8 claves para tener más leche

Muchas madres tienen la creencia de producir poca leche para su bebé y tiran de remedios caseros para aumentar su producción sin obtener resultados. Sigue estos consejos para producir la leche necesaria desde el primer día.
8 claves para tener más leche
Angela Herrero Marin

Escrito y verificado por la técnico en farmacia y doula Angela Herrero Marin el 23 abril, 2021.

Última actualización: 23 abril, 2021

Con frecuencia, encontramos a mamás queriendo producir más leche por la creencia de que tienen poca. También escuchamos que su bebé se queda con hambre porque no tienen la leche suficiente para el pequeño. Estas creencias vienen de la infinidad de mitos que se han ido creando durante años sobre la lactancia.

La hipogalactia (baja producción de leche materna) real se da solo en casos excepcionales por motivos de salud por parte de la madre. En condiciones normales, no es necesario ni conveniente producir más leche, ya que el pecho va a producir exactamente lo que el bebé necesita, y un exceso de producción podría ocasionar complicaciones como obstrucciones o mastitis.

¿Por qué puede disminuir la producción de leche?

Como decíamos anteriormente, el porcentaje de madres que no puede amamantar a sus hijos por una baja producción de leche real es bajísimo (tan solo de un 5 %). Aunque podemos oír a más de un 5 % de mujeres que refieren no producir la suficiente leche para su bebé.

Principalmente, existen tres causas por las que puede disminuir la producción:

  • Horario y tiempos en las tomas: para que haya una buena producción de leche, debe haber un constante estímulo en el pecho. Si ponemos horarios y tiempos, el pecho no va a recibir el estímulo que debería, por lo que difícilmente producirá la leche que necesita el bebé.
  • Mal agarre o mala postura: si el agarre o la postura no es la correcta, puede que no haya una buena transferencia de leche. En este caso, el bebé no recibirá la suficiente cantidad que debería recibir en las tomas y no se estará haciendo un adecuado vaciamiento de la mama, por lo que puede disminuir la producción de leche.

Por lo tanto, sí es necesario que se den unas condiciones en la lactancia materna para poder producir justamente la leche que necesita tu bebé.

8 Claves para tener más leche

Madre dando el pecho a su bebé.

1. Poner al bebé lo antes posible al pecho

Lo ideal es que la lactancia materna empiece durante la primera hora tras el parto. Se ha demostrado científicamente que la primera hora tras el nacimiento es crucial para que se dé una lactancia materna exitosa. Durante esta primera hora, el bebé está más activo y receptivo para agarrarse al pecho de su madre y, así, hacer la impronta.

2. Lactancia a demanda y exclusiva

Para que haya una buena producción de leche es importante que la lactancia sea a demanda y exclusiva, sin nada que interfiera en la lactancia.

Es necesario que exista una succión y un estímulo frecuente. Cuanta mayor succión, mayor producción. Este es el principal motivo por el que tu pecho va a producir la leche suficiente. Durante las primeras semanas, el bebé debe realizar entre 8 y 12 tomas durante el día.

3. Comprobar que el bebé se agarra bien al pecho

Un mal agarre puede ocasionar una disminución en la producción de leche. Además, también puede ser sinónimo de otros problemas como la aparición de inflamación, dolor y grietas. Para conseguir que tu bebé succione de forma correcta, tiene que estar bien colocado:

  • Su barriga contra la tuya.
  • Oreja, hombro y cadera alineados. Es decir, su cuello no debe estar girado.
  • Pezón a la altura de la nariz. Para dejar que abra grande la boca.
  • Buen acoplamiento boca-pecho. Debe abarcar el pezón y parte de la areola.
  • Labios evertidos. Especialmente el labio inferior.

4. Estimular y extraer leche

Cuando el bebé no es capaz de tener un buen agarre, sea por el motivo que sea, es conveniente que después de las tomas te extraigas leche hasta que se solucione el problema del agarre y pueda hacer unas succiones efectivas.

Si el bebé no hace una succión efectiva y no hace un correcto vaciado del pecho, el cuerpo entiende que no debe producir más. Además, la leche se puede acumular en el pecho provocando inflamación y posibles obstrucciones o mastitis. La leche que te extraigas la puedes congelar para utilizar en otro momento.

5. Evita el chupete

Hay que evitar el chupete hasta que la lactancia esté bien establecida (el primer mes, aproximadamente) para que no haya confusión tetina-pezón y no tenga ningún problema a la hora de hacer un buen agarre.

Además, el uso del chupete puede favorecer a que se salte algunas tomas. Si el bebé cubre su succión con el chupete, se corre el riesgo de que no pida estar en el pecho con la frecuencia que necesitaría para ser estimulado y tener una correcta producción de leche.

6. Buena alimentación

Tener una dieta equilibrada es fundamental para tener una buena alimentación y unos hábitos saludables. Durante la lactancia, con más motivo, hay que mantener estos buenos hábitos con la alimentación.

Bebé mamando del pecho de su madre durante la lactancia.

La lactancia materna tiene un gran desgaste calórico para la madre, por lo que se recomienda que una madre que amamanta a su hijo no debe hacer dietas de pérdida de peso ya que deberá ingerir unas 2500 kcal diarias.

No hay evidencia científica sobre ningún alimento que aumente la producción de leche. No existe ningún alimento milagroso. 

7. Confía en ti y en tu cuerpo

Si la lactancia se realiza correctamente, tu pecho producirá la cantidad de leche suficiente que tu bebé necesita para estar bien alimentado. Cuando se recurre a los biberones por la creencia de no tener suficiente leche, se puede obtener el efecto contrario y conseguir que tu pecho interprete que cada vez necesite producir menos.

La naturaleza es sabia y tu cuerpo sabe exactamente la cantidad de leche que tu hijo necesita en todo momento, adaptándose, así, a sus necesidades.

8. Busca ayuda

Apóyate en tu pareja y en tu familia, asiste a grupos de lactancia en los que poder compartir tus experiencias y dudas y, de ser necesario, pide ayuda a los profesionales de lactancia.

En definitiva, una buena alimentación, una buen agarre al pecho, evitar el chupete entre otros consejos que acabamos de mencionar, pueden favorecer la producción de leche materna. ¿Te animas a probarlos?

Te podría interesar...
Picos de producción de leche materna, ¿cuándo ocurren?
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Picos de producción de leche materna, ¿cuándo ocurren?

Los picos de producción de leche materna ayudan al sano crecimiento y desarrollo del bebé, pero, ¿cuándo ocurren y qué factores influyen en ello?