Nov 3. doi:10.3390/nu9111211
  • Lynch SR, Cook JD. Interaction of vitamin C and iron. Ann N Y Acad Sci. 1980;355:32-44. doi:10.1111/j.1749-6632.1980.tb21325.x