5 razones médicas para inducir el parto

Amanda 26 junio, 2017

Inducir el parto es un proceso delicado que consiste en intervenir para que el nacimiento del bebé se inicie de manera artificial. Es decir, cuando se induce el parto lo que se quiere es que el proceso comience sin esperar a que se dé naturalmente.

En la mayoría de los casos se realiza la inducción por razones médicas. Sin embargo, a veces es una elección por emergencia personal o de otro tipo. En años recientes se ha vuelto popular la inducción electiva, aquella que se planifica por conveniencia. Algunos padres necesitan acomodar sus horarios de trabajo o simplemente desean controlar la fecha de parto.

Pese a la actual inclinación hacia este proceso por cuestiones personales, los médicos no lo recomiendan. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, afirma que inducir el parto debería ser una decisión de exclusividad médica. Es decir, se recomienda únicamente en el caso de que el bebé esté en riesgo de permanecer más tiempo en el útero materno.

¿Qué toman en cuenta los médicos para inducir el parto?

parto

Todos los embarazos son diferentes, por eso es difícil prever un desenlace específico. Aunque nuestro embarazo marche bien, no estamos exentas de sufrir una inducción cuando sea necesario. Sin embargo, algunos motivos de peso prevalecen en estos casos. Los médicos consideran inducir el parto cuando se presentan situaciones como las siguientes:

  • En caso de que la madre presente complicaciones de salud particulares. Por ejemplo, si se diagnostica sangrado frecuente, preeclampsia, cardiopatías, hipertensión o diabetes gestacional. En este particular, es necesario que las mencionadas condiciones atenten contra la salud del bebé. Se tiene entendido que estos trastornos tienden a controlarse en la mayoría de los casos.
  • Es preferible inducir el parto cuando se determina que el bebé está recibiendo poco oxigeno. También es preciso intervenir si se detecta que hay riesgo de no recibir suficientes nutrientes
  • Si a pesar de haberse roto el saco amniótico, la madre no ha comenzado la labor de parto en un período de 24 a 48 horas
  • El aporte de nutrientes al feto se ha visto comprometido debido a que el embarazo lleva más de 42 semanas
  • Cuando se ha diagnosticado corioamnionitis, que es una infección dentro del útero.

No sabes realmente lo que es el amor hasta que miras a los ojos de tu recién nacido.

-Anónimo-

¿Cómo se realiza la inducción del parto?

Existen varios procedimientos médicos para poder inducir el parto. Esto puede ser por medio de intervenciones mecánicas o con el uso de medicamentos. A continuación te contamos cuáles son y qué riesgos representan.

Inducción con medicamentos

Los principales fármacos que se utilizan para inducir el parto son la prostaglandina y oxitocina, a manera de hormonas sintéticas. La primera se introduce por la vagina en forma de supositorios. Se coloca por la noche a fin de que el útero comience el trabajo de parto por la mañana.

Por su parte, el uso de oxitocina se coloca en forma de pytocin y syntocinon por vía intravenosa. Este fármaco provoca contracciones en la madre. Este método acelera el proceso que no había comenzado, pero el riesgo de aplicarlo es que puede precipitar demasiado el parto. Esto trae como consecuencia que la madre sienta mucho dolor y no pueda controlar el poder de las contracciones.

Rotura artificial de membranas

inducir el parto

La rotura de membranas se produce de manera natural para dar inicio a la labor de parto. Sin embargo, los médicos pueden realizarla de manera artificial para que el cuerpo comience a producir prostaglandina. El aumento de esta hormona, aumenta las contracciones que dan lugar al parto.

Para ejecutar este procedimiento, el médico introduce un gancho plástico esterilizado para rozar la membrana. Esto hace que el bebé se mueva cabeza abajo, lo cual va a generar las contracciones. La madre sentirá lo mismo que al romper fuente de manera natural.

Este mecanismo tiene algunas ventajas, por ejemplo, es rápido y permite examinar la condición del líquido inmediatamente. Sin embargo, constituye riesgos como que el bebé no dé la vuelta una vez rota la bolsa. También puede complicarse por desliz o enredo del cordón. Además, crece el riesgo de que se produzca infección debido al tiempo que pasa entre la ruptura y la expulsión como tal.

Estimulación natural

Existe un mecanismo que suele ser efectivo para inducir el parto y es natural. Los médicos indican que se estimulen los pezones de la madre, ya sea de manera manual o por medio de un extractor. Este estímulo provoca que se produzca la hormona oxitócica, la cual da lugar a que se originen las contracciones.

 

Te puede gustar