5 maneras de ahorrar cuando vas de viaje

Yamila Papa · 13 octubre, 2018
Aunque no lo creas, es posible ahorrar cuando vas de viaje si tienes hijos pequeños. Solo es cuestión de organizarte bien, tener la posibilidad de cocinar en el lugar y elegir actividades gratuitas para toda la familia.

Ir de vacaciones en familia, y sobre todo cuando tenemos hijos pequeños, puede ser un gran gasto para nuestro presupuesto. Para evitarlo, se requiere una buena planificación y organización. En el siguiente artículo, te daremos algunos consejos para que puedas ahorrar cuando vas de viaje familiar.

Tips para ahorrar cuando vas de viaje

Se suele pensar que irse de vacaciones con los niños es sinónimo de gastar como si no hubiese un mañana. Es verdad que ellos necesitan ciertas comodidades de las que quizás una pareja sin hijos puede ‘prescindir’, pero lo cierto es que todo depende de cómo nos organizamos y, sobre todo, de cuánto dinero podemos destinar. Presta atención a estos consejos para ahorrar cuando vas de viaje familiar:

1. Organiza con mucha anticipación

Es sabido que comprar un boleto de avión para el próximo año es más barato que para el siguiente día. Por lo tanto, si queremos ahorrar al máximo, lo mejor que podemos hacer es organizar con bastante anticipación.

Las vacaciones con niños no se pueden improvisar ‘sobre la hora’; lo bueno es que también podrás reducir los costos de alojamiento reservando con varias semanas o incluso meses de anticipo.

Además, si compras con tarjeta de crédito, podrás ir pagando en cuotas para que cuando llegue la fecha del viaje tengas más límite disponible y menos gastos.

2. Elige bien el destino

Ahorrar cuando vas de viaje con niños no solo tiene que ver con la anticipación, sino con el lugar elegido. Claro, porque no es lo mismo ir a Disney en pleno verano que a una casa rural en primavera. Debes tener en cuenta qué actividades hay para tus hijos y cómo podrás entretenerlos durante la estancia.

No descartes desde un principio destinos exóticos o algo lejanos. Por ejemplo, el Sudeste Asiático o Europa del Este son ‘amigables’ con los niños y cuestan mucho menos que ir a una playa o isla española.

Dentro de los planes de familia más gratos se encuentra ir de vacaciones vacaciones con niños.

3. Ve fuera de temporada

Además de ahorrar, lo bueno de ir de vacaciones con niños fuera de la temporada alta (verano) es que habrá menos gente con la que ‘lidiar’. Esto se traduce en menos filas, menos atascos, menos esperas… más tranquilidad, más intimidad y más descanso.

Incluso si quieren ir a la playa, pueden aprovechar para viajar en meses que no sean julio y agosto, pero que igualmente tengan buenas temperaturas que permitan disfrutar del mar. De esta manera, el alojamiento, las comidas y el transporte serán más baratos.

“Se suele pensar que irse de vacaciones con los niños es sinónimo de gastar como si no hubiese un mañana. Todo depende de cómo nos organizamos y, sobre todo, de cuánto dinero podemos destinar”

4. Comida hecha en casa

Uno de los mayores gastos en las vacaciones está relacionado a la comida. Una buena forma de reducirlos al máximo es escoger un alojamiento que tenga cocina. El primer día es tan simple como ir al mercado y comprar provisiones; después, queda cocinar lo básico, por ejemplo bocadillos, para almorzar.

Si quieren, para cenar sí pueden ir a algún restaurante, pero aunque no lo crean, ahorrarán bastante si se preparan sus propias comidas. ¡Y puede incluso ser una actividad divertida y en familia!

Además, durante los paseos pueden llevar un bolso con frutas, barras de cereal, zumos, agua, termos con café o té y hasta dulces. Así, evitarán gastar en meriendas o en bocadillos callejeros.

5. Elige actividades gratuitas

Como primera medida, averigua si en el destino a donde irán las atracciones tienen descuento para grupos familiares o si los menores no pagan boleto. Otra opción es buscar actividades que sean gratuitas, como por ejemplo espectáculos en parques o hasta museos en los que no se debe pagar entrada.

Los dinosaurios despiertan fascinación en los más pequeños.

Acude a la oficina de turismo apenas arribes al destino y averigua cuáles son las alternativas de ocio gratuitas o con buenos descuentos.

Por último, para ahorrar cuando vas de viaje en familia, te recomendamos que prestes mucha atención a la típica frase “niños gratis” que aparece en paquetes turísticos, hoteles, vuelos, restaurantes, etc. Mira bien la letra chica porque es probable que debas pagar algún impuesto o seguro.

Como puedes ver, no es necesario agotar todo el presupuesto cada vez que queremos salir de viaje con nuestros hijos. ¡Existen muchas opciones económicas que igual se disfrutan!

En último lugar, ten presente que no es necesario ser millonario para pasarlo bien en familia. El éxito de las vacaciones depende de la organización y de que todos estén a gusto, no del dinero que se gaste en ellas.