Beneficios de los pañales ecológicos

Siendo honestas, de entrada usar pañales ecológicos hará más feliz a tu bebé que a ti, pero a la larga, el tiempo que empleaste colocando los pañales en la lavadora en lugar del cesto de basura será de beneficio para ambos porque el proceso de dejar los pañales será más fácil. Con los pañales de tela tu bebé se sentirá más libre y a medida que crezca se hará más consciente de lo que ocurre en su cuerpo y, además estarás ayudando a conservar el planeta que todos habitamos.

Los pañales ecológicos que son la versión más evolucionada de los que usaban nuestras madres o abuelas y entre sus beneficios destaca la suavidad que le brinda a la piel del bebé. Usar un pañal ecológico le genera una sensación más placentera que la que le brinda el pañal desechable que es esencialmente de plástico y por tanto caluroso.

Ni hablar de lo libre que se sentirá usando un pañal de tela, porque percibirá que prácticamente está con el rabito al aire, pues sentirá la brisa circulando y también notará que eventualmente hace pipi y moja la tela. Y aunque parezca contradictorio la ventaja más notoria de los pañales ecológicos, si se les compara con los desechables, es que harán que tu hijo aprenda a ir al baño de manera más rápida y fácil.

panales-de-tela

Está más que comprobado que los niños y niñas que usan pañales ecológicos aprenden a ir al baño antes que los que no. La cuestión es que los pañales de tela ayudan a los niños a aprender a controlar más fácilmente sus esfínteres porque se hacen conscientes de lo incómodo o desagradable que es jugar, caminar o simplemente estar con un pañal tan pesado por la carga de orine o de caca que tiene encima.

Un niño que usa pañales de tela nota inmediatamente cuando está mojado o lleno de pupú y esa consciencia lo ayuda a controlar los esfínteres para evitar sentirse mojado y por tanto limitado a la hora de jugar; en cambio cuando usa pañales desechables tardará más tiempo aprender a darse cuenta de qué ocurre con su cuerpo porque no nota si se mojó o no.

 

Pañales libres de geles

Otro a punto a favor de este tipo de pañales es que no tienen geles. Por ejemplo, los pañales desechables contienen gel de poliacrilato cuyo uso en es relativamente nuevo y por lo tanto aún no se conocen las consecuencias de sus efectos a largo plazo. Además contienen muchas dioxinas que aunque ciertamente también se usan en los pañales de tela, estas se eliminan en los lavados y no llegan a tener contacto con la piel del bebé.

Los componentes químicos de estos geles pueden causar alergias en la delicada piel del bebé, no en vano los pediatras recomiendan a las madres de bebés prematuros usar pañales ecológicos, sobre todo para que el niño evite el contacto con poliacrilato de sodio, sustancia que fue eliminada en 1985 de los tampones debido a su relación con el síndrome del colapso tóxico y que contienen los pañales desechables.

Más económicos

foto-blog-comparacion-desechables

Otro beneficio de los pañales ecológicos es que te ayudarán a ahorrar dinero. Si sumas lo que gastarás comprando los pañales de tela, los cobertores que necesitas para usarlos cuando el bebé está en la cuna, el jabón, el agua y la electricidad que supone lavarlos estarás ahorrando dinero.

Antes de decidirte a usar o no un pañal ecológico es mejor que pruebes con uno e incluso lo uses de acuerdo a tus necesidades. No hay por qué caer en extremismos y si por ejemplo vas de viaje o a una fiesta con tu bebé y te sientes más cómoda si él usa pañales desechables, pues úsalos, no hay ningún crimen en ello.

De seguro, si los usas para eventualidades y el bebé regularmente tiene encima los pañales de tela que tú escogiste y que van bien con el estilo de vida que lleva tu familia, estarás reduciendo en la medida de tus posibilidades el empleo de pañales desechables, cuyo consumo por niño durante sus dos primeros años de vida está calculado en alrededor de 8.000 unidades que tardarán entre 200 y 500 años en destruirse.

Categorías: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar