6 claves para crear un diario de emociones con niños

Los diarios de emociones son herramientas muy interesantes para usar con los más pequeños de forma que aprendan a conocerse mejor y entiendan sus emociones y sentimientos.
6 claves para crear un diario de emociones con niños
Pedro González Núñez

Escrito y verificado por el educador infantil Pedro González Núñez el 21 enero, 2021.

Última actualización: 21 enero, 2021

Cada día más expertos recomiendan la creación de un diario de emociones. ¿Por qué? Porque es una poderosa herramienta para que las personas se conozcan mejor y aumenten su felicidad vital y su autoestima, entre otros beneficios.

Entonces, si dicho diario es tan positivo, ¿por qué no hacerlo con niños? En realidad, no hay ningún motivo para no aprovechar esta herramienta y lograr que los pequeños aprendan a conocerse, a aceptarse, a entenderse y a quererse más.

¿Por qué crear un diario de emociones?

El docente e investigador Juan Lucas Onieva López nos ofrece algunas claves interesantes sobre el diario de emociones en niños. Entre los beneficios más importantes que destaca encontramos los siguientes:

  • Crece la autoestima del niño.
  • Se gana autoconfianza.
  • Se mejoran y estrechan la relaciones con el entorno.
  • Aumenta el rendimiento académico.

Este tipo de diarios evita la improvisación. De esta forma, se realiza una mejora sistémica en el aprendizaje y conocimiento de las emociones con una constancia muy adecuada.

Obviamente, los niños también toman conciencia de sí mismos y de cuanto los rodea. Conocen sus emociones, minimizan el estrés mental, respetan más a los demás y aumentan su percepción.

También ayuda a expresarse con libertad y con mayor conocimiento emocional, lo que les permite una comunicación más sincera, ya que saben

  • Identificar emociones.
  • Hablar con detalle de sus emociones.
  • Expresar sentimientos.
  • Escribir con libertad y con mayor capacidad de expresión.

¿Cómo crear un diario de emociones con niños?

Vamos a dar el paso siguiente. Es decir, ¿cómo creamos un diario de emociones con niños? Es un trabajo relativamente sencillo que se puede realizar tanto en el ámbito escolar como familiar.

¿Cuál es la situación del niño?

El primer paso lo daremos cuando sepamos exactamente cuál es la situación personal del niño. ¿Es muy tímido? ¿Ha perdido a alguien querido y cercano? ¿Muestra una actitud demasiado insolente? Analizaremos, en primer lugar, su estado particular.

Identificación de emociones

Ya sabemos cómo se siente el niño según sus circunstancias. Ahora, sería positivo, para que el chico aprenda a identificar sus emociones, que usemos herramientas que sirvan para acercarnos a él de forma sutil.

Pensemos, en este caso, en cuentos, películas, cortometrajes, series, un collage, una canción, una representación artística, etc. En este tipo de recursos, los pequeños se pueden sentir identificados y, lo que es mejor, pueden ver y comprender emociones y formas que les ayuden a expresarlas a través del diario.

Plasmación de las emociones

Cuando nos referimos al diario de emociones, es común pensar en escribir. Sin embargo, con niños no siempre es tan sencillo. Dependiendo de la edad, es interesante buscar otras fórmulas que les ayuden a plasmar lo que sienten.

¿Cómo lo haremos? Dependiendo de cada caso, podemos utilizar diversas fórmulas y procesos. Por ejemplo, buscar sinónimos, refranes, adivinanzas, etc. Podemos usar también sopas de letras, crucigramas o juegos que se relacionen con las emociones que sienten.

Uso de los sentidos en el diario de emociones

El diario infantil de emociones tiene que ir más allá de la simple plasmación de ideas y palabras. Para ello, podemos ayudar a los pequeños a crear un ejercicio en el que todos los sentidos estén representados.

Niña escribiendo un diario de emociones.

Los niños, de esta forma, aprenden a asociar las emociones a los sentidos, como los olores, lo táctil, lo visual o lo auditivo. Por ejemplo, expresar ideas con los ojos vendados, tocar algo y saborear un producto para explicar qué parte del espectro emocional les atrae, etc.

Formación artística

También es necesario dotar al diario de un espacio de libertad de expresión en el que cada niño pueda dejar salir su parte más artística y creativa. Por ejemplo, se puede crear un collage, un poema, una composición fotográfica, etc.

Frecuencia

También es importante que el niño trabaje en el diario de forma más o menos frecuente. No hay que obligarlo, pero sí incentivarlo para que se sienta motivado y quiera seguir añadiendo nuevas emociones.

Como conclusión, merece la pena recordar que este tipo de diarios de emociones se pueden realizar tanto de forma individual como grupal, entre hermanos, en clase, con amigos, etc.

La creación del diario de emociones es interesante para los pequeños, ya que les ayuda a conocerse mejor, a meditar, a entender el mundo que les rodea y, en definitiva, a ser más autosuficientes y gozar de una elevada autoestima.

It might interest you...
Ayuda a tu hijo a comprender sus emociones
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Ayuda a tu hijo a comprender sus emociones

Fomentar la inteligencia emocional infantil es una tarea fundamental pero complicada. Por eso, aprende a ayudar a tu hijo a comprender sus emocione...



  • Llenas, A., (2014). Diario de las emociones. Barcelona: Editorial Paidós.