4 planes para adolescentes en verano

Para que tu hijo adolescente no se aburra durante las vacaciones de verano, hay muchos planes diferentes que servirán para afianzar lazos entre padres e hijos, además de ser experiencias positivas y útiles para los más jóvenes.

Con el fin de las clases, llega el descanso para los chicos. Si no se invierte el tiempo en actividades amenas y productivas, las vacaciones, lógicamente, serán aburridas. Buscar planes para adolescentes en verano es una excelente opción para evitar los días de aburrimiento. O mejor aún, para sacarles el máximo provecho.

Aunque son muchas las ofertas, la elección no puede hacerse a la ligera. Los padres deben hablar con sus hijos antes de apuntarlos a ninguna actividad. La idea es que disfruten y no que se sientan obligados a hacer algo que no desean.

Suele suceder que los adolescentes no quieren hacer nada, es decir, que prefieran pasar muchas horas frente al ordenador o con otro tipo de dispositivos tecnológicos. La mejor forma de combatir esta actitud pasiva es implicándolos en diferentes programas de actividades.

Negociación para el verano

Para que no haya disgustos innecesarios, el diálogo es la clave, así como la realización de propuestas. Es necesario indagar sobre los gustos del adolescente o sobre eso que le interesaría poner en práctica en verano. Así podremos elaborar entretenidos planes para adolescentes en verano.

En todo caso, abrir espacio para la negociación y el entendimiento es la premisa para la diversión compartida. La creatividad y el presupuesto son otros factores que se deberán tomar en cuenta, por supuesto.

1.- Opciones para compartir en familia

Una vez que los adultos sepan las preferencias de sus hijos, lo mejor es buscar espacios para participar en conjunto. Actualmente, es fácil alejarse o perder el vínculo afectivo, por lo que convendría usar las vacaciones para remediarlo.

Los viajes familiares pueden resultar placenteros si todos están de acuerdo con el destino. En este sentido, los ambientes naturales son los más recomendables; las visitas a la playa, el campo y la montaña serán planes reconfortantes y entretenidos.

Es sumamente positivo que los planes para adolescentes en verano incluyan salidas con sus amigos.

Hay que seleccionar la salida en función del presupuesto y el lugar de origen; cuanto más cerca de casa, menos costoso resultará el paseo, y no por ello menos gratificante.

Si la música es de interés para los adolescentes, valdría la pena ir a un concierto con ellos. Aunque no compartan el gusto musical, será una gran oportunidad de acercamiento. En cambio, si las inclinaciones son más artísticas, un día de exposiciones de pintura o fotografía servirá para unir lazos de afectividad.

2.- Disfrutar con los amigos

Cuando los adolescentes son responsables y los padres conocen su círculo social, el hecho de que salgan con sus amigos no debe ser motivo de angustia. Es importante que nuestros hijos socialicen y que en los planes para adolescentes en verano se incluyan actividades en grupo.

Igualmente, conviene motivar a nuestros jóvenes a recorrer la ciudad. Noches de cine, un día por el centro comercial, salidas a la piscina, al río o a un lago son experiencias que agradecerán. Organizar una reunión o fiesta en casa, si los adolescentes son muy sociables, es otra estupenda idea.

“Los padres deben hablar con sus hijos antes de apuntarlos a ninguna actividad. La idea es que disfruten y no que se sientan obligados a hacer algo que no desean”

3.- Programas diseñados para adolescentes

Es común que diversas instituciones o centros recreativos preparen planes para adolescentes en verano durante las vacaciones. Hay muchas ofertas extensas en las que es posible encontrar de todo: actividades recreativas, diversión, conocimiento y mejora de habilidades.

Este tipo de campamentos de verano también ofrecen sistemas de internado durante varios días. Hay campamentos urbanos, en plena naturaleza o rurales, entre otros.

Del mismo modo, entre las actividades que se pueden realizar, también hay mucha variedad: para los amantes de la cocina, para los aficionados a los deportes, para aprender de la naturaleza o de la simple convivencia, etc. Muchos otros hacen una mezcla diversa de actividades para explorar varias áreas.

Asimismo, se pueden localizar escuelas que ofrecen cursos veraniegos. Dependiendo de sus gustos, pueden apuntarse a clases de baile, música, natación, fútbol o baloncesto, por ejemplo. Es importante tener en cuenta que, para esto, se requiere puntualidad y constancia.

Las clases de música son una excelente alternativa en cuanto a planes para adolescentes en verano.

4.- Planes para adolescentes en verano sin salir de casa

Como no siempre se puede salir de la vivienda para ocupar el tiempo libre, no está de más encontrar distracciones caseras; lo importante en este caso es que lo que se sugiera hacer sea del agrado de los involucrados. La creatividad jugará un papel central para que el disfrute esté garantizado.

Por ejemplo, recurrir a las manualidades siempre es un buen plan. En la plataforma de vídeos de YouTube hay miles de tutoriales para elaborar manualidades increíbles. A partir de objetos reciclados o comprados en la tienda, padres e hijos pueden dar rienda suelta a la imaginación.

Si las artes manuales no están entre las habilidades del adolescente en cuestión, también pueden optar por crear pistas de música, leer un buen libro o ayudar en el jardín. Pronto verán que a su alcance hay todo un mundo por descubrir.

Categorías: Relaciones con su entorno Etiquetas:
Te puede gustar