6 problemas comunes durante la lactancia y cómo solucionarlos

Si tienes pensado dar leche materna a tu bebé, a continuación, explicamos cuáles son los problemas más comunes que pueden surgir durante la lactancia y cómo solucionarlos.
6 problemas comunes durante la lactancia y cómo solucionarlos
Angela Herrero Marin

Escrito y verificado por la técnico en farmacia y doula Angela Herrero Marin el 07 junio, 2021.

Última actualización: 07 junio, 2021

Que la leche materna es el mejor alimento para tu bebé es un hecho. Sin embargo, el establecimiento de la lactancia materna no es tan instintivo para la madre como suponemos. Por ello, es probales que puedas experimentar algunos de los problemas más comunes que surgen durante la lactancia.

Aunque surjan dificultades, si la madre y la familia cercana se encuentran bien informadas sobre la lactancia materna antes del parto o buscan asesoría en los primeros días desde el nacimiento, podrá conocer las causas y cómo actuar ante en cada caso.

Problemas comunes durante la lactancia

Mujer con dolor porque tiene grietas en el pezón durante la lactancia.

1. Dolor y grietas

Uno de los problemas más comunes durante la lactancia es la sensación de dolor en el pecho de la madre mientras el bebé realiza la toma; puede estar o no acompañado de la presencia de grietas.

Generalmente, son producto de mal agarre del bebé. Las grietas son la causa de una fricción que no debería ocurrir, por lo que va creando, poco a poco, una herida que duele cuando el bebé está en el pecho. Incluso puede llegar a doler sin que esté mamando. Para curar estas heridas y que el dolor remita es imprescindible corregir el agarre.

2. Obstrucciones

Las obstrucciones se suelen dar en madres con abundante leche que no se la extraen adecuadamente. Esto ocurre durante los primeros meses, en los que aún no se ha establecido la lactancia y hay una sobreproducción. Una vez establecida, lo que el bebé succiona es lo que el pecho produce. Causan dolor, enrojecimiento y bultos al palpar.

¿Qué se puede hacer al respecto?

  • Masajear la zona mientras el bebé mama.
  • Poner al bebé el mayor tiempo posible.
  • Aplicar calor húmedo justo antes de la toma.
  • Realizar posturas en las que el mentón del bebé quede en la zona afectada

3. Ingurgitación

La ingurgitación es una afectación que puede aparecer en los primeros días, en la que los pechos de la madre sufren un aumento excesivo de tamaño. La areola se inflama y se llena de líquido.

Es importante aclarar que la inflamación se da por retención de líquidos en la madre, no por retención de leche. Sin embargo, esta inflamación también será la causante de que se retenga leche, ya que, al inflamarse tanto, dificulta el agarre del bebé.

Esta retención de líquidos viene, principalmente, por la medicación que se le suministra a la madre durante el parto. Genera dolor y una sensación muy incómoda de tensión en los pechos. Ocurre en ambos a la vez. Al cabo de unos días, cuando se va perdiendo la retención de líquidos, la inflamación baja.

¿Cómo prevenirla?

  • Colocar al bebe al pecho todas las veces que lo pida.
  • Buscar la mejor posición para darle pecho, en la que madre y bebé estén realmente cómodos y se dé una buena transferencia de leche.
  • Durante los primeros días, evitar introducir chupetes, biberones o cualquier otro elemento que pueda reducir el número de tomas.

4. Mastitis, uno de los problemas más comunes durante la lactancia

La mastitis es producto de una disbiosis producida en la glándula mamaria. Puede ser consecuencia de un mal agarre, por presencia de grietas, por alteraciones en la microbiota o por obstrucciones. Suelen ser monolaterales, aunque hay casos en los que puede ocurrir en ambos pechos.

¿Qué podemos hacer?

  • Poner al bebé mucho rato al pecho para que drene.
  • No aplicar calor por tiempo prolongado, solo justamente antes de la toma.
  • Entre tomas, aplicar frío.
  • Contactar con el médico por si hiciera falta poner un tratamiento antibiótico.
    Mujer con mastitis, uno de los problemas comunes durante la lactancia.

5. Perlas de leche

Las perlas de leche son puntos blancos que aparecen en el pezón y suelen indicar que algo está pasando. Realmente es leche retenida y seca. Pueden darse por un traumatismo, como un mordisco del bebé en el pezón, o por infección, como una mastitis. Ocasionan un dolor intenso y punzante.

¿Qué se puede hacer al respecto? Lo ideal es esperar a que se sequen y se caigan solas. En caso de tener un dolor muy intenso, pueden pincharse, pero siempre bajo manos de un profesional de la salud, ya que, de hacerlo en casa, se corre el riesgo de empeorar la situación.

6. Frenillo corto o anquiloglosia, otro de los problemas durante la lactancia

El frenillo sublingual es bastante limitante, aunque hay frenillos que interfieren en la lactancia y otros que no. Si no hay malestar por ninguna de las dos partes y la transferencia de la leche es buena, no hay por qué hacer nada. Sin embargo, hay bebés que no pueden sacar la lengua fuera del labio o subirla. A esto se le conoce como anquiloglosia.

Los síntomas de esta afección son chasquidos al mamar, que el bebé se atraganta mientras succiona la leche, que se le escape el pecho, que se enfade, etc.

¿Qué se puede hacer a este respecto? Dependiendo del tipo de frenillo que presente el pequeño, se realizará un tratamiento u otro. Hay frenillos que, con unos ejercicios pautados, se consiguen hacer más elásticos y ya no interfieren en la lactancia. En cambio, otros necesitan de una sencilla cirugía que consta de un pequeño corte; otros necesitarán de una frenectomía.

Para concluir, queremos remarcar la importancia de contactar con un asesor de lactancia o cualquier profesional de la lactancia cuanto antes, para resolver el problema y evitar otras complicaciones. Esperamos haber podido ayudarte a reconocer estos problemas que a veces surgen durante la lactancia, para saber actuar en todo momento.

Te podría interesar...
De madre a madre: los 11 mejores consejos de lactancia
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
De madre a madre: los 11 mejores consejos de lactancia

Si optas por la lactancia materna para la alimentación de tu bebé, no te pierdas estos consejos de madre a madre... ¡Escucha a tu instinto!



  • Sylvetsky, A. C., Gardner, A. L., Bauman, V., Blau, J. E., Garraffo, H. M., Walter, P. J., & Rother, K. I. (2015). Nonnutritive sweeteners in breast milk. Journal of Toxicology and Environmental Health, Part A78(16), 1029-1032. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26267522/
  • Quirós, C. A. (2014). Anquiloglosia en recién nacidos y lactancia materna. El papel de la enfermera en su identificación y tratamiento. RqR Enfermería comunitaria2(2), 21-37. https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4724655.pdf