9 mitos sobre los dientes torcidos en los niños

Los dientes torcidos en los niños pueden afectar la sonrisa de los más pequeños. Hay mitos y creencias alrededor que a veces llevan a los padres a actuar de manera incorrecta.
9 mitos sobre los dientes torcidos en los niños
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa el 10 abril, 2021.

Última actualización: 10 abril, 2021

Los dientes torcidos en los niños afectan la calidad de vida de los pequeños, pues los problemas para morder de manera correcta les impiden comer, hablar o respirar con normalidad.

Además, pueden ser objeto de burlas o sentir vergüenza de su sonrisa. También aparecen problemas de salud en el resto de la boca asociados a esta condición.

Por fortuna, con tratamientos de ortodoncia se pueden corregir. Incluso, si se lleva a los niños de manera temprana al odontólogo, su detección prematura puede evitar muchos de los inconvenientes que mencionamos.

Pero existen varias dudas y mitos alrededor de los dientes torcidos en los niños. A continuación, mencionamos las más populares.

9 mitos sobre los dientes torcidos en los niños

Niña con los dientes torcidos y apiñados.

1. Los dientes torcidos en los niños solo afectan la estética de la boca

Esto, en realidad, no es así. Si bien es cierto que una sonrisa con dientes torcidos en los niños no se ve alineada y armónica, este no es el único inconveniente.

Los pequeños que poseen las piezas dentarias apiñadas o con una alineación incorrecta tienen más riesgo de sufrir caries y gingivitis. Esto se debe a que la malposición favorece el acúmulo de placa bacteriana y dificulta el acceso del cepillo y el hilo dental.

Además, los dientes torcidos en la zona anterosuperior pueden provocar problemas para hablar, pues se dificulta el apoyo de la lengua en estas piezas dentarias, lo que es necesario para la pronunciación de ciertos fonemas.

La respiración bucal y los problemas digestivos por la dificultad para masticar son otros trastornos asociados a algunas malposiciones dentarias.

2. La pérdida de un diente de leche de manera precoz provoca maloclusión

Esto es cierto, pues los dientes de leche son importantes para el correcto desarrollo de los maxilares y músculos de la masticación. Además, cumplen la función de mantener el espacio para los definitivos.

Si se caen antes de tiempo, los elementos vecinos pueden moverse al espacio que deja la pieza ausente. Cuando el elemento definitivo esté listo para erupcionar, ya no tendrá lugar. Es entonces cuando aparecen los dientes torcidos en los niños, pues saldrán donde encuentren espacio, en una posición incorrecta, en general, fuera de la línea de oclusión.

Para evitar esta complicación es necesario acudir al odontólogo si al niño se le cae un diente de manera temprana. Existen aparatos especiales que guardan el espacio para la erupción de las piezas definitivas.

3. Los hábitos disfuncionales ocasionan dientes torcidos en los niños

Los dientes torcidos en los niños pueden deberse a factores hereditarios y genéticos. Pero es cierto que los hábitos de la boca influyen en la aparición de este problema.

Cuando prácticas repetitivas, compulsivas y prolongadas en el tiempo se instalan en la boca del pequeño, se puede alterar el correcto desarrollo de la cavidad oral. Chuparse el dedo, comerse las uñas, usar el chupete o el biberón más del tiempo recomendado o respirar por la boca son hábitos que pueden ser responsables de la aparición de dientes torcidos en los niños.

4. Los dientes torcidos en los niños pueden causar dolor

Es verdad que las piezas dentarias mal alineadas o con apiñamiento pueden generar dolores de cabeza, de dientes y problemas a la hora de comer. La maloclusión sobrecarga la articulación temporomandibular y genera un desgaste excesivo de las piezas dentales. Este esfuerzo exagerado para realizar funciones normales puede expresarse con dolor.

Niño con caries de la infancia temprana.

