6 Juegos en la playa que puedes hacer con tu hijo

Agetna 29 abril, 2017

Los viajes a la playa suelen gustar a los niños; sin embargo, por mucho que sean entretenidos, siempre existe la posibilidad de que el vaivén de las olas y ver tanta arena y mar por todos lados, los hagan caer en el aburrimiento.

Para que tengas algunas opciones con las que entretener a tu pequeño durante el verano junto al mar, hoy te proponemos las siguientes actividades.

Castillos de arena

Los clásicos castillos de arena distraen tanto a los pequeñines como a los más grandes, incluso, a los adultos.

A tu hijo le encantará usar baldes, palas y diversas vasijas para construir con arena y crear magníficos castillos.

Si le ponen empeño esta obra de construcción puede quedarles tan bonita que merezca, se le saque una foto.

La colección de tesoros

Buscar y coleccionar tesoros del mar que se encuentran en la costa y la arena es otro de los atractivos que tiene la playa.

Si le pides que te acompañe en esta actividad cada quien puede pasar un rato agradable buscando cochas, caracoles, piedras, maderos y todo tipo de riquezas que atesorará y mostrará a los demás.

Enterrarse en la arena

Enterrarse en la arena, si no completamente al menos de la cintura para abajo o un brazo, es un juego que llega de los antepasados y mucho divierte a los niños.

Es tan gracioso excavar el agujero como llenar de arena y enterrar a cualquier compañero.

Si invitas a tu hijo a hacerlo le gustará participar contigo en la travesura de enterrar a papá mientras duerme, o al menos, mientras se hace el dormido.

Fuertes con palos

Hacer un fuerte con palos es otra buena idea que puedes llevar a cabo cuando estés en la playa con tu niño.

Para eso, deberán reunir algunos maderos, piedras y construir un “muro” para bloquear el paso de las olas.

Como la marea y la fuerza del viento sobre el agua no hay quien la detenga, el muro no servirá como fuerte de contención durante mucho tiempo, pero sí, entretendrá a tu hijo durante un buen rato. Primero, porque deberá enfrascarse en la tarea de construirlo y después, porque pasará gran parte del tiempo intentando salvar sus juguetes cuando el agua traspase el muro que construyó para protegerlos.

El lanzamiento de la piedra

Si el mar está en calma, sobre todo durante las mañanas y antes de la hora del baño, pueden jugar a lanzar una piedra para que roce el agua mientras vuela.

Este juego es común en los lagos porque son más tranquilos, pero si le ponen empeño, alguna que otra vez podrán lograrlo en el mar.

Flotar y flotar

Si tu hijo es grandecito y sabe cómo aguantar la respiración hay un juego que además de entretenerlo va relajarlo.

Este también puede serte útil si él es de los que no se cansa ni cuando va a la playa.

Pídele que aguante la respiración, hunda la cabeza en el agua, despegue los pies del fondo y se deje arrastrar.

La idea es no hacer ningún tipo de presión ni mantener postura alguna. El cuerpo flotará mitad en la superficie, mitad bajo el agua, y se dejará llevar por las olas.

Con vistas a que la actividad no sea peligrosa si, por ejemplo, tu hijo y tú flotan, papá deberá quedarse dentro del agua, pero con los cincos sentidos en pleno funcionamiento para vigilarlos.

6 Juegos en la playa que puedes hacer con tu hijo

Cuando vayas con tu niño a la playa puedes llevar diversos implementos y divertirse con:

  • Un disco volador
  • Una pelota inflable de playa
  • Una pelota para jugar voleibol
  • Bolas

Ahora bien, lo más importante de todo, sea cual sea la actividad que elijan, es garantizar la seguridad de toda la familia.

Recuerda que los niños, embriagados por la diversión, no le prestan mucha atención a su seguridad.

Sois tú y los adultos con los que visita la playa, los principales responsables de su salud, su bienestar y su vida.

Para terminar, te tenemos estos consejos:

Si tu hijo va a jugar en la arena cuida ponerle suficiente protector solar, cúbrelo con una sombrilla, gorra y gafas.

Hidrátalo constantemente y solo dale alimentos ligeros.

Imagen de portada cortesía de BlueOrange Studio

Te puede gustar