4 libros para practicar mindfulness en el aula

Óscar Dorado · 9 abril, 2018
La práctica de mindfulness en el aula puede ayudar a los niños a aprender a enfocarse, manejar el estrés, regular las emociones y desarrollar una actitud positiva. Estos libros son una excelente manera de introducir el mindfulness en el ámbito educativo. 

Mindfulness o atención plena es una técnica de meditación y de relajación que ayuda a muchos niños a poder controlar sus emociones. En este artículo, te presentamos cuatro libros para practicar mindfulness en el aula y describimos su importancia para los pequeños.

La enseñanza con atención plena (mindfulness) fomenta un enriquecimiento personal del alumnado; este redunda en una mayor capacidad de concentración, así como en una mejora en su equilibrio emocional. Además, esta técnica ayuda a los niños controlar los nervios y el impulso que les hace actuar sin sentido.

Para ello, es importante que los hagamos conscientes de la realidad y que les enseñemos estrategias para aprender a controlar su nivel de activación. El niño que sabe relajarse controla su actividad y puede actuar desde la calma y la serenidad.

Hoy en día se sabe que la relajación contribuye a desarrollar capacidades; algunas de ellas son la atención, la observación, la imaginación, la percepción, la memoria y la concentración. Además, contribuye la prevención del estrés, la ansiedad y la tensión emocional.

Entonces, es esencial equipar a los niños con las herramientas para manejar todas estas distracciones; una de ellas puede ser los libros para practicar mindfulness en el aula, que les permitirán enfrentar de manera saludable y productiva las situaciones del futuro.

“Cada paso en el camino hacia la felicidad requiere la práctica de la atención hasta que se convierte en parte de tu vida diaria”
—Henepola Gunaratana—

4 libros para practicar mindfulness en el aula

Los siguientes cuatro libros son una gran manera para introducir el mindfulness a los niños en el aula:

1.- El mago de los pensamientos, de Pepa Horno Goicochea

El primero de los cuatro libros para practicar mindfulness en el aula que te ofrecemos es una bonita y divertida fábula; trata sobre un niño que tiene muchas ideas en su cabeza.

Tantas son las ocurrencias que gestiona en su interior que no da a basto. Por eso, el protagonista se siente asustado y no sabe cómo mantener el control.

Finalmente, el niño conoce a una persona que le ayuda a manejar las situaciones de manera correcta; en consecuencia, aprende a gestionar mejor este tipo las situaciones y a conocer su silencio interior.

El libro pretende hacer hincapié en la importancia que tiene que ayudemos a gestionar la sensibilidad de los pequeños y las situaciones que se derivan, contribuyendo a que disfruten del silencio.

Los libros para practicar mindfundless en el aula son una perfecta elección para ayudarles a los niños a relajarse.

2.- Luz de estrellas. Meditación para niños, de Maureen Garth

A diferencia del anterior, este libro tiene un estilo atractivo, cálido y personal; muestra mediante cuatro cuentos cómo los niños pueden relajarse, concentrarse, desarrollar sus dotes intelectuales y artísticos. Además, les permite disfrutar de un tranquilo descanso nocturno.

Motivada por el deseo de ayudar a su hija de tres años a conciliar el sueño por las noches, la autora del libro plantea una serie de ejercicios de meditación para refuerzan la seguridad y la confianza de la pequeña.

Se trata de un libro que incluye innovadores temas de meditación y simples visualizaciones para facilitar el sueño a los niños y a tranquilizarse solo. Asimismo, sirve para desarrollar la imaginación y estimular la creatividad.

3.- Un bosque tranquilo, de Patricia Díaz Caneja

Nuestra tercera propuesta es un cuento muy divertido, ideal tanto para niños como para mayores; de hecho, es un interesante recurso para educadores.

Supone una herramienta muy útil para que los pequeños tomen consciencia de la importancia que tiene la atención en nuestra vida diaria. Además, al final del libro se añaden una serie de actividades que prolongarán algunos de los momentos vividos más allá de la lectura.

Sus ejercicios, consejos y pasatiempos permitirán que los niños presten atención al libro. De una manera fácil y amena, disfrutarán de su lectura.

Los libros para practicar mindfulness en el aula les permitirán a los niños enfrentar de manera saludable y productiva las situaciones del futuro.

4.- Tranquilos y atentos como una rana, de Eline Snel

Finalmente, la cuarta propuesta: Tranquilos y atentos como una ranaEste libro incluye un CD con 11 meditaciones guiadas y breves que los niños podrán practicar a diario. 

Los niños deben dejarse llevar y realizar los sencillos ejercicios que indica el libro. Solamente tienen que respirar y oxigenar el cerebro para estar atentos a lo que está ocurriendo en el momento presente.

Los resultados de los ejercicios han producido beneficios en los niños que los practican. Ellos duermen mejor, están más concentrados y se sienten más seguros.

Los libros para practicar mindfundless en el aula son una perfecta elección para ayudarles a relajarse. La responsabilidad de los profesores y de los centros educativos es encontrar los adecuados.