Adolescentes y confinamiento: cómo lo viven ellos

09 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López
Los adolescentes no llevan bien el estar en cuarentena tanto tiempo. Si ya a los adultos nos supone un esfuerzo, aún lo es más para ellos, que están en la etapa de la socialización y necesitan relacionarse. ¿Cómo podemos ayudarlos a llevar mejor la situación?
 

Adolescentes y confinamiento: ¿cómo llevan ellos esta situación tan complicada en esta etapa de sus vidas en la que necesitan independencia, conforme van pasando las semanas con el estado de alarma por el coronavirus? La convivencia obligada va ocasionando sus efectos sobre las relaciones en la familia.

Estar en cuarentena con hijos adolescentes puede resultar complicado, y los pequeños conflictos que había hasta ahora se pueden convertir en batallas. El verse forzados a convivir semanas con los padres en el momento vital que están pasando (búsqueda de su independencia), va a hacer que los adolescentes sean uno de los grupos a los que más les va a costar este encierro.

¿Cómo podemos hacerles entender a los adolescentes que esta es una situación pasajera y que terminará?

Todos estamos pasando por una situación difícil y que a nadie nos gustaría viviendo. Pero los adultos somos capaces de resignarnos ante ella y llevarlo de otra manera diferente a ellos. Los adolescentes necesitan salir porque el cuerpo se lo pide; están en la etapa en la que necesitan relacionarse con sus amigos, y ahora no pueden salir de casa.

Tenemos que dejarles claro que este confinamiento no es un capricho nuestro, sino que es una situación difícil y que todos tenemos que quedarnos en casa para poder superarla.

Adolescente mirando por la ventana durante el confinamiento.
 

En la actualidad, vivimos una vida en la que la inmediatez está a la orden del día; todo lo queremos aquí y ahora y, en esta situación, que nos toca esperar y ser pacientes, nos cuesta, sobre todo a los adolescentes.

Adolescentes y confinamiento: ¿cómo podemos llevar la situación de la mejor manera?

Durante estas semanas surgirán roces con nuestros hijos adolescentes, pero tenemos que intentar que estos no dejen marcas que se prolonguen en el tiempo.

  • Los adolescentes, en su estado de rabia y enfado, pueden decir muchas cosas, pero es importante que no nos lo tomemos como algo contra nosotros, sino que es consecuencia de la impotencia y rabia de no poder salir.
  • Las confrontaciones serán inevitables durante este encierro. No se trata de dar explicaciones racionales, sino de parar esa impulsividad y necesidad de estar con sus amigos, y tener sus momentos de desconexión con sus iguales.
  • Tendremos momentos para compartir en familia, pero también debemos permitirles sus momentos de soledad e intimidad en su habitación.
  • Es mejor que durante esta situación no persistamos en discusiones que a al final no nos van a llevar a nada y ceder de vez en cuando.
  • Es momento de escucharlos y atenderlos, sin prisas, y, por supuesto, dejarles su tiempo.

Consejos para facilitar a los adolescentes el confinamiento

Ponerse en su lugar

Ahora más que nunca, debemos ponernos en su lugar. La adolescencia es una etapa de inseguridades y cambios. Sus prioridades a esta edad están basadas en el aspecto social, por lo que esta situación les resulta aún más complicada.

Adolescente hablando por el móvil con sus amigos durante el confinamiento,
 

Conversar con los adolescentes sobre el confinamiento

Debemos tener en cuenta que los adolescentes no se encuentran en el mismo punto de madurez que los adultos, y esto les resulta más complicado de sobrellevar. Es importante explicarles que el hecho de quedarnos en casa está salvando vidas, y que necesitamos su ayuda para colaborar en casa por que no podemos hacerlo todo nosotros.

Explicarles que esto no son unas vacaciones: establecer un horario

No hay que levantarse al mediodía e ir directo al sofá con el móvil en la mano. Hay que decirles la importancia de mantener unas rutinas durante estos días. Tampoco es cuestión de que madruguen, pero sí levantarse a una hora prudente y aprovechar la mañana para hacer las tareas escolares. De esta manera, tendrán la tarde libre para hacer lo que les apetezca.

Necesitan su momento de socialización con el móvil, pero sin abusar

Tiene que haber tiempo para todo; también para hablar con sus amigos o jugar con ellos a través de juegos online. Aunque tienen que saber que se debe hacer un uso racional y, si en los horarios lo habéis dejado claro, este paso está conseguido. Ellos serán los que se gestionen el uso del móvil sin abusar.

Los adolescentes y el confinamiento son dos conceptos que no se llevan bien. Pero, si ponemos en práctica estos consejos, seguro que estas semanas serán más llevaderas y evitaremos los conflictos innecesarios. Ahora toca luchar todos juntos y quedarnos en casa. Ánimo y paciencia.