Beneficios psicológicos de los masajes para bebés

Dar masajes a tu bebé tiene múltiples beneficios para su desarrollo físico, pero también influye positivamente en su salud emocional y en la tuya.
Beneficios psicológicos de los masajes para bebés
Elena Sanz Martín

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín el 16 abril, 2021.

Última actualización: 16 abril, 2021

A algunas madres les nace de forma natural dedicar un tiempo cada día a realizarle un masaje a su bebé; a otras no, y esto es totalmente normal. Sin embargo, esta práctica puede resultar muy positiva para ambos.

Tal vez ya sabías que, al hacerlo, favoreces la circulación sanguínea del bebé y refuerzas su sistema inmunitario; y que, además, puedes aliviar sus molestias estomacales o los dolores derivados de la salida de los dientes. Pero hoy queremos hablarte de los beneficios psicológicos de los masajes para bebés.

El desarrollo psicológico y emocional de los pequeños en sus primeros meses está muy relacionado con la interacción que mantienen con sus padres. Los masajes son un momento de intimidad y conexión que puede repercutir muy positivamente en el vínculo entre ambos. Además, la madre también puede obtener grandes beneficios de estos espacios. A continuación, te mostramos por qué.

Beneficios psicológicos de los masajes para bebés

Madre dando un masaje a su bebé recién nacido para beneficiarse de las virtudes que tienen los masajes.

Inducen un estado de relajación en el bebé

El útero materno es un espacio seguro, cálido y confortable en el que el bebé se siente protegido y en contacto constante con su madre. Al nacer, llega a un mundo hostil, repleto de luces brillantes, sonidos intensos y en el que comienza a sentir el hambre, el miedo o la soledad que nunca antes había experimentado.

Los masajes le devuelven parte de esa conexión con su madre, le permiten disfrutar de su presencia, su tacto y su amor. Y esto, sumado a las caricias del masaje, induce un estado de calma y relajación muy beneficioso para el pequeño.

Favorecen el desarrollo infantil

Durante el masaje, el infante recibe atención, estímulos y afecto por parte de su madre. Esto favorece el desarrollo de una sana autoestima, ya que lo hace sentir importante, valioso y merecedor de amor y cuidados. Además, potencia su atención y su capacidad de relacionarse con el medio.

Refuerzan el vínculo de apego, uno de los beneficios psicológicos de los masajes para bebés

El vínculo de apego define el tipo de relación que se establece a nivel emocional entre la madre y el bebé. Este está mediado por la interacción entre ambos, de modo que cuanto más frecuente y satisfactoria sea, mayor calidad tendrá el vínculo.

Al realizarle un masaje al bebé, se le proporciona una atención de calidad con la que logra sentirse cuidado y amado. Asimismo, el contacto piel con piel favorece que madre e hijo experimenten una mayor secreción de oxitocina (la llamada hormona del amor); esta potencia los lazos afectivos y genera agradables sensaciones de bienestar.

Permiten a la mujer adaptarse a la maternidad

Convertirse en madre es todo un proceso; no es algo que se logre en un día o que se aprenda completamente en el momento en que un hijo nace. La mujer necesita adaptarse a su nuevo rol, conocer a su pequeño y aprender a comprenderlo.

Uno de los beneficios psicológicos de los masajes para bebés es que permiten a la madre interactuar con el niño, observar sus gestos y reacciones y empezar a entenderle cada vez un poco más. Es una actividad agradable que les permite comenzar a conocerse en profundidad.

Proporcionan sensación de logro

Para una madre su bebé es lo más importante y esta desea atenderle y cuidarle de la mejor manera. Sin embargo, puede que muchas veces no sepa bien cómo actuar o qué puede hacer por él.

Madre dando un masaje a su hijo por los beneficios psicológicos de los masajes para bebés.

Al darle un masaje está favoreciendo a su desarrollo físico, cognitivo y emocional, está mejorando su salud y dándole afecto, estímulo y consuelo. Y saber que está contribuyendo de forma tan positiva en el bienestar de su pequeño puede proporcionarle una agradable sensación de logro y una mayor confianza en sus capacidades como madre.

¿Cómo obtener los beneficios psicológicos de los masajes para bebés?

Puedes comenzar a dar masajes a tu bebé a partir de su primer mes de vida y puedes escoger distintos momentos del día para realizarlos. Lo importante es que tanto tú como tu pequeño estéis receptivos en ese momento, ya que se trata de un tiempo de disfrute. Así, si alguno de los dos estáis demasiado cansados, irritados o nerviosos, será preferible esperar a otra ocasión.

El objetivo no es verlo como una obligación, sino como un regalo que os hacéis a vosotros y a vuestro vínculo. La mayoría de los bebés suele disfrutar los masajes tras el baño, antes de dormir o al despertar, pero puedes ir probando para descubrir qué momento se ajusta mejor a vuestras necesidades.

It might interest you...
Masajes especiales para tu bebé
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Masajes especiales para tu bebé

Es asombroso todo lo que los masajes pueden hacer por tu bebé. Sus incuestionables beneficios estimulan positivamente todos sus sistemas vitales.