5 alimentos que parecen saludables pero que no deberías dar a tus hijos

Ciertos productos que parecen saludables contienen en su interior azúcares simples que pueden condicionar negativamente el funcionamiento del metabolismo de tus hijos.
5 alimentos que parecen saludables pero que no deberías dar a tus hijos
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 05 Mayo, 2021.

Última actualización: 05 Mayo, 2021

Existen alimentos que parecen saludables, pero que contienen en su interior una gran cantidad de aditivos o de nutrientes de baja calidad. Es importante evitarlos en el contexto de la alimentación infantil para asegurar que el niño crece y se desarrolla en buenas condiciones.

Te vamos a hablar sobre algunos de los más habituales. Ahora bien, ten en cuenta que para garantizar la buena calidad de la dieta, es óptimo priorizar el consumo de alimentos frescos frente al de ultraprocesados, ya que estos presentan una densidad nutricional más elevada.

Alimentos que parecen saludables, pero que no deberías darle a tus hijos

Has de tener cuidado con los siguientes alimentos que te vamos a mencionar a continuación.

Bebidas vegetales

Las bebidas vegetales se comercializan en muchas ocasiones como sustitutos de la leche. Sin embargo, son un producto de calidad bastante inferior. No solo resultan deficitarias en proteínas y en grasas, sino que en su gran mayoría presentan azúcar añadido, capaz de promocionar la obesidad, según un estudio publicado en Frontiers in Bioscience.

Vaso de leche de soja.

En el caso de optar por elegir un producto de este estilo, será necesario comprobar el etiquetado y asegurarse de que está libre de azúcares añadidos. No obstante, salvo en casos de intolerancia, no se recomienda la sustitución de la leche de vaca por bebidas vegetales.

Productos light

Dadas las propiedades negativas del azúcar sobre el organismo, la industria lo ha comenzado a sustituir por edulcorantes artificiales, con carácter acalórico. Sin embargo, estos elementos son capaces de impactar negativamente sobre la microbiota, tal y como afirma una investigación publicada en Nutrients.

A partir de aquí se pueden ver afectadas la capacidad de absorción de los nutrientes y el propio metabolismo. Por este motivo, se desaconseja su consumo regular. De lo contrario. podría reducirse la diversidad y la densidad de las bacterias que habitan en el intestino.

Miel, uno de los productos que parecen saludables

La miel se ha categorizado como producto saludable durante muchos años por su contenido en antioxidantes. Lo cierto es que, sin desprestigiar estos elementos, presenta también una elevada cantidad de azúcares simples. Por este motivo es importante limitar mucho su presencia en la dieta.

A la hora de aprovechar sus componentes beneficiosos, como el propóleo o la jalea real, es mejor idea optar por un suplemento de los mismos. Así, se pueden experimentar efectos positivos sobre el sistema inmune sin condicionar el aporte calórico total o la salud metabólica.

Embutidos magros

Las carnes procesadas suelen considerarse nocivas para la salud. Aun así, ciertos embutidos como el pavo o el jamón cocido suscitan cierta duda al respecto. La realidad es que la salubridad de los mismos depende de la concentración de aditivos en su interior. Por este motivo, hay que estar muy atentos a la presencia de nitritos y de sulfitos.

Ambos elementos se han asociado con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de colon o gástrico, por lo que deberían evitarse. Ahora bien, existen variedades de estos alimentos con elevada concentración proteica y ausencia de conservantes que tienen cabida, de forma ocasional, en el contexto de una dieta equilibrada y variada.

Pasta, otro de los alimentos que parecen saludables

Niña comiéndose un plato de pasta, uno de los alimentos que parecen saludables, pero no lo son.

El consumo de pasta se suele asociar a contextos deportivos y a una dieta saludable. De todos modos, se trata de uno de los alimentos con alto contenido en carbohidratos de peor calidad. Está configurada a base de harinas refinadas, por lo que generan un pico glucémico elevado en sangre.

A la hora de elegir una fuente de carbohidratos, es mucho mejor opción optar por los tubérculos o por las legumbres. Además, así se incrementa el aporte de fibra, elemento esencial para garantizar un mejor funcionamiento del tubo digestivo.

Evita los alimentos que parecen saludables, pero cuentan con sustancias nocivas

Como has podido comprobar, son varios los alimentos que se catalogan como saludables, pero que realmente no lo son. Saber identificarlos es clave de cara a prevenir su aparición en la dieta habitual. De lo contrario, la salud de los niños podría verse perjudicada.

Ten en cuenta que, además de limitar la presencia de estos alimentos en las rutinas, es fundamental enfatizar la presencia de los frescos. Las carnes, pescados, huevos, vegetales y lácteos suelen ser alimentos que aportan nutrientes esenciales en las cantidades óptimas, por lo que mejoran el estado de salud a medio plazo.

Te podría interesar...
Menú para bebés de 6 meses: las primeras papillas
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Menú para bebés de 6 meses: las primeras papillas

Es importante confeccionar un buen menú durante las primeras etapas de la vida. Las papillas pueden ayudar con este objetivo.



  • Freeman CR, Zehra A, Ramirez V, Wiers CE, Volkow ND, Wang GJ. Impact of sugar on the body, brain, and behavior. Front Biosci (Landmark Ed). 2018 Jun 1;23:2255-2266. PMID: 29772560.
  • Plaza-Diaz J, Pastor-Villaescusa B, Rueda-Robles A, Abadia-Molina F, Ruiz-Ojeda FJ. Plausible Biological Interactions of Low- and Non-Calorie Sweeteners with the Intestinal Microbiota: An Update of Recent Studies. Nutrients. 2020 Apr 21;12(4):1153. doi: 10.3390/nu12041153. PMID: 32326137; PMCID: PMC7231174.