5. Se debe llevar al niño al odontólogo solo si tiene dolor

Este mito es falso, pues los pequeños deben acudir por primera vez al odontólogo al cumplir su primer año. Las consultas se deben realizar aunque el niño no tenga síntomas ni haya problemas evidentes a simple vista.

“Se recomienda que la primera revisión dental de los niños se produzca cuando se haya cumplido el primer año de vida. En ella, el dentista revisará el crecimiento del maxilar y de la mandíbula, la correcta erupción de los dientes y descartará la presencia de patologías como la caries”.

Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España

Cada 6 meses hay que hacer revisiones odontológicas para detectar a tiempo cualquier inconveniente en la boca de los más pequeños. En algunos casos pueden ser más seguidas, si el dentista considera que el niño tiene mucho riesgo de sufrir alguna patología.

Los controles periódicos no solo sirven para detectar los problemas ya instalados en la dentadura. Además, permiten evaluar el crecimiento de los dientes y maxilares y prevenir complicaciones en un futuro. El profesional, además, asesora a los padres sobre los cuidados necesarios para mantener la boca de su hijo sana.

6. Los tratamientos de ortodoncia solo se utilizan cuando salieron todos los dientes definitivos

No es cierto que haya que esperar la erupción de todas las piezas permanentes para comenzar un tratamiento de ortodoncia. Por el contrario, para abordar algunas alteraciones en la oclusión es conveniente comenzar cuanto antes para aprovechar el crecimiento del hueso.

Gracias a las revisiones periódicas, algunas anomalías detectadas de manera temprana se pueden interceptar durante la dentición mixta, es decir, cuando el niño aún tiene piezas de leche en la boca y están erupcionando las permanentes.

Se utilizan aparatos removibles que conducen el crecimiento óseo, expanden el hueso o guían los dientes a su posición correcta. Se trata de placas de acrílico con arcos, resortes o tornillos utilizados para aplicar las fuerzas mecánicas sobre las estructuras que se quieren modificar. Para que el tratamiento sea efectivo, es importante que los pequeños colaboren, utilizando la aparatología la mayor parte del día.

7. La ortodoncia fija con brackets solo se utiliza cuando salieron todos los dientes definitivos

Es cierto que la ortodoncia fija para tratar los dientes torcidos en los niños se debe colocar cuando el pequeño ya tenga todas las piezas definitivas en la boca, pues se emplea para movilizar cada una de las piezas dentaras en la dirección necesaria. Pero, además, se aprovecha que el hueso aún está creciendo.

Cada niño tiene tiempos diferentes en su desarrollo y, por lo tanto, no hay una edad establecida para comenzar con la ortodoncia fija. Cada caso clínico requiere un estudio completo de la boca del paciente para planificar una terapéutica acorde a la realidad.

Está compuesta por los brackets, que son las piezas que se cementan a las superficies de los dientes, y el arco metálico que los atraviesa. Con estos elementos se consigue mover de manera individual a cada pieza.

8. No se puede usar ortodoncia estética en niños

Esta afirmación no es cierta. Los tratamientos de ortodoncia suelen ser largos y la colaboración del paciente es fundamental para el éxito del mismo.

Por este motivo, existen muchas opciones de aparatos para que los más pequeños se sientan a gusto con los dispositivos. Para los que buscan discreción y no quieren que se note, pueden optar por el método invisalign o por brackets estéticos que tienen un color similar al diente.

Si se quiere llevar aparatos con un toque personal, se pueden colocar brackets y gomas de diferentes colores. Para los más pequeños que usan aparatos removibles se pueden decorar las placas de acrílico con brillos y otros detalles. Lo importante es que los niños no sientan vergüenza de su tratamiento y estén conformes con sus aparatos.

Niña en el dentista para evitar los dientes torcidos.

9. Hay que extremar la higiene dental cuando se utiliza ortodoncia

El hecho de llevar aparatos en la boca favorece la acumulación de placa bacteriana y hace más dificultosa la higiene. Por eso es cierto que se deben extremar las medidas de limpieza de la boca cuando se utiliza ortodoncia.

