Actividades de educación financiera para niños

Astrid Moreira·
05 Enero, 2020
Cada vez existen más casos de emprendedores que comienzan desde muy temprana edad, por lo que aprenden de forma temprana a cómo administrar correctamente su dinero. Por ello, es fundamental que los padres realicen en casa actividades de educación financiera para niños.
 

Antiguamente, no se le daba tanta atención a las actividades de educación financiera para niños pero, en la actualidad, dichas actividades han tomado más importancia. Esta habilidad les permite poder tener una buena administración del dinero en el futuro y en su vida profesional.

Es por esto que queremos contarte que los niños que aprenden esta habilidad tendrán la facilidad de saber ahorrar y administrar su dinero a medida que van creciendo. Esto causará que puedan tener una relación sana con el dinero. Además, pueden aprender con actividades fáciles y recreativas, pero dependerá de los padres tener la disposición de enseñar, debido a que estos conocimientos no se enseñan en el colegio.

No esperes más y organiza tu tiempo para que tus hijos puedan emprender esta grandiosa actividad, ya sea con juegos o, incluso, con actividades hechas por ti misma.

Consejos para realizar actividades de educación financiera para niños

Se pueden llevar a cabo diferentes actividades para practicar la educación financiera con los niños, pero unas son más efectivos que otros. Algunas de los más recomendadas pueden ser jugar a empezar un negocio o una tienda con dinero ficticio, de forma que los pequeños puedan aprender a identificar y manejar el dinero de una forma fácil y lúdica.

Niña vendiendo limonada en un puesto como parte de las actividades de educación financiera.
 

Otra de las opciones que podemos poner en práctica, aunque sea un poco difícil, es dejar pagar a los niños al momento de comprar algo. Aunque esto puede ser mejor opción una vez ya hayan adquirido algunos conocimientos sobre finanzas.

1. Monopoly

Jugar al Monopoly es educativo, práctico y divertido. Además, una de las mejores lecciones que pueden aprender de este juego es la planificación previa antes de los gastos. Es decir, antes de gastar, aprenden a definir una estrategia. Es fácil empezar a jugarlo, siempre recordando que, en el Monopoly, el que tiene una estrategia ahorrativa es el que gana.

2. Mini venta de garage

Es primordial que los niños aprendan a no aferrarse a lo material para que, así, puedan tener una conexión más sana con el dinero. Es por eso que lo más recomendable para las vacaciones o tiempos libres es organizar una mini venta de garage donde los niños puedan participar.

La idea es que los pequeños identifiquen los objetos o juguetes que todavía usan y cuáles no. Después de seleccionarlos, es importante ayudar a los niños a vender los juguetes en buen estado para que puedan ahorrar su dinero.

Enseñar a los niños a no aferrarse a lo material es sumamente importante. Esto los ayudará a tener mejor control del ahorro y conexión con el dinero desde pequeños.

3. Descubrir sus talentos como una de las posibles actividades de educación financiera para niños

Lo importante es enseñar a los niños que el propósito del trabajo es no trabajar por el dinero, sino por sus sueños o talentos. La mayoría de los padres enseña a sus hijos a trabajar por un buen puesto, el cual, en muchas ocasiones, no les apasiona. El caso es que, a la larga, no serán felices en lo que hacen.

 

Si los niños son buenos y les gustan la ventas, entonces, pueden vender limonada o cualquier otra cosa que haga subir su autoestima. Si son buenos en obras de teatro, entonces, pueden organizar una obra de teatro familiar en la cual cada integrante de la familia pueden aportar algo para su pequeño evento.

Niño recibiendo una paga semanal como parte de las actividades de educación financiera.

4. El juego de la inversión

Dedicarle tiempo a los hijos es vital si queremos enseñar estrategias fáciles y prácticas para que aprendan a ahorrar. Una de las mejores prácticas es darle a tus hijos una pequeña cantidad de dinero (lo que mejor consideres) a la semana. Luego, ellos deberán administrar de forma inteligente el dinero, pero siempre bajo el asesoramiento de los padres. Durante el proceso, es importante motivarlos a que lleguen a una cierta cantidad.

El siguiente paso después de ahorrar es enseñarlos a invertir en lo que mejor consideren, siempre y cuando exista algún beneficio que les ayude a recuperar y ganar un poco más de dinero de lo que invirtieron. Una idea para hacer una pequeña inversión puede ser buscar actividades en las que mejor se desenvuelvan o, incluso, con algunas de las actividades mencionadas anteriormente.

 

Saber ahorrar el dinero es importante, y más cuando se lo enseñamos a nuestros hijos. Así que, no dudes en tomar la iniciativa con estas actividades de educación financiera para niños si quieres que ellos aprendan para su futuro algo sumamente fundamental.

  • Borja Quicios. Psicólogo educativo. (2017). Educación financiera para los niños.
  • Isabel Gómez Aguado. (2017). 4 actividades para practicar finanzas con niños. kubo.blog.