Cómo actuar ante el miedo de los niños

Gladys · 21 octubre, 2015

Los miedos pueden agobiar tarde o temprano a nuestros hijos, es por ello que debemos saber cómo actuar ante el miedo de los niños para aplicar mecanismos  que ayuden a reconocer cuando efectivamente se está en presencia de una situación de riesgo o cuando se siente temor por fantasías propias de la edad.

El miedo de los niños suele ser temporal y cambiante, esta experiencia por más desagradable que sea forma parte de su crecimiento. Todo ser humano necesita identificar el momento en el que se manifiesta el temor para enfrentarlo y finalmente vencerlo.

Estar pendiente de los miedos de nuestros hijos y de las razones que los originan es una tarea a tiempo completo para las madres. Es muy importante participar activamente con nuestros hijos para identificar los miedos y trabajarlos haciendo uso de varias herramientas que permiten  minimizarlos o destruirlos completamente.

El miedo de los niños debe manejarse positiva y asertivamente, de lo contrario pueden transformarse en un problema más complejo tal como la fobia.

Cuando los niños están pequeños, son más vulnerables y siente el temor hacia cosas o circunstancias, durante su crecimiento se van haciendo más independientes y menos propensos a los temores

Razones por las cuales los niños sienten miedo

Los niños permanentemente tienen deseos de conocer el mundo exterior y en algunas oportunidades los resultados no son “nada placenteros” ocasionando el miedo.

El miedo puede ser ocasionado por elementos o eventos que ocurren en el ambiente donde usualmente se desenvuelven nuestros hijos para hacer sus actividades de rutina (colegio, lugares de recreación, hogar, etc.)

Ninguna persona está exenta experimentar situaciones negativas  o elementos que le causen temor  es por ello que debemos ser empáticos para comprender a nuestro pequeño hijo y poder ayudarlo brindándole la información necesaria para que actúe con sensatez ante cualquier acontecimiento que le perturbe.

Generalmente todo lo que resulte diferente e inexplorado a nuestros pequeños hijos puede desencadenar “los miedos infantiles”, dado que, desconocer cómo enfrentar estas situaciones los hace sentir vulnerables y en consecuencia generarles  mucha tensión.

Consejos para actuar ante el miedo de los niños

shutterstock_162527033

  • Conocer qué es el miedo y cómo funciona facilitará tu actuación en el momento de enfrentarse a la situación.
  • Analizar la magnitud del miedo que los perturba es importante para poder aplicar los correctivos o solicitar la ayuda de un profesional.
  • Mostrar comprensión. Para lo cual deberás acercarte, abrazarlo y protegerlo, además de brindar amor, entenderá que si tú no temes él no tiene que temer.
  • Proporcionar información explicándole cómo debe enfrentar las situaciones, en qué momento debe ser prudente y demostrar porque no debe existir miedo irracional lo llevará a la calma luego del tenso momento.
  • Enfrentar la situación:  gradualmente se debe intervenir en la problemática haciéndole frente, dependiendo de la situación demostrarle que nada grave pasa e incitarlo a que intente participar contigo (si la situación no genera ningún riesgo para ambos por supuesto).
  • Educar para que entienda cuándo es necesario ser prudente ante un peligro potencial, esto debe explicarse muy bien sin crear ningún tipo de alarma. No se trata de eliminar los miedos, sino de manejarlos y controlarlos ante determinadas circunstancias.
  • Evitar exteriorizar nuestros propios miedos ante nuestro hijo con el objeto de no agregar más carga negativa a la situación. Es importante recordar que la figura de la madre para un niño representa seguridad, confianza y hasta en cierto punto invencibilidad.
  • Las lecturas, películas o conversaciones deben ser adecuadas, evitar el contacto del terror y violencia es una buena medida para disminuir este tipo de eventos.
  • Nunca debemos minimizar su temor: restar importancia o burlar sus sentimientos los hace aumentar su vulnerabilidad.
  • Hablarle abiertamente sobre las cosas que lo atemorizan, por ejemplo: que los monstruos o brujas son inventos es altamente recomendable, el conocimiento para ayudarlo a diferenciar la realidad y la fantasía es vital para estructura de vida.
shutterstock_232580572

Si a pesar de haber implementado todas las medidas antes mencionadas, tu pequeño niño aún sigue teniendo continuos episodios de miedo, y dependiendo de la frecuencia e intensidad de los mismos, será necesario que se realice la consulta con un especialista para que haga una evaluación de la situación y aplicar las terapias específicas para el caso.