7 maneras de motivar a los niños para que estudien

Viviana Schafer · 4 marzo, 2019
Si estás buscando maneras de motivar a los niños para que estudien, en este artículo encontrarás trucos para ayudarlos a prepararse para los exámenes.

Existen diferentes maneras de motivar a los niños para que estudien. Una de las mejores es aprovechar su capacidad innata de querer conocer y aprender. Desde muy pequeños imitan tus acciones y las de tu marido, ya que su cerebro está preparado para absorber fácilmente el conocimiento.

De esta manera, puedes aprovechar esta capacidad innata y dirigirla hacia la motivación por el estudio. Por esta razón, los profesores señalan edades y etapas durante la primaria en que los niños absorben con disfrute, como esponjas, los conocimientos que se les enseñan.

Una de las armas más importantes para alcanzar el éxito profesional es la motivación. Por ello, es muy importante que motives a tus hijos a rendir mejor en la escuela desde una edad temprana. En este artículo encontrarás 7 maneras de motivar a los niños para que estudien.

 ¿Cómo lograr motivar a los niños para que estudien?

Que los más pequeños estén motivados es esencial para que den lo mejor de sí mismos en la escuela y sientan placer durante el proceso de aprendizaje. Para eso debes crear un ambiente para educarlos en el esfuerzo y la dedicación, ya que un niño motivado se esforzará más, aprenderá con una actitud positiva y tendrá la capacidad de resolver problemas de diversas maneras. Existen 3 pautas para motivar a los niños para que estudien:

El refuerzo positivo

Una de las actitudes que más va a motivar a tu hijo a estudiar es el refuerzo positivo. Tu aprobación es uno de los mayores premios que puede recibir el niño a sus logros. Expresarle tu alegría por las buenas notas, por lograr algo que le resulta complicado, superar obstáculos en el aprendizaje… hace que tu hijo quiera repetir estas tareas y logros para recibir tus halagos, ya que a los niños les encanta complacer a sus padres. Resaltar su esfuerzo protege a tu hijo de posibles fracasos en el futuro.

Interesarte por lo que está estudiando tu hijo

Dialoga con él para saber lo que está aprendiendo, muéstrate interesada y hazle preguntas. Puedes relacionarlo con algo de lo que están viviendo. Por ejemplo, puedes pedirle que repase la suma de la compra o alguna otra tarea en la que el niño muestre algo de lo que ha aprendido, teniendo en cuenta su nivel escolar.Maneras de motivar a los niños para que estudien.

Animar a tu hijo ante las bajas notas

Si tu hijo recibe un suspenso o una nota más baja de lo esperado, puedes hablar con él para animarlo a seguir adelante. Revisa qué puede haber provocado ese resultado. Una vez detectado, no lo reprendas ni le hagas reproches, sino más bien busca la manera de encontrar soluciones para ayudarlo a entender algo o para que dedique más tiempo a estudiar algo que le cueste.

También es muy importante que hagas referencia a otros obstáculos ya superados. Sería muy bueno lograr acuerdos conjuntos, ya que debes transmitirle al niño la confianza de que estás convencida de que puede mejorar, así como todo tu apoyo para conseguirlo.

7 maneras de motivar a los niños para que estudien

A continuación, te presentamos consejos simples y útiles para promover la motivación en tu hijo:

1. Establece las expectativas adecuadas

Ten en cuenta que tu hijo es consciente de cómo lo percibes y, muchas veces, ajustan sus expectativas según lo que tú pienses. Por esta razón, si deseas que tu hijo triunfe, es muy posible que su motivación sea mucho mayor. Si tus expectativas son bajas, es muy probable que no logre los resultados esperados.

Para fijar las expectativas adecuadas y acordes a tu hijo es conveniente que hables con él sobre los campos de estudio que más le gustan y en los que sobresale para fijar unas expectativas más altas. Reevalúa, cuando sea necesario, los intereses y aptitudes, ya que las mismas cambiarán a medida que el niño crezca para ajustar así las expectativas a cada momento.

2. Fija metas que ayuden a tu hijo

Es de suma importancia que le enseñes a tu hijo a establecer metas propias que le ayudarán a motivarse y conseguir sus objetivos. Anota las metas en un papel y colócalas en un lugar visible de la casa para que tu hijo las tenga presente todos los días. Recuerda que las metas deben ser específicas y deben poder medirse.

3. Muéstrale que la escuela es importante

Si encuentras la manera de mostrarle a tu hijo tu propio interés y entusiasmo por la educación, él adoptará la misma actitud. Para fomentar el interés puedes establecer una relación con el profesor de tu hijo, apoyar los programas de la escuela, crear un ambiente adecuado para hacer las tareas y conocer los exámenes que debe hacer, los deberes, los trabajos y lo que estudia tu hijo en cada asignatura.

4. Desarrolla una actitud positiva hacia la escuela

Si tu hijo observa tu interés por las tareas escolares, él también lo percibirá de la misma manera. Ten en cuenta que cada niño tiene su forma de estudiar y aprender. Apoya el estilo de aprendizaje de tu hijo, ayúdale a descubrirlo y fomenta que lo utilice de la mejor manera posible.

Existen tres tipos de estudiantes: el estudiante auditivo, aquel que aprende mediante la escucha; el estudiante visual, el que retiene la información leyendo o analizando un gráfico; y el estudiante kinesiológico, aprenderá a través de ejercicios prácticos.

5. Utiliza un lenguaje que lo motive

Es muy importante que alientes a tu hijo, ya que con esto puedes motivarlo mucho más que elogiándolo. La motivación implica que el niño se evalúe a sí mismo de manera positiva, por lo que con tu aliento estás reconociendo su esfuerzo. Se trata de animarlo a que la próxima vez lo haga mejor.Maneras de motivar a los niños para que estudien.

6. Motiva el aprendizaje en casa y en la comunidad

Debes lograr que tu hijo perciba el aprendizaje como un acto divertido. Los niños motivados ven el aprendizaje en cualquier parte y entienden que hay algunas actividades divertida que a la vez aportan conocimiento. Visiten museos sobre temas que tu hijo esté estudiando, lean juntos un clásico de la literatura infantil y luego vean la versión en película, por ejemplo.

7. Fortalece la autoestima de tu hijo

Si promueves la fortaleza en tu hijo, vas a ver que estará más motivado, ya que esto permite que esté preparado ante las adversidades, se enfrente a ellas y sea capaz de resolver cualquier tipo de problemas porque aprovechará sus puntos fuertes y, si se equivoca, lo tomará como una oportunidad para aprender.

Motivar a los niños para que estudien ayudará a que tengan un mejor rendimiento académico y, por tanto, tu apoyo y actitud serán de gran relevancia para su futuro. Esperamos que pongas en práctica los 7 motivos que te brindamos en este artículo.