7 consejos para ahorrar con la llegada de tu primer bebé

Amanda · 2 noviembre, 2015

Cuando estamos planeando tener un bebé, nos preocupamos por abarcar todos los detalles de la concepción, la salud, el parto, y todos los aspectos físicos y emocionales de esta etapa. Sin embargo, comprar las cositas para darle la bienvenida a nuestro retoño, constituye una de las preocupaciones más grandes de los padres.

Adquirir los implementos para el cuidado diario de los bebés en su primera etapa, así como la ropa, juguetes y muebles de su cuarto, representan un gasto que puede llegar a ser muy elevado. Por eso se debe considerar la situación de nuestras finanzas cuando se prepara la llegada del bebé.

En tal sentido, para evitar caer en gastos excesivos que puedan afectar considerablemente tu económica, es preciso hacer cuentas que nos permitan adecuar nuestro presupuesto, desde el primer día como padres.

¿En qué gastamos con el bebé?aaa2

Si consideramos tan solo que el bebé es un nuevo integrante de la familia, podemos darnos cuenta de que los gastos pueden elevarse. Desde antes de nacer, el bebé puede ocasionar gastos no previstos, que por lo general debido a las características especiales de los pequeños, suelen ser más elevados.

Si eres de los que piensan que regulando la cantidad de ropa que compras u optando por comprar en las tiendas de segunda mano, es suficiente para ahorrar, te recuerdo que casi la mitad de los costos en esta etapa, son imprevistos.

En tal sentido, cuando se va a tener el primer bebé, no se estima con precisión la cantidad y variedad de cosas que se debe adquirir. Antes de planear el primogénito recuerda que vas a gastar en:

  • Atención médica prenatal y postnatal. El embarazo debe ser controlado regularmente en una consulta. Con el avance del embarazo la frecuencia aumenta y los gastos incluyen exámenes especializados y medicamentos.
  • El momento del nacimiento, requiere intervención especializada y reclusión clínica, ya sea en un parto natural o quirúrgico.
  • Algunos bebés nacen con necesidades especiales primarias, que pueden ocasionar gastos adicionales. También puede haber complicaciones en la madre, todo esto con un coste mayor.
  • La alimentación del bebé en sus primeros meses se hace exclusivamente por medio de la lactancia, pero en algunos casos se hace obligatorio el uso de la formula láctea.
  • También la madre debe mejorar su alimentación y casi todo el tiempo debe adecuar su ropa y calzado a esta etapa.
  • Debemos tener un acumulado de ropa y productos de bebé para estar listos en el momento del nacimiento.

7 Consejos para ahorrar ante la llegada del primer bebéaaa3

Como ya sabemos, las cosas en qué gastar son muchas, por eso queremos darte estos consejos para que mejores tus finanzas en esta importante etapa.

  • Es muy importante contar con un seguro médico que cubra las consultas, el parto o la cesárea. Si vas a planificar con suficiente tiempo, también puedes buscar la mejor alternativa en cuanto al precio del seguro.
  • Localiza un hospital que ofrezca un paquete especializado para nacimientos, los cuales no son muy comunes pero los existe. Incluyen todos los gastos desde la atención prenatal. Las unidades médicas perinatales algunas veces ofrecen esta atención luego de una evaluación socioeconómica de la familia.
  • Evita hacer gastos compulsivos, puesto que cuando se es padre primerizo es muy común querer comprar más de lo necesario. Esto sucede porque todo lo que vemos nos gusta, pero no siempre es indispensable.
  • No hace falta comprar prendas de marca, que aunque sean nuestras favoritas, pueden ser muy costosas y la calidad de estas con respecto a otras no varía mucho. También hay que considerar que los bebés crecen muy rápido, por lo cual tienden a perder las prendas de recién nacido en poco tiempo.
  • Es posible utilizar ropa, zapatos o accesorios, que otros niños de nuestra familia usaron poco; estos por lo regular se encuentran en perfecto estado y su adquisición nos permiten ahorrar mucho dinero.
  • No exageres en la cantidad de ropa que compres y tampoco incluyas muchas prendas de recién nacido, porque suelen ser pequeñas y les dejan de quedar pronto.
  • Objetos como cunas, portabebés, coches o sillas son caros cuando se adquieren nuevos, así que lo mejor es localizarlos manos de otras personas que ya no los usen; desde luego, asegurándonos de que estén en buenas condiciones