Aprende sobre el lenguaje de signos

Gladys · 4 diciembre, 2016

La lengua de signos es un tema que pocos conocen y que a muchos les interesa, en especial si tu hijo requiere usar este idioma. En este artículo lo sabrás todo.

La comunicación es parte del ser humano. A través de esta acción las personas interactúan entre sí para poder entenderse. Este proceso se da mediante el uso de lenguajes, que son sistemas de signos lingüísticos compartidos entre personas.

Los cinco sentidos son protagonistas durante este proceso, no obstante, existen personas que no pueden utilizar alguno de estos. Es por y para ellos que se usan diferentes métodos, garantizando la igualdad en la comunicación.

Cuando un niño o adulto es sordo significa que tiene poca capacidad auditiva o simplemente no escucha nada. Frente a esta circunstancia recurren al lenguaje de señas. Aquí te mostramos los aspectos más relevantes que debes saber sobre este tema.  

original

¿Qué es el lenguaje de señas?

Esta forma de comunicación se define como una lengua natural, que tiene una gramática específica. Se logra a través de gestos y movimientos con las manos, los labios combinándolos con el resto del cuerpo.

Algunos señalan que este lenguaje fue creado durante el siglo XIV por el médico italiano Heromino Cardano. Seguidamente diferentes especialistas fueron aportando ideas para clarificar y perfeccionar el método.

Es importante destacar que la lengua de signos no es universal y varía de acuerdo al país. Hay diferencias lingüísticas según la zona geográfica, tradiciones y costumbres de la sociedad según donde viva la persona.

¿La lengua de signos es un idioma?

Esta suele ser una de las interrogantes más comunes y la respuesta a ella es un rotundo sí. Tras un largo proceso legal en España se promulgo la ley 27/2007 donde se decreta que es un idioma.

Dicho acuerdo estableció que se deben fortalecer los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas. Hoy en día las organizaciones de derechos humanos rescatan la importancia del lenguaje de señas.

Aunque este idioma no es igual en cada nación, el mismo comprende unas pautas claras y una estructura a seguir. La comunicación mediante señas recoge una serie de valores que deben respetarse y códigos que se han legitimado en el tiempo.

El alfabeto dactilológico es una herramienta que todos debemos conocer

alfabeto-manual

El alfabeto dactilológico no es más que la representación gestual de las letras que integran el castellano. A través de este canal, las personas pueden transmitir cualquier palabra sin ningún problema.

Para representarlo, se aconseja usar la mano en la que se tenga mayor fuerza y destreza. Los gestos han de realizarse a la altura de la barbilla, todo esto sin olvidar que en los labios es fundamental decir cada letra.

El uso del alfabeto es recurrente cuando se requiere deletrear nombres, o incluso algunos conceptos que otros no conocen. La Lengua de Signos Española (LSE), tiene la potestad de incluir neologismo; es decir agregar una palabra nueva cuando lo considere necesario.

Curiosidades del lenguaje de señas

Una de las cosas que muchas personas desconocen es que en este idioma no existen los articulos. Es decir las palabras “la”, “el”, “lo”, “un”, “una”, no tienen un signo. Esto puede ser una dificultad para aquellos que deseen aprender este sistema.

Por otra parte, es preciso tener en cuenta que un sordo puede leer en los labios un 30% de las palabras que se dicen en una conversación. Teniendo siempre en cuenta la similitud que persiste entre una y otra.

Otro aspecto a considerar es que un gesto no siempre es suficiente para indicar una palabra. Es muy común utilizar más de uno para decir alguna cosa específica, haciendo además un esfuerzo corporal para enviar el mensaje correcto.

db6a742b-838b-4b13-82be-9a31da324042

Cada quien tiene su signo

En vez de tener que deletrear cada nombre a través del alfabeto dactilológico, cada persona tiene su propia seña que lo identifica de los demás.

No todos los sordos conocen la lengua de los signos. De acuerdo a sus posibilidades y entorno estos adquieren este tipo de conocimientos. Es muy fácil toparse con alguien que sufre de hipoacusia  y no saber cómo expresarse con el resto de su propio ambiente.

Buscar un intérprete es la mejor solución cuando no sabemos expresarnos mediante las señas, en especial si queremos ayudar alguien con esta condición en una determinada situación. Aprenderlo no hará personas mas integradoras.