Cómo ahorrar en la compra del supermercado

Pedro 1 marzo, 2017

Todos vamos buscando poder ahorrarnos dinero en las cosas que compramos. De algunas de ellas podemos prescindir pero, comer no es una. Está claro que comer es una necesidad básica del ser humano y hay que hacerlo todos los días. Y la llegada del peque no hace más que encarecer el gasto. Por eso es importante saber ahorrar en la compra del supermercado.

Debemos tener claras una serie de medidas cuando vayamos a comprar. Los supermercados se encargan de hacer estudios de marketing y comportamiento; esto está detrás de cada producto, precio y colocación. Nada es por casualidad, cada cosa está en un sitio estratégico para llamar nuestra atención e incitarnos a comprar.

¿No os habéis dado cuenta de que a veces cuando entramos al supermercado las cosas están cambiadas de sitio? Sí, así es, por esa razón se hace, para que nos cueste más buscar lo que queremos y encontrarnos con otros productos que nos puedan interesar. Todo está pensado.

Por eso estad atentas, que vamos a ver una serie de consejos que nos ayudarán a la hora de ahorrar en la compra del supermercado.

Consejos para ahorrar en la compra del supermercado

Nunca vayas a comprar con el estomago vacío y ve sin niños

Si vamos con hambre, esto influirá en que cojamos más alimentos de los que necesitamos. Además, tenemos tendencia a coger alimentos que no son buenos para nuestra salud, como los aperitivos, galletas o chucherías.

Por la misma razón es mejor ir sin niños. Ellos pedirán golosinas y alimentos que no son los más adecuados. Para evitarnos enfados, iremos solos.a

Llevar siempre una lista con lo que necesitamos

Nos ayudará a que no se nos olvide lo que queríamos comprar y además nos permitirá saber qué artículos no están en la lista. Si hay algún producto que se nos olvidó poner en nuestra lista, lo podemos coger, pero si no es así, es mejor pensar si realmente lo necesitamos. Así estaremos tomando la decisión de comprarlo o no de manera consciente y no adquiriremos de forma compulsiva.

Revisar los precios de los mismos productos en varios supermercados

Si comprobamos los precios en varios supermercados, podremos asegurarnos de ir a comprar allí donde el producto sea más económico. Un mismo alimento puede estar más caro en un establecique en otro. Si tenemos que comprar la fruta y verdura en uno y la carne en otro, pues lo hacemos si esto nos supone un ahorro.

Observar los precios mirando el precio unitario

Debemos de fijarnos en el precio unitario (por kilos, litros, o unidades). Porque a veces nos ponen que es un formato ahorro o pack familiar y realmente sale al mismo precio, sólo que tiene un mayor volumen.

Prueba otras marcas más económicas

Muchas veces los supermercados tienen marcas blancas en las que los productos son muy buenos, incluso a veces los fabrican las mismas empresas que las marcas conocidas. Ve probando y compra las productos que sean buenos, simplemente, más allá de marketing e ideas preconcebidas.

Fíjate en si hay productos con descuento

A veces una fecha de consumo próxima hace que haya importantes descuentos en un producto. Si sabes que lo vas a gastar de forma inmediata, es una buena manera de ahorrarse un dinero.

Elegir entre comodidad o precio

Hay productos como la lechuga que ya viene cortada y lavada, pero el precio puede ser hasta 4 veces mayor que si compras una lechuga normal. Lo mismo pasa con otras frutas y verduras o platos ya preparados. Si disponemos de tiempo, es preferible complicarnos un poco y ahorrar.

Llevar nuestras bolsas para meter los productos que compremos

Aunque parece un gasto ridículo, muchos supermercados cobran las bolsas a 5 y 10 céntimos por cada bolsita. Este dinero es dinero perdido. Aunque las usemos para tirar la basura, nos saldría más rentable comprar las bolsas que sirven para tal efecto.

Con estos consejos ahorrar en la compra del supermercado será más fácil. A veces las prisas y el ir rápido no ayudan a ahorrar. Además, con niños todo se vuelve más complejo. Si ya tenías cuidado a la hora de comprar para rebajar gastos, es posible que hayas conocido a través de esta lista algún truquillo nuevo. Y sino, toma buena nota, porque en un futuro podría aparecer gastos extra e inesperados que te compliquen la vida. Con los peques nunca se sabe.

Te puede gustar