5 beneficios de los deportes de raqueta para los niños

Todos los deportes ofrecen una serie de beneficios para los niños. ¿Conoces los que pueden obtener mediante la práctica regular de las disciplinas de raqueta?
5 beneficios de los deportes de raqueta para los niños
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis.

Última actualización: 01 marzo, 2022

Los beneficios de los deportes de raqueta para los niños suelen ser numerosos y muy valiosos. Dentro de sus aspectos positivos se encuentra la motivación impulsada por la curiosidad, debido a lo poco comunes que resultan en la infancia.

Los deportes de raqueta comparten algunas características similares. Su práctica individual o en parejas es una de ellas, sumado al hecho de que todas utilizan el mismo elemento.

Estas actividades captan la atención de los más pequeños, por lo que vale la pena aprovechar esa iniciativa para que se atrevan a practicarlos de manera regular.

Beneficios de los deportes de raqueta

Toda actividad deportiva tiene aspectos positivos para la vida de los niños. Por eso, en muchas ocasiones, los padres se encargan de elegir el deporte para sus hijos en función de sus preferencias o sus posibilidades. El problema de esto es que, más allá del incentivo deportivo, los niños pueden terminar por practicar un deporte que no los motiva en absoluto.

Lo ideal es corroborar que el niño elija alguno de los deportes de raqueta de manera autónoma, así podrá aprovechar mejor cada uno de sus beneficios y sostener la actividad en el tiempo. ¡Conoce qué ventajas le aportan estas actividades!

1. Mejoran la motricidad

Niño jugando al tenis.
Los deportes de pelota favorecen al desarrollo de la motricidad fina y gruesa, así como también a la coordinación y a la concentración.

Uno de los principales beneficios de los deportes de raqueta para los niños se centra en el estímulo de la motricidad. Esta capacidad psicofísica es muy importante, sobre todo durante las edades sensibles comprendidas en la niñez.

Básicamente, los deportes como el tenis de campo se enfocan en el desplazamiento de los distintos segmentos corporales en todas las direcciones. Esto también favorece al desarrollo de la fuerza, de la propiocepción, del equilibrio y de la orientación.

2. Fortalecen los músculos

El fortalecimiento muscular en los niños que practican deportes de raqueta es reconocido como uno de sus mayores beneficios. Esto ocurre por el trabajo intenso de las extremidades inferiores y superiores durante el desarrollo de la práctica.

Los golpes de la pelota con la raqueta requieren de fuerza y coordinación de los distintos músculos del tren superior: de las manos, de los brazos, de los hombros y de la cintura escapular.

Por otra parte, los desplazamientos y los cambios de dirección se encargan de estimular a los músculos del tren inferior, como los de las piernas.

En los deportes de raqueta, todo el organismo participa de forma activa para llevar a cabo la actividad.

3. Estimulan la visión

La mayoría de pelotas utilizadas en los deportes de raqueta cuentan con medidas pequeñas, razón por la cual los niños deben prestar mucha atención a su recorrido todo el tiempo. Esto es un gran estímulo para la agudeza visual y para el desarrollo de la capacidad visuoespacial.

Además, para llevar a cabo estas actividades se requiere de grandes habilidades de coordinación entre los ojos y el resto del cuerpo, con el fin de generar movimientos correctos y precisos.

Observa con detenimiento de qué manera se comporta la mirada de los niños al momento de practicar cualquier deporte de raqueta y así, comprenderás mejor este beneficio.

4. Fomentan la concentración

¿Crees que tus hijos tienen problemas para concentrarse en alguna actividad? Procura motivarlos para que practiquen deportes de raqueta.

Estas actividades contribuyen el desarrollo de la concentración, tanto en niños como en adultos, gracias a la atención continua que requieren los movimientos para ser ejecutados. Si se le quita la vista de encima de la pelota, probablemente todo el esfuerzo se echará a perder.

Cabe resaltar que el trabajo de la concentración depende del gusto de los niños por este tipo de deportes. Además, su estímulo y su desarrollo se dan de manera progresiva.

5. Permiten construir relaciones sociales

Uno de los principales beneficios de la mayoría de deportes, incluyendo los de raqueta, es el fortalecimiento de las habilidades sociales. En estos entornos, los niños suelen construir amistades con otros niños de su misma edad e incluso, con los entrenadores.

Sumado a lo anterior, los espacios de entrenamiento de los deportes de raqueta son lugares diferentes a la escuela o al hogar. De esta manera, los niños pueden percibir mayor motivación a la hora de interactuar con otras personas.

En pocas palabras, es una oportunidad que no se debe dejar pasar para tus hijos.

4 ninos felices en la cancha de tenis
Los deportes grupales ofrecen el beneficio extra de fomentar las relaciones sociales. Amplían los núcleos de pertenencia y mejoran la autoestima de los pequeños.

¿Cómo se adquieren los beneficios de los deportes de raqueta?

Los beneficios mencionados anteriormente se obtienen por medio de la práctica regular de cualquier deporte de raqueta. Sin embargo, debes tener en cuenta que algunas disciplinas hacen mayor énfasis en ciertos puntos.

Por ejemplo, el tenis de campo favorece a la ubicación temporal y espacial, mientras que el tenis de mesa se enfatiza en la capacidad de reacción.

Sin importar qué deporte de raqueta elijan tus hijos, la práctica debe ser constante, regular y sobre todo, entretenida para ellos.

Te podría interesar...
Los mejores deportes para niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Los mejores deportes para niños

Saber cuáles son los mejores deportes para niños es muy importante a la hora de decidir qué actividad deportiva pueden probar y practicar.