5 ideas para que los niños coman

Gladys · 15 mayo, 2016

Para la mayoría de los padres es preocupante y  hasta un poco frustrante ver que a su pequeño no le gusta comer o le desagradan ciertos alimentos, sin embargo, te presentamos 5 maravillosas ideas para los niños coman sin complicaciones.

Para que los niños coman todos los alimentos necesarios de una dieta balanceada es importante que los padres los guiemos desde que son pequeños.

De esta manera crearemos buenos hábitos alimenticios en nuestros hijos, los cuales son indispensables para su crecimiento físico y emocional.

Por lo general, cuando observamos que nuestro pequeño no quiere comer la comida que le preparamos, lo obligamos a terminarse todo y a no dejar nada en el plato, pero esto puede ser perjudicial. Con esta actitud tan solo reforzamos la conducta de desagrado hacia la comida, por lo que pueden desarrollar en un futuro graves consecuencias tales como: anemia, anorexia, etc.

Lo mejor que podemos hacer como padres es enseñarles a comer sanamente, haciéndoles entender que deben tener hábitos de alimentación que los ayudarán a prevenir indeseables consecuencias, tales como la obesidad o la diabetes que a la larga son perjudiciales para su salud y autoestima.

Los padres somos los principales educadores de nuestros pequeños, y la mejor forma de enseñarles a comer es de forma didáctica y divertida, así asociarán los alimentos con experiencias agradables, estimulando su apetito y acercamiento hacia la comida.

5 ideas para que los niños coman

coman 2

A todos los niños les gusta jugar y no hay mejor manera que educarlos desde el juego y la diversión, es por esa razón te presentamos las siguientes estrategias para que incentives a tu pequeño a comer:

1.- Para que los niños coman deben aprender la importancia de la alimentación, una excelente idea es enseñarle la pirámide nutricional a través de dibujos coloridos o dándoles la oportunidad de que ellos mismos dibujen los alimentos que pertenecen a cada categoría, identificándolos con canciones o palabras claves.

2.- Podemos llevar a nuestro hijo al mercado y mostrarle todos los alimentos que son importantes para su nutrición, explicándoles qué nutrientes aportan al organismo. La idea es que sepan diferenciar los alimentos sanos de los alimentos chatarras y procesados, no indispensables para su crecimiento.

3.- Al momento de servir su comida, hacerles creativos platos con variedad de olores, sabores, texturas y colores. Una idea es crear una figuras con los alimentos, por ejemplo la carita de un perro, un gato o algún animalito que les guste a nuestro pequeño.

4.- Permitir que nuestro pequeño participe al momento de preparar la comida, es una estrategia muy motivadora y divertida.

5.- Es importante servir porciones adecuadas a la edad de nuestro hijo, no debemos pensar que mientras mas cantidad de alimentos ingieran más sanos serán. Una alimentación debe ser balanceada con porciones de acuerdo a su edad.

Lo que no debemos hacer

coman

Aunque enseñemos a nuestros pequeños a comer mediante la diversión y estrategias innovadoras, es necesario que tengamos en cuenta ciertos aspectos para no cometer errores.

  • Se debe evitar que vean la televisión o escuchen música al momento de ingerir su comida. Recuerda que la idea es que aprendan a comer por medio de formas didácticas y esto podría ocasionar que desvíen su atención hacia otras actividades contrarias a la estimulación de su alimentación.
  • Podemos premiar a nuestro pequeño después de comer toda su comida con un postre delicioso o un dulce de su preferenciaPero debemos no castigarlos si no terminan toda su comida.
  • La mejor manera de practicar los hábitos alimenticios se basa en una buena comunicación. Hablar con ellos y volver a aplicar otras estrategias para su entendimiento hacia la buena alimentación será la mejor herramienta que puedas utilizar.
  • Los niños pueden elegir eventualmente su comida preferida para estimular su apetito, pero no debe ser siempre ya que se acostumbrarán a lo que ellos les provoque y la mayoría de las veces son dulces y alimentos con altos niveles de carbohidratos, lo mejor es establecer límites y dejarlos elegir de vez en cuando su plato de comida.

Como padres debemos tener paciencia cuando nuestro pequeño aprende a comer dado que el proceso de aprendizaje es mucho más lento que el de un adulto. De esta manera, le demostraremos nuestra comprensión y apoyo, indispensable para hacerlos sentir motivados y profundamente amados.