5 errores que no debes cometer en la educación en casa

22 abril, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la psicopedagoga María José Roldán
La educación en casa es una opción a la que muchos padres recurren por diferentes motivos. Pero es importante evitar algunos errores de los que hablamos a continuación.

Si te consideras novato en cuanto a la educación en casa y crees que no sabes cómo hacerlo para que tus hijos aprendan, este artículo es para ti. Es necesario saber qué errores son los más comunes para poder evitarlos en la educación en casa con tus hijos.

Errores en la educación en casa

Es cierto que los padres que son nuevos en la educación en casa pueden querer darle a sus hijos la mejor educación y hacen el esfuerzo que sea necesario para que así sea. Pero, es necesario tener en cuenta algunas cosas para evitar que los errores se repitan una y otra vez.

1. La socialización en la educación en casa

Es posible que te hayas preguntado alguna vez qué es lo que pasa con la socialización. A pesar de lo que leemos todos los días sobre los problemas que enfrentan las escuelas con el acoso escolar, la presión de grupo, las drogas, el alcohol, las guerras de popularidad y el comportamiento promiscuo, todavía existe el mito de que la socialización ocurre solo en la escuela.

Por supuesto, esto es falso. De hecho, muchas familias eligen el aprendizaje en casa porque quieren reemplazar el tipo de socialización que ocurre en las escuelas de hoy con la socialización que ocurre en el mundo en general.

Además, la socialización ocurre naturalmente cuando tus hijos interactúan cada día con una variedad de personas: un comerciante local, un bibliotecario, abuelos, hermanos, personas de la comunidad, miembros de alguna asociación, actividades extraescolares, parientes y amigos.Padre con su hija llevando a cabo una educación en casa.

2. La comparación

Las comparaciones siempre son odiosas, en cualquier contexto y en cualquier situación. No intentes competir con otros padres u otros niños. Cada uno tiene su propio ritmo de aprendizaje. Los padres que apuestan por la educación en casa, o cuando no hay más remedio que hacerlo por diferentes motivo, no tienen que competir ni seguir un único modelo.

En este sentido, piensa en que tienen el lujo de aprender a su propio ritmo y perseguir lo que les interesa durante el tiempo que quieran. Además, cuando se sigue la educación en casa, retienen la mayor parte de lo que aprenden, porque les interesa el tema que están estudiando.

Comparar a tu hijo con otro niño puede generar dudas innecesariamente. Aprende a reconocer los logros de tu hijo por lo que son: únicos para él. Has de saber que tu hijo puede y aprenderá cuando esté listo, y que la experiencia será rica y gratificante.

3. Gastar demasiado dinero en paquetes de estudio

Los maestros tradicionales necesitan usar un método eficiente que transmita bloques de información predeterminados cada día a grupos de 20 o 30 estudiantesUn plan de estudios es vital en ese entorno, pero en casa realmente no es necesario.

Por este motivo, cuando eres nuevo en la educación en casa, es fácil caer en la trampa de comprar un paquete de plan de estudios completo para tu hijo. Lo que sucede, entonces, es que te sientes presionado para completar las actividades sugeridas para todas las materias cada día, y te preocupas excesivamente cuando os retrasáis. Reaccionando a tu estrés, tu hijo puede dejar de cooperar y el problema se intensifica. No es necesario.Madre e hijo haciendo deberes en casa.

4. No reconocer el estilo de aprendizaje de tu hijo

Es importante ser abierto a todos los estilos de aprendizaje. No hay una forma correcta o incorrecta de educar en el hogar, pero existen métodos que podrían no ser adecuados para tu hijo.  Puede tomar un tiempo determinar qué tipo de programa de educación en el hogar satisface mejor las necesidades de tu hijo, pero el esfuerzo vale la pena.

De esta manera, descubrirás que tu hijo está entusiasmado con el aprendizaje y su función de educación en el hogar será mucho más fácil.

5. Querer abarcar demasiado en la educación en casa

Intentar hacer demasiado es el único error que puedes cometer siempre. Puedes poner tanto tiempo y energía en los aspectos educativos y sociales de la educación en el hogar que terminas descuidándote a ti mismo o a otras personas que te importan.

Del mismo modo, si te sientes estresado, estás haciendo demasiado. Retrocede, cambia tu plan. También, prueba algo diferente, incluso si “diferente” significa no hacer nada. A veces, es necesario reducir la velocidad, relajarse y ver la experiencia de la educación en casa como un viaje emocionante, en lugar de una tarea difícil o demasiado tediosa.

Los errores son, a menudo, nuestros mejores maestros. ¡La crianza de los hijos y la educación en casa te darán la oportunidad de hacer bastantes progresos! Sin embargo, ahora ya sabes qué errores son los más frecuentes y cuáles tienes que evitar.