5 técnicas de estudio para niños de secundaria

19 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Olga Carbajo
Las técnicas de estudio engloban una serie de estrategias que los niños de secundaria pueden aplicar en sus sesiones de estudio para mejorar su rendimiento en el aula.

Cada año, el Ministerio de Educación y Ciencia realiza a los alumnos unas pruebas, independientes, para evaluar sus capacidades adquiridas en las áreas de lectura, matemáticas, ciencias y competencia global y financiera.

Estos datos son recogidos en el informe internacional PISA y reflejan un estancamiento de los estudiantes españoles en ciencias y en matemáticas. ¿Fallan las técnicas de estudio en niños de secundaria?

Resulta exagerado achacar el fracaso escolar a la falta de organización del alumnado. Existen otros factores que deben tenerse en cuenta, como son los hábitos de estudio, a qué hora se ponen a estudiar, en qué el lugar, las distracciones de la zona de estudio: padres, música, internet, teléfono móvil…

Ramón Bedolla, de la Universidad Autónoma de Guerrero, en un estudio realizado a 67 estudiantes nos insta a reflexionar acerca de esta cuestión:

«La importancia de que los estudiantes apliquen estas técnicas incide en obtener una visión global o especifica de lo que se desea aprender aplicando diversas herramientas que le faciliten la comprensión».

-R. Bedolla-

Alumno de secundaria subrayando los apuntes y aplicando una de las técnicas de estudio.
La educación del siglo XXI nos plantea nuevos retos frente a las nueva situación social que vivimos actualmente. La irrupción de internet en su vida diaria y de las TIC en el aula hacen necesaria que la metodología de enseñanza se adapte a esta nueva situación y ofrezca a los niños una alternativa sugerente para reclamar su atención. Pero ¿qué son las técnicas de estudio?

¿Qué son las técnicas de estudio aplicadas a niños de secundaria?

Las técnicas de estudio son una serie de destrezas y actividades orientadas a maximizar el rendimiento de las horas que dedicamos al estudio. Deben ser adquiridas mediante la práctica diaria, por lo que tenemos que ser constantes. Su finalidad es, por tanto, conseguir interiorizar los conocimientos sin necesidad de memorizar los contenidos.

Estas estrategias de ayuda al aprendizaje deben seguir un orden lógico que nos capacite a tomar la decisión de cuáles son las mejores técnicas de estudio para niños de secundaria a aplicar en cada sesión de estudio. En ocasiones, el fracaso escolar se debe a un desconocimiento de dichas técnicas, con lo que el estudio se ve como algo tedioso, aburrido y de obligado cumplimiento.

Algunas técnicas de estudio recomendadas

Entendemos como sesión de estudio el tiempo que hemos planificado dedicar a cada asignatura una vez terminada la jornada de clases. Así como a las actividades que vamos a realizar durante el proceso de adquisición y asimilación de los conceptos de la unidad que nos ocupe.

«Una meta sin un plan es solo un deseo».

-Antoine de Saint-Exupéry (El Principito)-

  1. La Lectura. Es vital realizarla para ver qué contenidos vamos a tratar. Realizaremos, al menos, dos lecturas: una rápida que nos permita tener una visión global de tema, es decir, una lectura comprensiva, y otra más pausada para detectar los puntos clave del tema.
  2. El Subrayado. Resaltaremos aquellas palabras clave que reflejen las ideas principales extraídas de la segunda lectura del tema. Debemos evitar subrayar frases completas, solo palabras, para que con un golpe de vista podamos identificarlas. Esta técnica no sustituye al resumen, pero nos ahorra tiempo si vamos un poco justos.Niño de secundaria aplicando las técnicas de estudio en su casa.
  3. Los mapas conceptuales y mentales. Nos ayudan a sintetizar la información de nuestro subrayado. Organizamos e interrelacionamos los contenidos mediante la elaboración de una red de datos. Así, conseguimos elaborar un análisis reflexivo y personalizado de los contenidos.
  4. Fichas resumen. Esta estrategia resulta muy útil cuando tenemos que condensar muchos datos de un tema en concreto. Los tendremos todos sintetizados en apenas medio folio y bien organizados según su tipo de información. Es importante numerarlas, y podemos utilizar una de las caras de la ficha para anotar cuestiones o dudas.
  5. Notas marginales. Siempre es importante dejar anotado cualquier frase o ejemplo que nos ayude posteriormente al estudio, ya sea en clase durante la explicación o en casa en la sesión de estudio. Podemos hacer las anotaciones tanto en el margen del libro como de los apuntes, o en nuestras propias fichas.

Otras técnicas de estudio para niños de secundaria

Existen muchas otras técnicas de estudio para niños de secundaria. Aquí os hemos planteado aquellas que nos han parecido más relevantes y de mayor utilidad, ya que en algunas de ellas se puede hacer uso de las nuevas tecnologías para su realización.

Toda estrategia es válida siempre que les ayude al estudio y les motive: recursos nemotécnicos, resúmenes, diagramas, líneas temporales, cuadros sinópticos, cuadros comparativos, esquemas mudos…

«El aprendizaje es más que la adquisición de la capacidad de pensar; es la adquisición de numerosas habilidades para pensar en una gran variedad de cosas».

-L. Vygotsky-

  • Bedolla Solano, R. (2018). Programa educativo de técnicas y hábitos de estudio para lograr aprendizajes sustentables en estudiantes de ingreso al nivel superior. Revista Iberoamericana de Educación, 76 (2), pp. 73-94.
  •  Gómez Gómez, M. (última consulta octubre 2019). Técnicas de estudio y estrategias de aprendizaje. Recuperado de: www.edu.xunta.gal
  •  Mata Domínguez, A (2018). Técnicas de estudio para niveles no universitarios. (Curso Universidad Pontificia Comillas)