8 preguntas sobre la epidural

Gladys González · 23 mayo, 2017
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 17 abril, 2019
La anestesia epidural permite a la mujer gestionar mejor el dolor durante el proceso de parto e incluso, en las horas posteriores. 

Es muy común que, conforme se aproxima la fecha del parto, la mujer comience a escuchar más acerca de la epidural, qué tan beneficiosa es, por qué se aplica, etcétera. Sin embargo, con frecuencia la información que obtiene no es la más precisa ni tampoco la más acertada, dado que no proviene del médico sino del boca en boca.

Una de las confusiones más comunes que se escucha a pie de calle es que la anestesia epidural y la raquídea son lo mismo. Esta confusión se debe a que ambos tipos de medicamento comparten el mismo objetivo: evitar el dolor. Ahora bien, existen diferencias en cuanto al punto de aplicación en el cuerpo, el tiempo que tarda en hacer efecto, entre otros aspectos.

1. ¿Qué es la epidural y para qué sirve?

La epidural es un fármaco anestésico que se aplica a las mujeres que van a dar a luz en el espacio epidural (zona baja de la espalda) a través de un catéter delgado. Por lo tanto, su objetivo principal es hacer el parto menos doloroso.

El espacio epidural está comprendido entre el periostio del hueso del conducto vertebral y la superficie externa de la duramadre.

La anestesia epidural se aplica a las mujeres en labor de parto.

La anestesia epidural es una forma de bloqueo neuroaxial; es decir, que bloquea la conducción nerviosa a nivel de la médula espinal.

2. ¿Quién la aplica y cómo?

El anestesiólogo es el profesional encargado de aplicarla justo en la zona lumbar de la columna vertebral, en el área que recubre la médula espinal. Como primer paso, el especialista limpia la zona de la espalda donde introducirá la aguja con una solución especial. Esta zona puede insensibilizarse también con un anestésico local.

3. ¿Por qué se aplica?

La anestesia epidural se aplica a la mujer para bloquearle temporalmente (a su cerebro) la capacidad de reconocimiento de los estímulos dolorosos y así, facilitar el parto. Como se inyecta a través de un catéter, se puede administrar en las horas siguientes al parto para mantener el dolor bajo control.

Es importante señalar que la anestesia epidural no tiene menos efectos secundarios que la anestesia general, solo que hay más riesgos intrínsecos por la condición especial de la embarazada.

4. ¿Cómo es la aguja?

El anestesiólogo es quien aplica la epidural a la paciente.

La aguja con la que se aplica la anestesia epidural, en líneas generales, tiene calibre delgado.

5. ¿Cuáles son las complicaciones?

Aunque no es común, la aplicación de la anestesia epidural puede conllevar a las siguientes complicaciones en algunos casos:

  • Cefalea.
  • Hipotensión.
  • Retención urinaria. 
  • Dolor de espalda (lumbalgia).
  • Náuseas, vómitos (a consecuencia de la hipotensión).
  • Salida de sangre a través de la aguja (punción hemática).

En casos más raros, pueden presentarse:

  • Convulsiones.
  • Reacciones alérgicas.
  • Infección en la columna vertebral (meningitis).

6. ¿Qué debe saber el equipo médico antes de la cirugía?

Si no es una cesárea, se deberá indicar si se sospecha de un embarazo. Así mismo, es necesario que informe sobre los fármacos, suplementos y hierbas que haya comprado sin prescripción médica  y que esté tomando. Otro punto importante, es que los médicos conozcan si se tiene alguna condición alérgica, qué tipo de anestesia  has recibido antes, si esta ha causado alergia u otros problemas de salud.  

Si la cirugía es planificada con anticipación, pueden indicar que no tomes ácido acetilsalicílico, ibuprofeno (Advil, Motrin), warfarina (Coumadin), así como otros fármacos que dificultan la coagulación de la sangre.

7. ¿Qué debe hacer antes de su aplicación?

  • El día anterior al procedimiento está prohibido fumar, beber alcohol o tomar cualquier otra sustancia nociva para el organismo.
  • Solo podrá tomar los medicamentos que su médico indicó con un pequeño sorbo de agua.
  • Mantener la calma.
  • Llegar temprano al centro de salud.

8. ¿A quién se debe pedir consejo?

Los mejores consejos los dará el médico de cabecera o especialista. Por ello, es de suma importancia exponerle las inquietudes y dudas, antes de la intervención.

Luego de haber pasado por el proceso de aplicación de una anestesia epiduralel personal de enfermería retira el catéter de la espalda, la mujer debe tumbarse y descansar hasta que recupere la sensibilidad en las piernas y pueda caminar y desenvolverse con normalidad. Por esta razón es necesario que la paciente tenga una persona que le acompañe y ayude antes, durante y después del parto/cirugía. 

  • Oksana V. Riazanova et al. “The relationship between labor pain management, cortisol level and risk of postpartum depression development: a prospective nonrandomized observational monocentric trial”, Romanian Journal of Anaesthesia and Intensive Care2018 Vol 25 No 2, 123-130
  • Ding, Ting et al. “Epidural Labor Analgesia Is Associated with a Decreased Risk of Postpartum Depression. A Prospective Cohort Study”, Anesthesia & AnalgesiaAugust 2014 – Volume 119 – Issue 2 – p 383–392 doi: 10.1213/ANE.0000000000000107
  • Flood P, Rollins MD. Anesthesia for obstetrics. In: Miller RD, ed. Miller’s Anesthesia. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 77.
  • Nathan N, Wong CA. Spinal, epidural, and caudal anesthesia. In: Chestnut DH, Wong CA, Tsen LC, et al, eds. Chestnut’s Obstetric Anesthesia: Principles and Practice. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 12.
  • Hernandez A, Sherwood ER. Anesthesiology principles, pain management, and conscious sedation. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 14.