Aprende el lenguaje gestual de tu bebé

La dificultad de poder comprender las necesidades del bebé es el mayor miedo y frustración de muchas madres. Sin embargo, es necesario abrir la mente y prestar atención para poder comprender que los bebés tienen muchas formas de expresar lo que les sucede o lo que quieren por medio del lenguaje gestual.

Principalmente al no poder hablar, los niños se expresan a través de su cuerpo. Y tú al tener conocimiento de estos pequeños gestos podrás reconocer enseguida qué le pasa o qué quiere tu bebé.

Llorar es el medio de comunicación más conocido de los bebés, pero no el único. Los bebes especialmente se anuncian a través de movimientos corporales, sonrisas, gestos y sonidos que emiten para llamar tu atención.

Por lo general, las señales del bebé serán más intensas cuando las dirige a los padres. Contigo llorará más fuerte, pero a la vez te dedicará también sus mejores sonrisas. Sobre todo al separarse o al recibirlo luego de haber estado al cuidado de otras personas.

El lenguaje del bebé inicia con sus gestos

lenguaje 1

Todos los bebés hacen gestos, demuestran actitudes y emiten sonidos para que lo puedan comprender, por ejemplo: cuando está jugando, si desvía la mirada, gira la cabeza, o se arquea hacia atrás, son modos de decir que necesita un descanso y que prefiere seguir jugando más tarde.

El llanto no solo quiere decir que siente hambre, también puede significar tener frío, estar mojado o cansado. Cada bebé tiene su forma de llorar para señalar estas molestias y poco a poco las identificarás. Ten paciencia para ir reconociendo estos pequeños gestos.

Un bebé puede utilizar varias formas para demostrar lo que desea. Si tu bebé sonríe, mientras están juntos, eso demuestra que se siente bien, que está cómodo, contento y posiblemente tenga ganas de continuar así un rato más. Te darás cuenta de que descubrir estas señales del bebé te resultará muy útil a la hora de establecer rutinas como la de irse a dormir y saber cuándo necesita que lo ayudes a conciliar el sueño.

Cercano a los ocho meses, posiblemente notarás que tu hijo se cuelga de tu cuello y comienza a llorar cuando se acercan tus amigas o el pediatra, esto indica que ya sabe distinguir entre gente conocida y desconocida, y que sencillamente los extraños le dan miedo.

El amor hacia un recién nacida es simplemente una de las cosas más hermosas del mundo

-Autor desconocido-

Con el paso del tiempo percibirá que lo saludan amistosamente y se irá acostumbrando a la idea, además eventualmente los aceptará, pero a su tiempo.

Es muy importante tener en cuenta que las mismas señales pueden tener diferentes significados en distintos bebés. Por eso, aprender a interpretar a tu bebé requiere, a veces, de tiempo, dedicación y paciencia.

Poder responderle correctamente, conlleva a una gran dosis de afectividad y fortalecerá el vínculo. La clave para esto es ser muy observadora y armarse de paciencia para descifrar el idioma personal de tu bebé.

lenguaje 2

Enseña a tu bebé el lenguaje de señas

Es importante ir siempre al ritmo del bebé y hacer que se divierta. El momento ideal para empezar es cuando tu pequeño comience a poner interés en comunicarse. Notarás que se vuelve más sociable, comenzará a balbucear, y a hacer sonidos y expresiones para atraer tu atención.

Cuando digas una palabra, haz también un signo o señala lo que estás nombrando. Usa siempre el mismo signo, repítelo varias veces y pon énfasis en la palabra clave, a la vez que haces el signo, para que tu bebé vea y escuche claramente la conexión entre los dos.

Al cabo de unos días, puede que tu bebé empiece a hacer él solito el gesto, aunque también podría tardar varias semanas, por eso lo ideal es tener paciencia. Transfórmalo en algo divertido para tu bebé. Es más probable que tu bebé aprenda si disfruta lo que está haciendo.

Algunos signos que puedes probar

Diferentes especialistas recomiendan algunos grupos de signos. El programa Sign with your baby (“Haz señas con tu bebé”) está basado en el lenguaje de signos estadounidense, mientras que el programa Baby Signs (“Signos para bebés”) usa un conjunto de signos sencillos diseñados especialmente para los bebés.

Cualquiera de estos sistemas funcionará, así como también funcionaría un sistema inventado por ti. Cualquier gesto que obviamente imite el significado de la palabra funcionará bien, aquí tienes unos ejemplos:

  • “Comida”: coloca las puntas de los dedos sobre los labios.
  • “Se acabó”: alza las manos hacia los lados, palmas hacia arriba.
  • “Miedo”: date palmaditas sobre el pecho.
  • “Caliente”: estira el brazo como para tocar algo, y en seguida recógelo rápidamente.
  • “¿Dónde está?“: encógete de hombros, con las palmas de las manos hacia arriba.
  • “Conejo”: arruga la nariz y enseña dos dedos.
  • “Automóvil”: gira un volante imaginario.
  • “Libro”: junta y abre las dos manos (palmas hacia arriba).
Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar