4 frases que consuelan a los niños cuando lloran

04 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López
Algunas veces, cuando nuestros hijos no tienen consuelo y no paran de llorar, recurrimos a frases que quizás no cumplen la función que queremos, que es aliviar su dolor.

Cuando los niños lloran porque están enfadados o tristes, tenemos que empatizar con ellos y mostrarles que los entendemos; ellos necesitan que aprobemos sus emociones. En este artículo vamos a ver algunas frases que consuelan a los niños cuando lloran.

En muchas ocasiones, cuando nuestros niños lloran, les decimos “no llores, que no ha sido nada”, “deja de llorar”, etc. Pero, aunque lo hagamos con la mejor de las intenciones, de esta forma les estamos quitando importancia a sus emociones.

Por eso, es importante utilizar ciertas frases que consuelen y respeten las emociones de nuestros hijos, dándoles el valor que tienen, sobre todo para el niño. Si quieres saber cuáles puedes utilizar, sigue leyendo.

Importancia de las frases que consuelan a los niños cuando lloran

Ante todo, cuando nuestro niño o niña esté llorando, tenemos que saber a qué se debe su enfado o su tristeza. De esta forma, será más sencillo entender su reacción.

Todas las emociones, tanto de los niños como de los adultos, están ocasionadas por un estímulo que genera una respuesta en nosotros, ya sea una emoción positiva o negativa. Pero los niños no son capaces de pararse y pensar cómo responder de manera calmada; ellos directamente actúan con rabietas, con llantos, dando un portazo a la puerta, con gritos…

Debemos acompañar con nuestras palabras y posturas a nuestros hijos. Nos pondremos a su altura, los miraremos a los ojos, sin juzgarlos y los dejaremos hablar para que expresen lo que están sintiendo. De esta forma, les estaremos dando valor a sus emociones, que para ellos son importantes.

Frases que consuelan a los niños cuando lloran

Madre diciendo a su hija algunas de las frases que consuelan a los niños cuando lloran.

Evitaremos decir “Llorar es de cobardes” y diremos “Si sientes miedo, ¿qué necesitas para dejar de tenerlo?”

A veces, el miedo nos bloquea, y el agobio que sentimos nos lleva a llorar, incluso a los adultos. Cuando nos sentimos así, a nadie nos gusta que nos digan “no llores, que eso es de cobardes”; a los niños les pasa igual, tampoco les gusta que les digamos eso.

Lo único es que el miedo en los niños les lleva a llorar desconsoladamente, los bloquea e incluso los limita. En ese momento no debemos juzgar su reacción. Así, lo mejor es decirles “Entiendo que tengas miedo, ¿qué puede hacer mamá o papá para que dejes de tenerlo?”. El pequeño se debe sentir acompañado y entendido, de esta forma, se relajará.

Cambiaremos “no llores” por “Comprendo por lo que estás llorando”

En ese momento, el niño necesita ser consolado y atendido, no que le digamos que deje de llorar cuando él está sintiendo una emoción que tiene su valor.

Siempre intentaremos entenderlo y ayudarlo a que se sienta mejor con nuestras palabras. Le daremos el valor que sus emociones merecen, pues lloran porque así lo sienten; si los comprendemos y acompañamos, enseguida se sentirán mejor.

Evita decir “No te enfades y deja de llorar, que no es para tanto” y di “Veo que estás enfadado, ¿hablamos sobre lo que te pasa?”

Al igual que todos, cuando sentimos alegría, reímos, pero si nos sentimos enfadados o tristes, tenemos el mismo derecho a llorar. En definitiva, son dos emociones igual de válidas. Si un niño se enfada y reacciona llorando, nos necesitan cerca, necesita nuestro amor y que lo entendamos, así, estaremos validando su emoción.

Le podemos decir “Te noto enfadado, ¿quieres hablar sobre lo que te ocurre?”. Con estas frases los ayudamos a que identifiquen sus emociones, y a que reconozca lo que sienten en su cuerpo, cuando experimenta esta emoción.

Cómo hablar con tu hijo cuando se separa de su mejor amigo.

Cambia la frase “No pasa nada” por “Entiendo que te sientas así. ¿Qué podemos hacer para que te sientas mejor?”

Todas las personas, cuando perdemos a alguien o algo valioso, nos sentimos tremendamente tristes y en esos momentos necesitamos que se nos arrope y acompañe. A los niños les ocurre igual, solo que para ellos la pérdida puede ser de un profesor porque cambia de curso, su juguete favorito, un amiguito que cambia de ciudad…

En ese momento, sienten una enorme tristeza y puede que rompan a llorar; es ahí cuando no debemos decirle que no pasa nada. Por el contrario, cambiaremos esa frase por: Entiendo que estés así de triste porque se ha ido tu amiguito a otra ciudad. ¿Quieres que le escribamos una carta?”. Luego podéis mandaros cartas y así estar siempre en contacto.

Sobre las frases que consuelan a los niños cuando lloran

Estas frases que consuelan a los niños cuando lloran son muy útiles para determinados momentos en los que, queriendo ayudar a nuestros hijos para que se sientan mejor, a veces no decimos la frase adecuada. Teniéndolas en cuenta, cuando surjan determinadas circunstancias, ponlas en práctica, ya verás como los niños se sienten mejor.