Arte Mukimono: platos infantiles para comer con los ojos

09 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la profesora Samanta Ruiz
Mukimono, un arte milenario que puede ayudarte a aumentar la ración diaria de frutas y verduras que tus niños consumen.

¿Arte a la hora de comer? ¿Qué es eso? Conoce cómo puedes aplicar y aprovechar el arte Mukimono para crear platos infantiles que los niños van a adorar.

El arte Mukimono es de origen japonés y es la técnica de tallado de frutas y verduras que se usa en las decoraciones gastronómicas, pero que tú puedes utilizar en casa. Usando este método puedes inventar platos infantiles nutritivos que a la vez sean coloridos para que los niños coman con placer.

Con este tipo de ideas podrás aumentar la ración diaria de frutas y verduras en la dieta de tu familia de una forma relajada y divertida. A este respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda cinco porciones diarias de estos alimentos.

Plan familiar para preparar platos infantiles con el arte Mukimono

Es importante que los niños participen en todo el proceso de preparación; desde la compra de las frutas y verduras hasta su limpieza. Háblales sobre los beneficios de comer productos saludables y cuéntales cómo también se podrían cultivar en casa.

Sandía tallada con el arte Mukimono.

Una vez tengáis todo listo, preparad juntos los platos infantiles aplicando las técnicas del arte Mukimono: pelar, recortar, dar forma a las piezas y presentarlas de manera original y diferente. Para ello, reúne las herramientas necesarias, como cuchillos, moldes y sacabocados, y elige qué frutas y verduras vas a usar.

El secreto de los colores

Está comprobado científicamente que un plato con colores variados tiene un alto valor nutricional y múltiples beneficios para la salud. A modo de orientación, aquí tienes un listado con las frutas y verduras más utilizadas para hacer combinaciones increíbles:

  • Rojo: fresas, sandías, cerezas, pimientos rojos, tomates, manzanas rojas, frutillas.
  • Verde: verduras de hoja, pepinos, aguacates, guisantes, brócolis, kiwis.
  • Anaranjado: zapallos, zanahorias, calabazas, naranjas.
  • Amarillo: limones, melones, choclos, piñas.
  • Azul y morado: arándanos, uvas, moras, ciruelas, berenjenas, repollo morado.
  • Blanco: legumbres, cebollas, coliflor, peras, bananas, apios.

Arte Mukimono en platos infantiles

A continuación, te dejamos algunas preparaciones muy fáciles de hacer que contienen ingredientes completamente naturales, nutritivos y saludables.

Recetas con frutas

  • Conejo de colores: sandía, melón, frutos rojos, frutillas.

Para hacer esta preparación se usa como base una sandía. Tienes que calar con un cuchillo dejando en la silueta dos largas orejas. Vacía el interior formando bolitas con un sacabocados. También haz bolitas de melones.

Coloca todas dentro del hueco de la sandía y agrega los frutos rojos y las frutillas ¡Tendrás la ensalada de frutas más colorida!

  • Brochetas, piruletas, helados: sandías, frutillas, manzanas, peras, piñas, kiwis.

Con moldes en forma circular, corta rodajas de frutas y colócalas superpuestas en un palillo de brocheta, intercalando distintos colores y texturas. Es importante seguir un patrón de colores para incluir variedad. Por ejemplo: blanco: una rodaja de manzana, rojo: 1 frutilla, amarillo: una rodaja de piña, verde: 1 rodaja de kiwi.

También puedes cortar triángulos de sandía, cuadrados de manzanas talladas e incluso redondeles o estrellas de piñas para colocarles un palito y hacer “helados de frutas”.

  • Puercoespín: pera, uvas verdes, moras.

Pela una pera que esté bien firme y corta una rebanada a lo largo para que quede bien apoyada. Pincha en la fruta uvas verdes con palillos de madera, que serán las espinas del bichito. En la parte angosta de la pera, colócale la nariz y los ojos con pequeñas moras.

Recetas con verduras

  • Florero multicolor: zanahorias, pepinos.

Corta con los moldes flores y corazones de zanahorias y pepinos, pínchalos en palillos largos y colócalos en un florero, en lugar de la ensalada.

Cisne hecho con fruta gracias al arte Mukimono.
  • Bastones de verduras: zanahorias, apios.

Para armar esta decoración, corta en finos bastones las zanahorias y los cabos de los apios y colócalos en un frasco para que los niños los agarren con la mano para comerlos en lugar de una ensalada. Puedes agregar un recipiente con salsa mayonesa casera para que unten los cabitos y sean más deliciosos.

  • Ovejitas en el campo: coliflor, patatas, lechuga.

Hierve patatas pequeñas y coliflor. Enfría todo y rocía con limón. Luego, separa las flores de la coliflor en racimos redondos del tamaño de una pelota de tenis. Córtale una base plana y apoya en el plato sobre una cama de lechugas; ese será el cuerpo de la oveja. Pínchale una patata pequeña a modo de cabecita y márcale los ojitos y la boca.

  • Tallado de frutas y hortalizas: manzanas, sandías, zapallos

Cala la fruta para hacer caritas o animales hará que la pieza se vea más tentadora. Incluso, puedes tallar la cáscara de la sandía con motivos infantiles o vaciar el zapallo para hacer la calabaza para Halloween. ¡Será muy divertido!

En definitiva, el secreto del arte Mukimono consiste en tener la imaginación suficiente para combinar las texturas, las formas y los colores de modo atractivo para los ojos de los niños. La idea de estos platos infantiles es provocar en los peques un deseo irresistible de comerlos con solo mirarlos. ¿A qué esperas para poner en práctica esta técnica?