Ayuda a tu hijo adolescente a que se tome un descanso

24 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la psicopedagoga María José Roldán
La vida adolescente no es para nada fácil. Por eso, es importante que les enseñes a tus hijos a tomarse un descanso.

Los adolescentes viven con más presión de la que necesitan. A veces, ni ellos mismos se dan cuenta de ello. Hoy hay más presión que nunca sobre los adolescentes entre lo académico, las actividades extracurriculares, los deportes y las redes sociales. Es esencial que los adolescentes aprendan a desconectarse, relajarse y restablecerse, tanto para su salud física como mental. Deben aprender a tomarse un descanso.

Como los padres saben por sus propias vidas ocupadas y demasiado programadas, simplemente, reconocer que necesita tiempo para descansar y desestresarse no es suficiente.

Los padres deben alentar activamente a los adolescentes a tomar un descanso no solo para ayudarlos a superar este periodo de tiempo que a menudo es demasiado estresante, sino también para ayudarlos a adquirir herramientas para cuidar su salud social y emocional durante toda su vida.

Un descanso por lo menos una vez por semana

Los adolescentes de hoy casi no tienen tiempo de inactividad. Puede parecer que están teniendo un tiempo de inactividad mientras miran su teléfono o ven Netflix, pero este tipo particular de relajación no les permite la oportunidad de experimentar silencio o sentarse con sus propios pensamientos. Los padres también deben asegurarse de que los adolescentes tengan un tiempo de relajación saludable.

Tomar un descanso de una manera que no incluya estimulación es clave para que los adolescentes realmente se desestimen. Si la única forma en la que los adolescentes aprenden a relajarse o lidiar con momentos difíciles es llenando sus cabezas con las imágenes, pensamientos y opiniones de los demás, nunca aprenderán la habilidad esencial de escuchar y manejar su propia voz interior.Chico adolescente viendo la televisión.

La adolescencia es, a menudo, el momento en que los problemas a largo plazo con ansiedad y preocupación se vuelven más intensos. Los desafíos de la vida social y el aumento de las presiones académicas empujan a los niños hacia nuevas experiencias y responsabilidades, junto con el lado oscuro de la vacilación y la inseguridad.

Pueden surgir dificultades específicas de aprendizaje a medida que los estudiantes asumen tareas más complicadas o tienen que hablar en clase. Los deportes se vuelven más exigentes y las hormonas pueden causar estragos en la apariencia. Ya sea social, intelectual o física, cualquier cosa puede servir como fuente de preocupación.

Motiva a tu hijo a que tome un descanso real

Afortunadamente, hay muchas maneras de que los padres pueden alentar a tus hijos a tomar un descanso al menos una vez por semana. A continuación, vamos a explicarte algunas para que puedas ayudar a tu hijo adolescente a tomar un descanso.

Caminatas familiares

Caminar hace mucho bien al cuerpo y a la mente. Puede ser un tipo de ejercicio meditativo y es una oportunidad para salir a la naturaleza, que siempre es curativa. Caminar uno al lado del otro también es una excelente manera para que tu hijo adolescente se abra a ti sobre lo que tiene en mente.

Practicar yoga

El yoga es una forma perfecta de salir de la cabeza y entrar al cuerpo. Tener este tiempo programado para vosotros dos les puede dar a ambos la oportunidad de relajaros y, además, estrechar vuestro vínculo afectivo.

Meditación para el buen descanso

Sentarse en silencio durante unos minutos y concentrarse en la respiración puede ser una de las actividades más eficientes y rejuvenecedoras que un adolescente puede hacer.

Si un par de minutos de silencio es demasiado desafiante al principio, se puede comenzar con meditaciones guiadas descargadas en el móvil. Lo ideal es encontrar un pequeño rincón en la habitación o en el hogar que se use para este fin.Chica adolescente tumbada relajadamente aprendiendo a tomarse un descanso.

Noche semanal sin pantallas

Incluso, si puedes hacer que esto suceda durante un par de horas, será una oportunidad para que tu hijo adolescente aproveche formas más saludables de pasar el tiempo. Leer, dibujar, recuperar el sueño o jugar a las cartas con el resto de la familia puede ayudarle a relajarse en un nivel diferente.

Eliminar la tecnología de la habitación al acostarse

Incluso la presencia de tecnología en el dormitorio puede ser una distracción, ya sea que se esté utilizando o no. Los adolescentes nunca pueden relajarse realmente con los impulsos de verificar que su teléfono fluya constantemente.

Eliminar la luz azul de las pantallas tecnológicas también conduce a una mejor noche de sueño. El sueño reparador es más que necesario para los adolescentes, y es la forma más pura de conseguir un verdadero descanso y relajación.

Los adolescentes de hoy están lidiando con la estimulación constante y el estrés. Ayudar a tu hijo a tomar descansos reales es uno de los mejores regalos que puedes darle.

Tener el tiempo, el permiso y el estímulo para descansar es muy útil, y es una herramienta que tu hijo puede llevar a lo largo de la vida. Ser capaz de reducir la velocidad en la vida es una habilidad que no se enseña con demasiada frecuencia…