4 recetas para comer con los niños en verano

27 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
En verano, los niños llevan a cabo varias actividades físicas, lo que provoca un gran desgaste en ellos. Para compensar, es necesario que repongan fuerzas con alimentos nutritivos, ricos y llenos de energía.
 

La época de las vacaciones es buen momento para contar con recetas fáciles y divertidas para hacer con los niños en verano. A la vez que potenciamos nuestra relación con ellos, conseguiremos que coman mejor. De este modo podremos contribuir a mejorar su salud.

4 recetas para los niños en verano

A continuación, veremos un menú completo que harán las delicias de los niños en verano. ¡Toma nota e invítalos a cocinarlas entre todos!

Ensalada de naranja y fresas

Esta receta se caracteriza por presentar un alto contenido en micronutrientes, sobre todo en antioxidantes. Los vegetales cuentan con fitoquímicos entre sus componentes. Por este motivo dichos alimentos han demostrado ser útiles en la prevención de las enfermedades crónicas, de acuerdo con una investigación publicada en la revista Molecules.

Ingredientes:

  • 1 naranja. 
  • 8 fresas.
  • 75 g de escarola.
  • 4 rabanitos.
  • 200 g de queso feta.
  • 10 g de semillas de girasol.
  • Sal.
  • Aceite.
  • Vinagre de manzana.

Elaboración:

  • En una ensaladera, colocar los gajos de naranja y fresas picadas a la mitad.
  • Colocar la escarola y los rabanitos en rodajas finas.
  • Deshacer el queso feta y espolvorear sobre la receta.
  • Aderezar con sal, aceite de oliva, vinagre de manzana y las semillas de girasol.
  • Servir inmediatamente con carnes y pescados.

Macarrones con boloñesa de pollo y salchichas  

Gracias a esta preparación los niños conseguirán la energía que necesitan para llevar a cabo todas sus actividades diarias. Esta combinación de carbohidratos y proteínas resulta fantástica en verano.

 

Ingredientes:

  • 300 g de macarrones o penne rigate.
  • 150 g de pechuga de pollo picada.
  • 150 g de salchichas frescas.
  • ½ cebolla.
  • 6 cucharadas de tomate frito.
  • 3 cucharadas de queso parmesano.
  • 2 cucharadas de vino tinto.
  • 1 zanahoria.
  • 1 rama de apio. 
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta.

Elaboración:

  • Cocinar los macarrones en agua y sal durante 8 minutos junto a una hoja de laurel.
  • Para la boloñesa, picar la cebolla en trozos pequeños y saltear en una sartén hasta que transparente.
  • Agregar la zanahoria y el apio picados en pequeños trozos y cocinar durante unos 10 minutos, hasta que estén tiernos.
  • Incorporar la pechuga de pollo; cocinar hasta que cambie de color.
  • Incorporar la carne de las salchichas sin piel, agregar las verduras y cocinar todo junto durante 5 minutos.
  • Dejar cocer hasta que la salsa se vuelva espesa.
  • En un recipiente para horno, colocar los macarrones, cubrir con la salsa boloñesa de pollo y salchichas y mezclar; cubrir con queso parmesano rallado y pimienta negra. También podemos agregar orégano fresco.
  • Llevamos al horno durante 10 minutos a 190° y 220° para gratinar.
Las ensaladas de frutas son una opción refrescante para los niños en verano.

Albóndigas suecas

Si quieres garantizar el aporte de proteínas diario, incluye esta preparación en tu recetario. Estos nutrientes son capaces de mejorar el desarrollo muscular, así como de garantizar su función. Según publicaciones científica recientes, un correcto consumo de proteína resulta esencial para evitar patologías relacionadas con el tejido magro. Paralelamente, las albóndigas cuentan con grasas saturadas de carácter saludable para el organismo, no se deben de restringir de la dieta.

 

Ingredientes:

Para las albóndigas:

  • 750 g de carne picada de ternera.
  • ½ cebolla.
  • 30 g de mantequilla.
  • 80 ml de leche.
  • 25 g de migas de pan.
  • 1 huevo.
  • Sal.
  • 5 g de nuez moscada molida.
  • 5 g de cardamomo molido.
  • Pimienta.
  • Aceite de oliva.

