Los jóvenes emprendedores

Los jóvenes emprendedores quieren decidir qué hacer y de qué modo, no quedarse sentados esperando a que la oportunidad les llegue. Descubre más a continuación.

La mente de un adolescente tiene una gran cantidad de ideas e inventos que, con un norte trazado y algo de acompañamiento de mayores y expertos, pueden tener mucho potencial. Los jóvenes emprendedores en el mundo son cada vez más. Por esta razón, continuación repasaremos consejos útiles, tanto para ellos como para sus padres.

Si bien es cierto que muchos jóvenes llegan a terminar la escuela secundaria sin tener definido qué quieren para sus vidas, también hay otros que viven exactamente lo opuesto. Cuando una idea determinada cruza la mente de un adolescente, su determinación, ímpetu y entusiasmo los ayudan a conseguir lo que desean.

¿Por qué es importante emprender?

Abordar un proyecto emprendedor no solo consiste en lograr un negocio. Es mucho más que eso. Podría decirse que es, casi, un modo de vida, ya que una persona que emprende desde joven, lo hará toda su vida. A pesar de las dificultades y los traspiés.

Un rasgo positivo que se desarrolla en los jóvenes emprendedores es el deseo por tener el control. Quieren decidir qué hacer y de qué modo, no quedarse sentados esperando a que la oportunidad les pase por delante. Esto es importante no solo en el aspecto laboral, sino para la vida misma.

“Lo importante es no dejar de hacerse preguntas”
-Albert Einstein-

5 Consejos para jóvenes emprendedores

1- Hacer poco y bien antes que mucho y regular

Seguramente, al principio tu proyecto desbordará de planes, sugerencias e ideas. Intenta, al menos hasta que tu negocio se consolide, limítate a lo básico sin dejar de buscar la excelencia.

Si lo haces bien, tus productos encontrarán clientes fieles y el boca a boca funcionará a tu favor. Guarda todas tus ideas. No las deseches a la primera. Cuando cuentes con un método de trabajo afianzado, mayor presupuesto y, por qué no, con algunos colaboradores, busca la forma de ponerlos en práctica.

Lo importante al emprender, como en otros ámbitos de la vida, es ir paso a paso. Sin prisa pero sin pausa.

2- Sácale provecho al marketing online

Además de crear un buen producto es igual de importante saber darse a conocer. Hoy en día los jóvenes emprendedores cuentan con una gran ventaja: el Internet. Las redes sociales y los blogs son una excelente plataforma en las que puedes publicar contenido de interés para atraer clientes y lograr que tengan bien presente tu marca.

Por ejemplo, se pueden subir fotos de los productos a la venta, cómo implementarlos o incluso redactar artículos en los que adviertas sobre sus beneficios.

3- Acude a gente con experiencia en el campo

Puedes encontrar en línea diversas historias inspiradoras de jóvenes emprendedores que se vuelven famosos por su fortuna a su corta edad. Sin embargo, si te remontas a tu barrio, pueblo o ciudad, también puedes hacerte con contactos que hayan pasado por una situación similar a la tuya.

Sea del mismo ámbito productivo o no, las vivencias de otros pueden ayudarte a tener perspectiva y tener una mejor idea acerca de lo que es recomendable y lo que no a la hora de lanzar un proyecto.

4- No tengas miedo a los riesgos

¡Ponte manos a la obra! Si estás convencido de que una idea vale la pena, nada te confortará más que intentarlo. Recuerda que, al final de sus vidas, las personas suelen lamentarse más por las cosas que no han hecho que por las que salieron mal.

Además, si todo sale bien, el hecho de que un proyecto haya salido de tu mente y que tú la hayas puesto en marcha te llenará de orgullo y te sentirás verdaderamente realizado.

5- Descarta lo negativo

Cuando una persona tiene ideas y ambiciones, se convierte en una luz que brilla. Las luces, claro, atraen también insectos. Hay personas tóxicas que, lamentablemente, se dedican a sabotear los buenos proyectos de los demás. No les des cabida. Céntrate en tus convicciones y rodéate de gente que te quiere ver triunfar. Los demás, si no suman, no son necesarios.

Cómo fomentar los hábitos de emprendedor en adolescentes

Al igual que muchas otras habilidades, la actitud emprendedora se aprende y se trabaja. Como padres, podemos ayudar a inculcar ciertos hábitos y pensamientos en nuestros hijos. Te brindamos algunos tips:

  • Habla con él. Explícale, desde tu experiencia, cómo funciona el mundo laboral, cómo detectar las oportunidades y de qué debe tener cuidado.

“Solo aquellos que se atreven a arriesgar mucho, pueden lograr mucho”
-Robert F. Kennedy-

  • Estimula su creatividad. Hay muchas formas de lograrlo. Los jóvenes emprendedores que son creativos encontrarán facilidades para resolver problemas (que sin dudas surgirán) y para maximizar recursos y potencial.
  • Ayúdalo a superar los errores. Lógicamente, su camino no será todo color de rosas. Es importante que te muestres a su lado ante cualquier revés que acontezca y que lo guíes para que pueda sacar enseñanzas de sus malas experiencias.
Categorías: De 12 años en adelante Etiquetas:
Te puede gustar