6 tipos de armarios para bebés

Fernando Clementin 9 junio, 2018
¿Planificando la habitación de tu pequeño? No te pierdas estas ideas sobre los diferentes armarios que puedes encontrar para almacenar la ropa y todos los elementos para el día a día con el nuevo integrante de la familia.

Cuando un nuevo integrante se suma a la familia, los requerimientos son varios. Además de su ropa y los elementos para su cuidado, debes planificar cómo ambientarás su habitación. En esos casos, conocer los tipos de armarios para bebés que tienes a disposición puede ser de gran ayuda.

Un error en el que caen muchos padres es el de optar por el armario más bonito o lujoso. Si bien estos pueden embellecer cualquier habitación infantil, la realidad es que no siempre acaban siendo útiles.

Por lo tanto, es conveniente no dejar de lado la funcionalidad del armario que escojamos. Esto va a estar determinado, en primer lugar, por el espacio que tengamos disponible.

En segundo plano, podemos considerar las necesidades que tengamos. En este sentido, debemos pensar qué tantas cosas deberemos almacenar y qué otros espacios tenemos para hacerlo. Hoy en día, los cambiadores, las bañeras y las cunas traen cajoneras que pueden complementar la función del armario.

5 tipos de armarios para bebés

En este listado, enumeraremos diferentes tipos de armarios para bebés. Cada uno de ellos posee determinadas características que los hacen adecuados para las circunstancias de cada familia. ¡Elige el que más te guste!

1. Armario tradicional

Hablamos aquí del armario típico, que se coloca en cualquier parte del cuarto. Estos suelen incluir cajoneras en la parte inferior y estantes en la de arriba. Además, también vienen con percheros, para colgar los delicados trajecitos del bebé; los hay de dos y tres puertas.

Hay un importante detalle que debes considerar: aunque los armarios para bebés sean hermosos y te enamoren a primera vista, debes pensar en su vida útil. Cuando el bebé crezca, es probable que algunas de sus funciones queden obsoletas. Sin embargo, si sabes que puedes venderlo, prestarlo o regalarlo a algún familiar o amigo, puedes darte el gusto. Incluso también puedes conservarlo tú misma para cuando llegué un hermanito.

¿Cómo optar por la correcta entre las opciones de armarios para la habitación del bebé?

2. Armario empotrado

Por una cuestión de eficiencia en cuanto a espacio, muchas casas cuentan hoy en día con un lugar para amurar un armario. Se trata de una muy buena alternativa; al fin y al cabo, toda la vida necesitarás uno en la habitación.

Lo bueno es que puedes conseguir diseños muy bonitos, ideales para embellecer el cuarto de un bebé. Si, en cambio, dispones de un armario algo más sobrio, puedes utilizar adhesivos infantiles para hacerlo un poco más colorido y ameno para él. Al igual que los primeros, estos armarios suelen ser espaciosos. Puedes aprovecharlos perfectamente para almacenar todos los elementos de tu pequeño.

3. Armario con cambiador

Uno de los tipos de armarios para bebés más polifuncionales que encontrarás. Estos muebles cuentan con cajones y estantes en su parte inferior y un cambiador plegable encima. Además, también pueden traer ruedas para transportarlos o moverlos cuando haga falta.

“Es conveniente no dejar de lado la funcionalidad del armario que escojamos. Esto va a estar determinado, en primer lugar, por el espacio que tengamos disponible”

4. Armarios con estantes

En muchos casos, puedes preferir un armario sencillo en el que los objetos queden a la vista. Puede ser una buena ocasión para usar cajas forradas o decoradas especialmente para las cosas del pequeño. Muchos de estos muebles vienen con cajoneras en su parte inferior.

5. Armarios en cunas

Los innovadores diseños de muebles de la actualidad hacen hincapié en la practicidad. Es así como surgen las cunas con armario. Se trata de un mueble compacto que, además de tener el colchón rodeado por los respectivos barrotes, también trae un armario adosado a uno de sus extremos.

Hay muchas ideas de armarios para la habitación del bebé entre las que puedes elegir.

No subestimes su tamaño: descubrirás que son mucho más útiles de lo que te puedas imaginar. Suelen traer cajones y también estantes; hasta puedes conseguir alguno con un cambiador plegable.

Cuando el bebé crezca, en tanto, puedes seguir la misma línea con las literas tipo tren. Se trata de las literas modernas, con las camas parcialmente superpuestas y un armario en el espacio vacío que queda al lado de la cama inferior.

6. Armarios con diseños infantiles

Como señalamos antes, la idea es que la habitación del bebé sea un espacio colorido, que despierte sus sentidos. Si así lo deseas, puedes optar por armarios específicos para los más pequeños; sus colores y dibujos dejarán a los bebés mirándolos un largo rato.

En definitiva, hay diferentes tipos de armarios para bebés para todos los gustos. Échales un vistazo a todos y escoge el que más se adecúe a tus necesidades.

Te puede gustar