Acompañar la infancia desde la gestación

18 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Sara Sanchis
Acompañar la infancia es un hecho determinante en el desarrollo vital de los niños. Hablamos sobre ello en este artículo.

Cada vez es más conocida la importancia de acompañar la infancia y adolescencia desde la gestación por las consecuencias que tiene el tipo de acompañamiento realizado en el desarrollo vital de los niños y en su llegada a la vida adulta.

Muchos síntomas, enfermedades y trastornos físicos y mentales tienen sus orígenes en determinados hechos acontecidos durante este periodo de vida. Incluso, muchas de las pequeñas dificultades personales con las que nos topamos a lo largo de nuestra vida son resultado de experiencias de vida ocurridas durante estos años.

Son muchos los profesionales que trabajan desde hace años en la difusión de información, formación y prevención de la salud perinatal e infantil.

¿En qué consiste exactamente acompañar la infancia desde la prevención perinatal e infantil?

Este planteamiento parte de la idea, fundamentada en numerosas investigaciones, de que las experiencias acontecidas desde la vida intrauterina hasta el final de la adolescencia condicionarán, en gran medida, el desarrollo de la vida adulta de las personas.Madre con su bebé recién nacido en brazo para empezar a acompañar la infancia de su pequeño.

Es a partir de las vivencias que el niño va teniendo que va aprendiendo a conocer el mundo. Los niños, como personas dependientes, necesitan ser acompañados por los adultos durante este periodo vital.

El tipo de acompañamiento adulto realizado establecerá las bases sobre las que el niño desarrollará la manera de percibirse a sí mismo, a los demás y al mundo. Aprenderá a través de las experiencias de vida que le faciliten los adultos que le acompañan.

Desde este planteamiento, resulta de crucial importancia la prevención e intervención durante todo este periodo para facilitar infancias positivas. Así pues, estas infancias establecerán bases saludables sobre las que desarrollar vidas adultas sanas.

¿Sobre qué ámbitos es necesario realizar la prevención?

Lo ideal es realizar prevención, con la necesaria intervención, desde el mismo momento de la concepción y durante todos aquellos momentos críticos, susceptibles de generar situaciones con repercusiones importantes sobre el bebé, su madre, su familia y su entorno. Tal y como plantea Xavier Serrano Hortelano, director de la Escuela Española de Psicoterapia Reichiana:

«Nuestra alternativa tiene que ser una alternativa que empieza en la vida intrauterina, termina al final de la adolescencia y cuestiona o implica todo el sistema educativo y de relación del sistema social. Y, por tanto, y necesariamente, es también un discurso político».

-Xavier Serrano Hortelano-

Resultarán imprescindibles la intervención y prevención en los siguientes momentos

  • Durante el embarazo, realizando un acompañamiento familiar que favorezca el estado de bienestar y de calma en la madre. En este sentido, esto repercutirá positivamente en el bebé y en el inicio de un vínculo positivo con él.
  • Con una preparación al parto que ofrezca a la madre la información y herramientas necesarias que le permitan reconectarse con su capacidad natural para parir sin necesidad de intervención, más allá de un acompañamiento respetuoso.
  • Respetando el parto natural. La vivencia del parto tiene consecuencias directas sobre la madre y su bebé a muchos niveles. Asociaciones como «El Parto es Nuestro» informan sobre la importancia de respetar el parto natural y la necesidad de formar a profesionales sanitarios en este sentido.
  • Favoreciendo y normalizando la lactancia materna como parte del proceso natural de creación del vínculo madre-bebé, entre otros muchos beneficios. Los grupos de asesoramiento en la lactancia trabajan por conseguir la normalización.
  • Acompañando el puerperio que, más allá del puerperio fisiológico, comprende desde el nacimiento del bebé hasta los dos primeros años de vida, aproximadamente. Supone un momento crítico para establecer las bases de un vínculo seguro entre la madre y el bebé. Aquí también los grupos de apoyo a las madres son fundamentales.Madre e hija muy felices cogidas de la mano.
  • Asesoramiento durante la crianza de los niños hasta su adolescencia, a través de grupos de apoyo familiar, charlas informativas y formativas, zonas de reunión familiares para favorecer el apoyo del grupo o tribu, ofrecer espacios y tiempos lúdicos para los niños que favorezcan las necesidades propias de su desarrollo. etc.
  • Fomentando la formación del profesorado en esta perspectiva de prevención para acompañar a niños y familias de una manera respetuosa y acorde con sus momentos vitales.
  • Realizando la difusión de la importancia de este planteamiento preventivo en otros ámbitos sociales como medida de cambio y mejora social.

Como conclusión a acompañar la infancia desde la gestación…

Lo fundamental de estas intervenciones es favorecer los ambientes y circunstancias adecuadas para que el bebé o niño, la madre (o acompañante principal) y la familia encuentren el apoyo necesario ante posibles situaciones de crisis durante su crianza. Esto favorecerá resoluciones más satisfactorias de los problemas, lo que repercutirá de manera positiva en la vivencia del niño.

En definitiva, niños con infancias felices se convertirán en adultos saludables. Un mundo gestionado por adultos sanos producirá cambios sociales importantes y muy necesarios.

Por último, como medio divulgativo de toda la información planteada, podéis acceder al documental Criaturas, que en breve circulará libremente por la red ofreciendo una valiosa información al respecto de esta perspectiva de prevención.