Cómo afrontar la llegada de un hermanito

Carmen 16 agosto, 2016

Cuando va a llegar un nuevo hermanito siempre se producen innumerables cambios en la vida familiar. Ya antes de nacer los padres le estamos dedicando mucha atención y a los hermanos les cuesta aceptar la llegada de un nuevo miembro en la familia.

Los hermanos mayores, sobre todo cuando son muy pequeños, pueden sentir pronto todos esos cambios y sufrir los clásicos celos al pensar que les están desplazando por el nuevo bebé. Por eso tenemos que saber cómo actuar ya desde el embarazo para poder ayudarles en esta nueva situación.

Los celos son un sentimiento natural que tienen que pasar los niños pero podemos ayudarles a superarlos de una manera menos dramática. Si tomamos algunas medidas pronto los niños crearán un vínculo con su nuevo hermanito y disfrutarán de la nueva vida familiar.

Hay que tener en cuenta que cada niño reacciona de manera diferente: unos comienzan con celos y rabietas, otros dejan de hablar e incluso otros empiezan a portase mal. Lo mejor es explicarles ya en el embarazo con un lenguaje sencillo lo que está ocurriendo para prevenir problemas futuros.

También es muy bueno incluirles lo antes posible en la preparación de la llegada a casa del nuevo hermanito. Podemos dejarles que nos ayuden a pintar la pared de la habitación del bebé con un color elegido por ellos o llevarles cuando vamos a comprar la cuna o la bañera.

Durante el embarazo

Es complicado explicarles a los niños sobre todo cuando son muy pequeños que van a tener un hermanito. Los niños no pueden entender la razón por la que su madre ahora va a tener otro niño y se ahogan en un mar de dudas y preguntas.

Una buena forma de comenzar a explicárselo es ir adaptando nuestros comentarios sobre el futuro bebé al lenguaje del niño. También es bueno dejarse llevar por las preguntas del niño e ir contestándolas de manera sencilla pero clara.

brothers-457234_640

 

También se les pueden enseñar fotografías de cuando era pequeño y de las diferentes etapas por las que ha pasado desde pequeño. Además también puede ayudar jugar con él a pensar en nombres posibles para el futuro bebé.

Buenas ideas son también enseñarles libros con ilustraciones que expliquen la llegada de un bebé a casa o hacer con ellos dibujos sobre cómo ven ellos a su futuro hermanito. Normalmente los niños creen que pronto los bebés crecerán y jugarán con ellos y se llevan una decepción cuando ven que solo duermen y lloran en los primeros meses.

La llegada del hermanito a casa

El momento más conflictivo es cuando llega el bebé a casa porque todos centran su atención en él. El niño puede pensar que ha pasado a un segundo plano. Por eso hay que adoptar medidas para facilitar que acepte la nueva situación como pedir a los familiares que también le digan algo a él, no solo al bebé cuando vengan de visita.

Una de las mejores ideas es dedicarle algún ratito al día solo para él como puede ser la hora del cuento antes de acostarse o llevarle en solitario al zoo o al parque.

padresyniño

Hay que prepararse para que nos pregunte algún día cuando hay que devolver al niño del hospital. A veces piensan que es una situación provisional y que pronto su vida volverá a ser tan tranquila como antes.

En ese momento es bueno explicarle que el bebé es su hermanito y forma parte de la familia y que no va a volver al hospital. Tiene poco a poco que aceptarlo y establecer con él un vínculo de afecto como hermano mayor.

También hay que contar con que dé paso hacia atrás en etapas superadas y que te pida por ejemplo de nuevo el biberón o el chupete. No hay que preocuparse ni reprenderle por su actitud porque seguro que tarde o temprano lo dejará cuando vea que no llama con ello la atención.

También hay que intentar que cree ese vínculo con el bebé cuidando de que no le agobie con abrazos y achuchones. Por ejemplo que te ayude a dormir al bebé meciendo la cuna y poniéndole el chupete. Esas actividades le ayudarán a sentirse útil y a aceptar al bebé.

Una de las cosas más importantes es ser cariñosa con los dos y recordar que sigue siendo muy pequeño aunque hay nacido su hermanito. Ya verás como poco a poco le aceptará y todos juntos podréis disfrutar de la nueva situación familiar.

 

Te puede gustar