Batch cooking para madres

31 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Silvia Zaragoza
¿Dispones de poco tiempo para cocinar? Aprende a organizarte mediante el batch cooking para madres.

¿Con la casa, el trabajo y los hijos apenas te queda tiempo para cocinar? O quizás te sientes tan cansada que no apetece hacerlo. No te preocupes, tenemos la solución: el batch cooking para madres, que te permite planificar la semana y ganar tiempo mientras descansas o haces otras tareas.

Organiza el menú semanal, el primer paso del batch cooking para madres

Antes de todo, anota todos los platos que vas a comer durante la semana. Si lo que te faltan son ideas, recurre a revistas, libros o a blogs de cocina donde encontrarás infinidad de recetas. Incluso, puedes variar una misma receta cambiando los ingredientes. Empieza por poner primero los grupos de alimentos y luego conviértelos en platos.

Hazlo saludable siguiendo los consejos del plato de Harvard, ya que es muy visual y dispone de la versión vegetariana y vegana. Te recordamos que incluyas verduras y hortalizas en todas las comidas e intentes acompañarlas con legumbres, pescado, huevo o carne, preferiblemente blanca. Cada comida la puedes acompañar con una fuente de hidratos de carbono como patata, arroz, pasta o pan.Plato de harvard como uno de los métodos para el batch cooking.

También puedes recurrir a las conservas o los alimentos congeladosNo te olvides tampoco de los frutos secos, las semillas, el aguacate o las aceitunas. Te van a aportar fibra, vitamina E y grasas saludables.

¡La clave está en la variedad, no solo de alimentos también de cocciones! No existe únicamente lo crudo, el horno, el hervido y la sartén. Haz sopas o purés.

¡Ve a la compra con la lista hecha!

A continuación, anota todos los ingredientes que necesitas por tipo de ingredientes o secciones del mercado o supermercado. Así, no te olvidarás de nada y podrás comprar tan solo 2-3 días por semana según tus horarios o pedirlo por internet para que te lo traigan a casa. De esta manera, reduces el desperdicio de alimentos.

En el caso de las legumbres, te aconsejamos comprarlas ya cocidas enjuagándolas con agua si están envasadas en un tarro.

Dedica 2-3 horas a la cocina semanalmente: la clave de este batch cooking para madres

Escoge un día en el que estés en casa, como el fin de semana. O una mañana o tarde que tengas libre. Primero, lava todas las verduras y hortalizas bajo el grifo. Sécalas y córtalas como más te guste (en dados, bastones, rodajas o gajos). Si optas por el horno, coge una fuente grande y ponle aceite de oliva para que no se peguen. Precaliéntalo previamente y cocínalas al menos 20-30 minutos, comprobando cada cierto tiempo que estén blanditas con la ayuda de un cuchillo.Mujer comiendo una ensalada preparada con el método del batch cooking.

Otra opción es coger una olla y hervirlas para hacer una crema aprovechando el caldo. Las puedes triturar con legumbres, pollo o pescado, y aromatizarlas con hierbas y especias, hacerlas al vapor o bien saltearlas.

Mientras tanto, dora la carne y el pescado, o hierve unos huevos duros, unas patatas, pasta o arroz. Y, si lo que te gusta son las tortillas o los revueltos, bate los huevos y mézclalos con las verduras cocinadas.

Guárdalo en tuppers en la nevera o el congelador

Cuando hayas terminado de cocinarlo todo, déjalo enfriar y guárdalo todo en tuppers. En el caso de que lo congeles, ponles una etiqueta con la fecha. Así, solo será calentar y listo, o bien ponerlo en una bolsa y llevártelo al trabajo o donde tú quieras.

En conclusión, podrás disponer de más tiempo para ti y comer sano sin recurrir a lo primero que encuentres en la nevera. Y podrás controlar las cantidades de lo que comes cuando te asalte la ansiedad.