9 actividades para el desarrollo cerebral de tus hijos

Marisol · 13 mayo, 2016

La plasticidad que tienen las conexiones en la primera etapa del desarrollo cerebral, es la condición ideal para potenciar las habilidades de nuestros hijos. Eligiendo rutinas y actividades adecuadas, podemos estimular y aumentar el número de conexiones neuronales en los pequeños.

Estas son algunas de las actividades que puedes poner en práctica con los niños para que su desarrollo cerebral se dé a un nivel más elevado.

¿Cómo potenciar el desarrollo cerebral de tus hijos?

1. Una buena preparación durante la gestación. Mantener un organismo saludable y una relación familiar estable, es un factor que interfiere en el desarrollo cerebral en el útero. La estimulación temprana también es una buena estrategia para despertar el cerebro de tu bebé.

2. Tener conversaciones significativas. Para estimular la creatividad y la tendencia natural al descubrimiento, es importante que resuelvas todas las preguntas que hagan tus hijos de una manera lógica y real.

3. Involucra a tus hijos en juegos que impliquen el movimiento. Las actividades motoras no solo son útiles para la estructura física del cuerpo. Con los juegos corporales los niños desarrollan habilidades de memoria y disociación.

4. Elige juguetes que tengan un propósito más allá de la recreación. Los juguetes deben ayudar a los niños a explorar e interactuar con el mundo que los rodea. Los juguetes para encajar, los bloques de construcción, los rompecabezas y demás, ayudan a que los niños construyan la relación entre causa y efecto.

desarrollo cerebral

5. Hazles masajes. Como ya mencionamos, el desarrollo cerebral y el desarrollo físico están directamente relacionados, y una forma de estimular ambas dimensiones es hacer masajes que relajan sus músculos y afianzan el vínculo emocional que tienen contigo.

6. Canta con ellos. Se ha demostrado que la música es uno de los mejores métodos para estimular la creatividad y el desarrollo intelectual de los niños. Por medio de las canciones infantiles se pueden mejorar las habilidades comunicativas, la memoria, las nociones rítmicas y la motricidad.

Comparte tiempo con ellos. Como hemos dicho en otros artículos, el mejor regalo que puedes darle a tus hijos es el tiempo. Mientras estés con ellos, comparte diálogos y juegos que los lleven a poner en vuelo su creatividad. El contacto con los adultos favorece el lenguaje, la cognición y la capacidad de intervenir adecuadamente en situaciones sociales.

7. La lectura. Una de las actividades más efectivas para mejorar el desarrollo cerebral, es la lectura. Tanto los libros de historias como los que proponen actividades para cada edad, hacen que los conceptos se asimilen de una forma más profunda. La lectura guiada también ayuda a incrementar el vocabulario, a propiciar la discusión y a hacer asociaciones de las historias con momentos de la vida real.

8. Enséñales a jugar ajedrez. Tanto para ti como para tus hijos, la práctica regular del ajedrez trae enormes beneficios. En una partida de ajedrez se evidencian habilidades como la atención, el control de los impulsos, la memoria y la planificación de acciones futuras. El hecho de construir una estrategia es un gran potenciador para la mente.

chess-775346_640

9. Propicia actividades artísticas. Además de la música, la pintura, la escultura, la danza y el teatro, son espacios que permiten un desarrollo integral del niño. La creatividad que se explota durante estas actividades es ideal para que las conexiones neuronales de tus hijos se multipliquen.

Los alimentos que mejoran el desarrollo cerebral

Una buena nutrición también es clave para explotar todas las habilidades de tus hijos; algunos alimentos que se recomienda incluir en la dieta familiar, son:

  • Es una buena fuente de proteína que acondiciona las células del cerebro para enviar y recibir la información.
  • Vegetales verdes. Están llenos de vitaminas y antioxidantes que aceleran el crecimiento de las células cerebrales.
  • Por la vitamina D y los ácidos grasos esenciales, previene la pérdida de la memoria y otras condiciones que afectan al cerebro. Entre más omega 3 haya en la dieta de los niños, más fácil será para ellos concentrarse en sus actividades.
  • Frutos secos y semillas. Tienen ácidos grasos, vitaminas, proteínas y minerales. Todas estas sustancias mantienen equilibrado el sistema nervioso.
  • Las proteínas y la fibra que están presentes en la avena, mejoran la memoria y la circulación al interior del cerebro.
  • Contienen antioxidantes que evitan que haya deterioro en las funciones cerebrales.