Se debe realizar un cepillado minucioso con cepillo de cerdas suaves y pasta dental con flúor. El uso de hilo dental, colutorios y cepillos interproximales y diseñados de manera especial para ortodoncia también es de utilidad.

Los adultos deben supervisar y colaborar en la higiene dental de los niños, pues la falta de atención a este aspecto puede ocasionar la aparición de caries y gingivitis.

¿Qué hacer con los dientes torcidos en los niños?

Ya están aclarados estos mitos respecto a las maloclusiones en los pequeños. Ahora es importante aclarar qué se debe hacer al encontrar dientes torcidos en los niños.

La consulta inmediata al odontólogo es la primera medida que hay que tomar. El profesional puede evaluar la situación, encontrar la causa del problema y asesorar sobre el tipo de tratamiento que hay que realizar. En ningún momento se debe intentar enderezar los dientes de manera casera.

Mantener la higiene dental también es de mucha utilidad. Como ya mencionamos, las malposiciones aumentan el riesgo de padecer otras enfermedades en la boca.

Es verdad que la sonrisa del pequeño de la casa siempre causa ternura sin importar que los dientes estén torcidos. Pero los adultos deben preocuparse por la salud de sus niños y su calidad de vida. Esto incluye una mordida equilibrada y una boca saludable.

Te podría interesar...
10 señales de que tu hijo necesita ortodoncia
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
10 señales de que tu hijo necesita ortodoncia

Existen señales de que tu hijo necesita ortodoncia a las que deberás estar atento para intervenir cuanto antes. Entérate aquí de cuáles son.



  • Silva Tumba, Jordan. "IMPACTO DE LA AUTOESTIMA EN LA NECESIDAD DE TRATAMIENTO DE ORTODONCIA Y LA CALIDAD DE VIDA RELACIONADA A LA SALUD ORAL EN NIÑOS DE 11 A 14 AÑOS DE LA IE SAN PEDRO SANTÍSIMA TRINIDAD DE LURÍN, 2019." (2019).
  • Atayupanqui Mayta, Rosmery. "Hábitos más frecuentes que inducen a tratamiento de ortodoncia en niños de 6 a 12 años, de la IE República de Mexico-Cusco, 2017." (2017).
  • Aliaga Pariona, John Ulises. "Prevención de maloclusiones en odontopediatría desde el nacimiento." (2017).
  • Chumpitazi Huapaya, Alfonso Faustino. "Nivel de conocimiento sobre maloclusión dental por los padres de familia y la cooperación en el tratamiento de ortodoncia en niños de 6 a 13 años de edad atendidos en la clínica estomatológica de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega." (2018).
  • Pérez, Darlen Díaz. "Factores de riesgo y Diagnóstico de maloclusiones en niños de 5 a 11años." Polo del Conocimiento 2.12 (2018): 173-187.
  • Quiros Álvarez, Oscar, and Dailín Castiñeira López. "Hacia dónde va la Ortodoncia." Gaceta Médica Espirituana 19.2 (2017): 01-05.
  • PEOPLE, ORTHODONTICS IN YOUNG. "REVISIÓN SISTEMÁTICA SOBRE LOS TIPOS DE TRATAMIENTOS RELACIONADOS CON LA ORTODONCIA INTERCEPTIVA EN JÓVENES Y NIÑOS."
  • Lidia, Olga, and Véliz Concepción. "SECUENCIA DE CASOS CLÍNICOS TRATADOS EN ORTODONCIA EN EDADES TEMPRANAS DEL DESARROLLO." Estomatologia2020. 2020.
  • Cartes, Paulina Jovanna Gacitúa, et al. "Principales beneficios de un tratamiento de ortodoncia en niños." RECIAMUC 4.1 (2020): 333-345.