A mi hijo le duele la barriga, ¿qué hacer para aliviarlo?

Mervis Romero · 23 septiembre, 2018
¡A mi hijo le duele la barriga! Como madre, es normal que te preocupes por esto. La mala alimentación, los golpes o factores bacterianos son causantes de este mal. Sin embargo, la solución al problema de tu hijo puede estar en tus manos. 

Si eres madre, tienes una gran responsabilidad, que es la de cuidar y atender las necesidades de tus hijos. Cuando se enferman, de seguro deseas hacer todo lo posible por curarlos. Algunas dolencias son muy comunes, pero requieren atención inmediata. ¿Qué debo hacer si a mi hijo le duele la barriga?

A mi hijo le duele la barriga, ¿qué tratamiento implementar?

Lo primero que debes hacer es averiguar por qué a tu hijo le duele la barriga. Antes de suministrarle un tratamiento, es necesario reconocer si el dolor de barriga se debe a una indigestión, una infección por bacterias o cólicos. Tanto en estos casos como ante afecciones más graves, la consulta médica siempre es recomendable.

Indigestión

Es posible que tu pequeño haya sufrido una indigestión. Esto sucede cuando ha comido en exceso o de manera desordenada. Para que mejore, es necesario que se quede en reposo.

Asimismo, unos masajes en el área abdominal de forma delicada pueden ser apropiados; se aconseja hacerlos con movimientos circulares. En caso de que no tenga hambre, no hay que obligarlo a comer; lo más recomendable es que beba líquidos.

Infección bacteriana

En estos casos, es necesaria la consulta a un pediatra. Entre las acciones que puedes tomar por tu cuenta, se incluye suministrar mucho líquido al niño, así no se deshidratará debido al vomito o la diarrea.

Lo mejor es ofrecerle suero, el cual se puede comprar o también se puede hacer de forma sencilla: coloca media cucharada de sal y tres cucharadas de azúcar en un litro de agua.

Cólicos

Lo mejor para los cólicos es aplicar masajes. La forma circular y en el sentido de las agujas del reloj es la más adecuada.

Otra solución efectiva es colocar sobre la barriga una bolsa de agua caliente. Esta debe estar envuelta en una toalla; el calor producirá alivio.

Si a mi hijo le duele la barriga, puedo probar con ciertos remedios caseros para aliviarlo.

¿Puede mi hijo estar sufriendo otros trastornos?

De no tratarse de los desencadenantes anteriores, el niño puede estar padeciendo otro problema. Si es así, debes estar pendiente de ellos; algunos pueden ser graves, otros no tanto. Algunos casos pueden ser:

  • Que exista una infección vírica: Esto produce que el niño tenga fiebre.
  • La orina se torna oscura, además de que la piel del niño se pone amarillenta: Puede suceder cuando el hígado se encuentra afectado.
  • Se observan algunos moretones en el cuerpo del niño: Esto indica que el dolor de barriga aparece por causa de un golpe que sufrió.
  • El dolor se localiza en la zona del ombligo o en la boca del estómago: En este caso, quizás es producto de una tensión emocional.
  • Síntomas como náuseas, vómitos, fiebre, palidez o diarrea: Demuestran claramente una indigestión.

Cuando el dolor es leve y no por tiempo prolongado, no hay de qué preocuparse. Sin embargo, cuando va en aumento, es preciso acudir al pediatra, pues puede que sea grave.

“Antes de suministrarle un tratamiento, es necesario reconocer si el dolor de barriga se debe a una indigestión, una infección por bacterias o cólicos. Tanto en estos casos como ante afecciones más graves, la consulta médica siempre es recomendable”

Remedios caseros para aliviar el dolor de barriga

Si te preguntas “a mi hijo le duele la barriga, ¿cuáles remedios caseros puedo proporcionarle?”, a continuación verás algunos que resultan muy beneficiosos y eficaces a fin de combatir este mal.

Infusiones

El exceso de ácidos hace que la barriga se llene de gases; estos se van asentando y producen dolor. Las infusiones, que son básicamente líquidos calientes, ayudan a erradicar las molestias que producen tales gases. Existen diferentes clases de infusiones; según el gusto de tu hijo podrías suministrarle las siguientes:

  • Menta: Estimula la segregación de bilis en la barriga, por lo que se recomienda en casos de indigestiones muy pesadas. Si no le gusta en modo de infusión, existen alternativas, como por ejemplo los caramelos o las pastillas de menta.
  • Jengibre: Sirve para deshinchar el abdomen, ya que tiene propiedades antinflamatorias. Para tomar esta infusión, es necesario rallar el jengibre y hervirlo en una olla pequeña. Luego, servirle una tasa tibia al niño.
  • Manzanilla: Es una de las más populares, perfecta para facilitar la buena digestión. Debido que la manzanilla es antinflamatoria, alivia de forma inmediata las molestias.

Sopa de pollo

Otra pregunta que suelen escuchar los pediatras es: “Si a mi hijo le duele la barriga, ¿qué le puedo dar de comer?”. Una comida adecuada, completa y que lo ayudará a recuperarse es un plato de sopa de pollo.

Los beneficios de la sopa de pollo son muchos. Por ejemplo, permite hidratar, así como relajar los músculos de la barriga; además, aporta diversos nutrientes.

Las legumbres, como las lentejas, también son alimentos para aumentar las defensas de los niños.

Un buen baño caliente

Esta parece una opción demasiado simple; sin embargo, puede ser la más efectiva. Un buen baño con agua caliente genera alivio, debido a que los músculos de la barriga pierden tensión. Además, durante el baño, el niño se divierte y distrae; así olvidará el dolor mientras disfruta el momento.

Si los síntomas no son intensos ni prolongados en el tiempo, no tienes de qué preocuparte, tu hijo se recuperará pronto. Teniendo en cuenta esta serie de consejos, no solo sabrás cuáles son las causas, también podrás valerte por ti misma para curar el dolor de barriga de tu hijo. Si no mejora, no dudes en consultar al médico.

Aparicio Rodrigo, M., & Tajada Alegre, P. (2007). Parasitosis intestinales. Pediatria Integral. https://doi.org/10.1016/S1696-2818(11)70035-X Amorín, M., Schelotto, F., & Gadea, M. (2008). Gastroenteritis. INSTITUTO DE HIGIENE Universidad de La República - Facultad de Medicina Montevideo - Uruguay.