Para la salsa de carne:

  • 90 g de mantequilla.
  • 40 g de harina.
  • 500 ml de caldo de carne.
  • 100 ml de nata ligera.

“Tarde de verano; para mí, estas han sido siempre las palabras más hermosas en mi lengua”
—Henry James—

Elaboración:

  • En una sartén, colocar la mantequilla a derretir y rehogar la cebolla picada durante unos minutos a fuego medio.
  • Coger un bol y colocar la miga de pan y la leche, dejar reposar para que la miga ablande; luego, la podremos triturar con más facilidad.
  • En otro recipiente, colocar la carne picada, la sal y la nuez moscada e integrar los sabores.
  • Añadir el huevo batido, la leche con el pan y la cebolla.
  • Revolver o amasar.
  • Podemos ir formando las albóndigas con nuestras manos o utilizar una cuchara.
  • Freír en aceite o mantequilla y reservar.
  • Para la salsa: derretir la mantequilla, añadir la harina y cocinar durante unos 5 minutos, sin dejar de remover para evitar la formación de grumos.
  • Agregar la nata y cocinar las albóndigas en la salsa durante 15 minutos.
  • Servir con salsa de arándanos y puré de patatas.

Se trata de un plato contundente, con un intenso sabor, ideal para los niños en verano. Con él, podrán reponer las energías que se gastan por el exceso de actividades en las vacaciones, ya sea en la piscina, en la playa o en cualquier otro lugar.

Los muffins son excelentes meriendas para los niños en verano.
 

Muffins de frambuesa y corazón de mascarpone

No podíamos concluir este recetario sin incluir un postre. Se trata de una receta que cuenta con una gran aceptación por parte de los más pequeños. Trata de que consuman las magdalenas con moderación, ya que contienen azúcar en su composición. De este modo, es importante preparar un número escaso de ellas para evitar atracones.

Ingredientes:  

  • 240 g de harina con levadura.
  • 130 g de azúcar.
  • 150 g de mantequilla.
  • 10 g de ralladura de limón.
  • 2 huevos.
  • 240 ml de leche.
  • 250 g de frambuesas.
  • 200 g de queso mascarpone.
  • 1 cucharadita de zumo de limón.

Elaboración:

  • Derretir la mantequilla en una olla pequeña y dejarla enfriar.
  • Acto seguido, precalentar el horno a 160 ° grados, con calor arriba y abajo.
  • En un bol, mezclar la harina, el azúcar y la mantequilla fundida. 
  • Añadir la ralladura de limón y mezclar hasta integrar todos los ingredientes.
  • Rellenar con la masa obtenida las cápsulas para muffins, hasta la mitad.
  • Colocar frambuesas picadas y un toque de queso mascarpone, terminar de rellenar con masa y coronar con frambuesas.
  • Hornear durante 30 minutos, hasta que los muffins doren. Sabremos que están hechos cuando, al introducir un palillo, sale limpio y seco.
  • Estos muffins son una deliciosa merienda para los niños en verano.

A pesar de que esta receta es más sabrosa respetando los ingredientes mencionados, es posible reducir la cantidad de azúcar para hacerlas más saludables. Por último, recuerda que también puedes sustituir este alimento por algún edulcorante artificial.

 

Prepara recetas sencillas para el verano

Como verás, las opciones que aquí presentamos son sencillas y variadas. Por este motivo no tengas dudas de que a los niños les encantarán y, sobre todo, les brindarán los nutrientes que ellos necesitan para sus desgastantes tardes.

  • Zhang YJ., Gan RY., Li S., Zhou Y., et al., Antioxidant phytochemicals for the prevention and treatment of chronic diseases. Molecules, 2015. 20 (12): 21138-56.
  • Lochlainn MN., Bowyer RCE., Steves CJ., Dietary protein and muscle in aging people: the potential role of the gut microbiome. Nutrients, 2018.