4 recetas con hortalizas para niños

25 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
La preparación de ricos platos con verduras y hortalizas brindará comidas bajas en calorías y llenas de vitaminas y minerales, imprescindibles para el sano crecimiento de los pequeños.

Para nadie es un secreto que a los pequeños no les agradan las verduras. Es por ello que, muchas veces, los padres nos vemos en la necesidad de inventar recetas con hortalizas para niños y así incorporarlas en la dieta.

La ingesta de estos alimentos es necesaria en la dieta diaria de los infantes, ya que son un punto clave en el crecimiento y buen funcionamiento del cuerpo. Las hortalizas son ricas en nutrientes, vitaminas y minerales y aportan la energía necesaria para cumplir con las actividades de cada día.

Si se acostumbran a ingerirlas desde pequeños, los niños crecerán con el buen hábito de comer saludable y de aceptar todos los alimentos que les ofrezcan. Lo bueno es que, con las siguientes recetas con hortalizas para niños, muchas comidas traen las verduras y hortalizas escondidas. De este modo, el niño las ingiere sin percatarse de que están allí.

¿Cuándo es conveniente introducir las hortalizas en la dieta del bebé?

A partir de los 6 meses de edad, se les puede comenzar a dar verduras y hortalizas a los bebés, cocinadas en forma de puré. Cuando tienen 8 o 9 meses, pueden comer sopas licuadas con pequeños trozos, para que comiencen a masticar y probar nuevas texturas.

Antes de cocinarlas, las hortalizas deben ser peladas y lavadas muy bien; con esto se eliminan posibles sustancias que puedan estar en la piel o cáscara.

Si no se van a consumir en el momento, lo recomendado es guardarlas en la nevera. Así, se conservan por más tiempo y se pueden utilizar luego sin problemas.

Durante el cocinado puede que pierdan parte de sus nutrientes, sobre todo los termolábiles. Por este motivo, y en la medida de lo posible, se recomienda de vez en cuando incorporar alguna hortaliza cruda. De este modo se aportan nutrientes y fibra esenciales para el crecimiento del niño, tal y como afirma un estudio publicado en la revista Nutrients.

Recetas con hortalizas para niños

Pon en práctica estas deliciosas y divertidas recetas con hortalizas para niños para que incluyas en la dieta de tus pequeños todas las vitaminas y minerales que necesitan.

Tortitas de calabacín

Ingredientes

  • 1 calabacín mediano.
  • 2 cucharadas de harina de trigo.
  • 2 huevos.
  • Hojas de perejil picadas.
  • 1 taza de leche.
  • Aceite para freír.
  • Sal al gusto.

Preparación

  • Lavar el calabacín y rallarlo; reservar.
  • Mezclar la harina con la leche y luego los huevos.
  • Añadir la ralladura de calabacín, una pizca de sal y remover otra vez. Formar las tortitas.
  • En una sartén, calentar un poco de aceite. Depositar las tortitas y comenzar a freír hasta que queden doradas por ambos lados.
  • Colocar las tortitas listas en un plato con servilleta para retirar el exceso de aceite.
  • Servir y degustar.
El calabacín es otro de los ingredientes para las recetas saladas para bebés de 12 a 24 meses que tu bebé no puede dejar de probar.

Berenjenas rellenas

Ingredientes

  • 2 latas de atún.
  • 2 berenjenas grandes.
  • 1 cebolla mediana.
  • 2 zanahorias medianas.
  • 1 manzana.
  • 500 ml de tomate triturado.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 1 cucharada de pan rallado.
  • Orégano y sal a gusto.

Preparación

  • Precalentar el horno a 190°C.
  • Picar las berenjenas por la mitad a lo largo y devastar con una cucharilla por el centro. Conservar la piel.
  • Colocarlas en un bol con agua y una pizca de sal.
  • Picar la cebolla en rodajas finas y rallar las zanahorias. Ponerlas a hervir en una olla con agua.
  • En una sartén, incorporar el atún y la manzana ya triturada. Rociar con un poquito de sal y remover hasta conseguir una mezcla homogénea.
  • En una bandeja, rellenar en hundimiento de la berenjena con el preparado de atún. Verter un poco de la salsa de tomate, pan rallado y orégano.
  • Meter en el horno hasta que el pan forme una tapa semidura y servir.

Piruletas de calabacín

Ingredientes

  • 1 calabacín grande.
  • 3 cucharadas de mayonesa.
  • 3 cucharadas de queso parmesano.
  • 1 cucharada de ajo en polvo.
  • 3 cucharadas de pan rallado.
  • Palitos de altura.
  • Sal (si lo deseas).

Preparación

  • Precalentar el horno a 200°C.
  • Lavar y pelar el calabacín; cortarlo en rodajas.
  • Mezclar en un recipiente la mayonesa con 2 cucharadas de queso parmesano.
  • Juntar el ajo, el pan rallado y lo que queda del queso en un recipiente aparte.
  • Untar cada rodaja de calabacín con las mezclas de mayonesa y pan rallado.
  • Ensartar 4 rodajas en cada palito de altura.
  • Colocarlos en una bandeja y meterlos en el horno por 10 minutos.
  • Voltear las piruletas e introducirlas por otros 10 minutos.
  • Sacar y degustar.

“Si se acostumbran a ingerirlas desde pequeños, los niños crecerán con el buen hábito de comer saludable y de aceptar todos los alimentos que les ofrezcan”

Guisantes con verduras

Ingredientes

  • 200 g de guisantes.
  • 1 pimiento rojo, previamente asado.
  • 1 tomate.
  • 2 zanahorias pequeñas.
  • 1 cebolla.
  • 2 cucharadas de maíz.
  • 200 ml de caldo de verduras.
  • Aceite de oliva.
  • Sal al gusto.
Los guisantes con verduras son una excelente opción dentro de las recetas con hortalizas para niños.

Preparación

  • Rallar la cebolla y las zanahorias (por separado).
  • Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén a fuego lento.
  • Verter la cebolla rallada y remover hasta que este dorada.
  • Incorporar las zanahorias, los guisantes, el maíz y el tomate picado en cuadros pequeños.
  • Cocinar por 5 minutos; remover constantemente.
  • Incorporar el caldo de verduras y cocinar a fuego lento por 25 minutos.
  • Añadir el pimiento asado cortado en julianas y servir.

Prepara recetas con hortalizas para los niños

Recuerda que todas estas recetas son ricas en fitonutrientes, sustancias que desempeñan un papel protector frente al desarrollo de enfermedades a medio y largo plazo. Un ejemplo es el caso del licopeno que se encuentra en el tomate. El aporte habitual de este nutriente reduce significativamente el riesgo cardiovascular, de acuerdo con una publicación realizada en la revista Atherosclerosis.

Estas ricas recetas con hortalizas para niños ayudarán a que los niños degusten estos ricos platos con más entusiasmo. Sus formas y presentación atraerán la atención de los pequeños y de seguro las disfrutarán al máximo, aunque antes las hayan rechazado.

Prepara y degusta junto a tu pequeño estas recetas para que él, a través de tu ejemplo, se motive más a consumir estos platillos tan beneficiosos para su salud.

  • McKeen S., Young W., Mullaney J., Fraser K., et al., Infant complementary feeding of prebiotics for theMicrobiome and immunity. Nutrients, 2019.
  • Cheng HM., Koutsidis G., Lodge JK., Ashor A., et al., Tomato and lycopene supplementation and cardiovascular risk factors: a systematic review and meta analysis. Atherosclerosis, 2017. 257: 100-108.