Amenorrea secundaria: causas y tratamiento

Fernando Clementin · 11 diciembre, 2017
Ante la ausencia prolongada de la menstruación, toda mujer tiende a pensar que está embarazada. Sin embargo, la amenorrea secundaria supone este mismo síntoma sin necesidad de que exista un embarazo. A continuación, describimos sus características y causas principales.

La amenorrea secundaria es una afección que se produce cuando una mujer que suele tener ciclos menstruales regulares deja de tenerlos durante seis o más meses. Hoy repasamos los síntomas, las causas y de qué manera se trata.

La amenorrea secundaria se diferencia de la amenorrea primaria porque se refiere a la ausencia del período menstrual durante un tiempo determinado en mujeres que ya poseen un ciclo regular. La primaria, en tanto, es la ausencia de este período en adolescentes que ya deberían tenerlo, ya sea por edad o por haber atravesado otros cambios característicos de la pubertad.

Algunos síntomas que pueden sugerir el padecimiento de esta enfermedad, más allá de la ausencia lógica de la menstruación, son los siguientes:

  • Cambios en el tamaño de las mamas o secreción de líquido.
  • Aumento o pérdida de peso en proporciones considerables.
  • Dolor de cabeza y malestar.
  • Sequedad vaginal.
  • Cambios en la voz.
  • Crecimiento acelerado de vello (hirsutismo).

¿Cuáles son las causas de la amenorrea secundaria?

La amenorrea secundaria puede tener su origen en una o varias de las siguientes condiciones:

Embarazo

Es la razón más común. Se interrumpe la menstruación, ya que el embrión implantado en el útero sintetiza beta-HCG, que estimula la producción de progesterona e impide que el endometrio se desprenda.

La menstruación postparto llega después de la cuarentena.

Síndrome de ovario poliquístico

Es la segunda causa más frecuente de la amenorrea secundaria. Se produce por un desequilibrio hormonal que incide en la producción regular del período menstrual.

Insuficiencia ovárica

Se da cuando las funciones del ovario se ven reducidas, incluida la producción de hormonas. En general, si se extiende durante más de seis meses, la insuficiencia ovárica es señal de menopausia.

Alteraciones hormonales

El síndrome de Cushing, el hipertiroidismo o el hipotiroidismo también pueden ser causantes de la amenorrea secundaria.

“El síndrome de ovario poliquístico, que produce un desequilibrio hormonal, es la segunda causa más frecuente de la amenorrea secundaria”

Tumores ováricos

Hacen que el ovario no funcione correctamente. Son más comunes en la menopausia, por lo que la ya normal ausencia de menstruación dificulta su detección.

Lactancia 

También por cuestiones hormonales estar en el período de lactancia puede causar la ausencia de la menstruación. En este caso, es la prolactina la que inhibe la producción de GnRH (hormona liberadora de gonadotropina), cuyas cantidades más altas se dan durante la preovulación.

El peso, la grasa corporal y los trastornos alimenticios

El peso es un factor determinante en el ciclo menstrual, así como la grasa corporal. El exceso de peso o de grasa, tanto como la pérdida repentina de ambos en grandes cantidades, puede provocar la alteración del ciclo menstrual.

Sin embargo, si se cae en un cuadro de bulimia o anorexia, la amenorrea secundaria puede ser un desencadenante y provocar la total desaparición del período. Es recomendable seguir las recomendaciones médicas para acercarnos a nuestro peso ideal.

Problemas emocionales

Las mujeres que sufren de ansiedad, angustia u otro problema emocional severo son más propensas a sufrir esta afección.

La ingesta de fármacos

Algunas drogas presentes en medicamentos, como el busulfano, fármacos quimioterapéuticos para el cáncer, el clorambucilo, la ciclofosfamida o la fenotiazina también pueden causar la ausencia de la menstruación.

Asimismo, aparte de los mencionados, no debemos olvidar que también existen otros factores que pueden incidir en la ausencia de la menstruación.

La amenorrea secundaria es la desaparición del período por un tiempo prolongado.

¿Cómo se puede detectar la amenorrea secundaria?

Es detectable a través de diferentes exámenes, como pueden ser:

  • Análisis de sangre para determinar el nivel de ciertas hormonas como el estradiol, la hormona folículoestimulante, la prolactina o la testosterona.
  • Resonancia magnética o tomografía computarizada para detectar tumores.
  • Ecografía de la pelvis o ecohisterografía.
  • Biopsia endometrial.

“Generalmente, la amenorrea secundaria se supera sin mayores complicaciones siguiendo el tratamiento adecuado”

¿Cómo se trata la amenorrea secundaria?

El tratamiento de la amenorrea secundaria dependerá casi exclusivamente de su causa. Es decir, si la afección fue causada por hipertiroidismo, la cura de este problema acabará siendo también la solución para la amenorrea secundaria.

Una vez más, como lo hacemos habitualmente, remarcamos la importancia de realizar una consulta médica ante la reiteración de la ausencia del período menstrual. Ya sea por embarazo o por alguna otra razón, el médico indicará el camino que corresponda seguir.

Por lo general, la amenorrea secundaria se supera sin mayores complicaciones siguiendo el tratamiento adecuado.

En cuanto a su prevención, los expertos destacan la importancia de llevar un estilo de vida saludable, con una alimentación equilibrada, un régimen de descanso adecuado y la práctica frecuente de actividad física, que contribuye también a reducir los niveles de estrés.