4 accidentes caseros que puedes prevenir

Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Marisol Rendón Manrique
2 mayo, 2019
Haz de tu casa un lugar más seguro y protégela contra los accidentes caseros más comunes.

Los accidentes caseros son la causa de muchas lesiones menores y mayores en niños de todas las edades. En los casos más graves pueden llevar, incluso, a la muerte.

Por eso es tan importante que sepas qué medidas se pueden tomar para garantizar un entorno seguro para tus hijos. Aunque no puedas evitar todos los percances domésticos, sí es posible prevenir muchos de ellos.

«En la actualidad, los accidentes en los países desarrollados son una de las principales causas de enfermedad y de muerte. Constituyen una de las “epidemias” de este siglo y deben ser considerados como un problema de salud pública. Además de la pérdida de vidas humanas, de sufrimientos físicos y psíquicos, hay que recordar las repercusiones socioeconómicas derivadas de los daños.»

– Guía de FACUA Andalucía –

Ten presente que el hogar es un espacio que debe ofrecer toda la seguridad y la tranquilidad para la convivencia de fu familia. Así que identificar y remediar los peligros potenciales es una responsabilidad enorme de los adultos.

También lo es preparar a los segmentos de población con mayor riesgo (niños menores de cinco años, ancianos y amas de casa) para reaccionar ante situaciones domésticas que impliquen riesgo.

¿Cómo prevenir los accidentes caseros más comunes?

1. Caídas

Suelen originarse debido a la inmadurez motriz de los niños pequeños, es decir, a las dificultades que aún tienen para movilizarse. También se dan por la presencia de objetos en el piso y la ausencia de un adulto que supervise. Para prevenir:

  • Mantén el camino libre de juguetes u otros objetos.
  • Asegúrate de que el piso permanezca seco.
  • Levanta la baranda de la cuna o el corral siempre que el bebé esté adentro.
  • Cierra las puertas y ventanas con llave y evita que haya sillas o peldaños cerca de ellas.Accidentes caseros que puedes prevenir.

2. Ahogamiento o asfixia

Este angustiante episodio puede suceder al ingerir por accidente un cuerpo extraño. También se da por estrangulamiento, porque el pequeño se cubre la cabeza con almohadas o cobijas mientras duerme. Lo que se puede hacer para evitar este tipo de situación es:

  • Elige juguetes del tamaño adecuado para la edad de tu pequeño.
  • Evita que bolsas de plástico y cualquier tipo de cordón estén cerca del alcance de los niños.
  • Enseña a tus pequeños que deben estar quietos mientras comen para evitar ahogamiento.
  • Asegúrate de que las mantas y cobertores de tus hijos no sean demasiado pesadas y que jamás les tapen el rostro.
  • Nunca dejes solo a tu pequeño en una bañera o superficie llena de agua.

3. Quemaduras

El fuego, el agua caliente y los utensilios de cocina pueden causar heridas graves a cualquier persona, especialmente a un niño. Lo peligroso de la situación es que la consecuencia no siempre es un leve roce de calor, sino que en muchas ocasiones se presentan quemaduras que requieren atención médica. Por eso, las siguientes medidas de prevención son útiles:

  • Por ningún motivo sostengas una bebida caliente y un bebé al mismo tiempo.
  • Asegúrate de que los alimentos que le das al bebé tengan la temperatura adecuada antes de dárselos.
  • Instala una puerta o rejilla en la entrada de la cocina para que los pequeños no estén cerca de objetos calientes.
  • Prueba el agua antes de darles un baño a tus hijos.
  • Evita que los fósforos, encendedores o planchas estén al alcance de los niños.

4. Envenenamiento

Estos accidentes caseros se pueden deber a la ingesta de medicamentos, productos de aseo o insecticidas. En muchos casos tienen lugar por la intoxicación por alimentos en una cantidad excesiva. Para evitar estos hechos:

  • Ten un lugar seguro asignado para los medicamentos y los productos químicos. Preferiblemente, mantenlos bajo llave y en un lugar de difícil acceso para un pequeño.
  • Asegúrate de que los juguetes de los niños, especialmente las masas de moldear o plastilina, no tengan componentes tóxicos.
  • Enseña a tus pequeños que las pastillas y cápsulas solo deben ingerirse o administrarse por adultos.
  • Nunca pongas un químico que pueda ser peligroso en un envase de productos comestibles.Accidentes caseros que puedes prevenir.

Conclusiones sobre la prevención de accidentes caseros

Si se presenta cualquiera de estos episodios, mantén la calma y solicita asistencia médica de inmediato. Dales prioridad a las medidas de prevención para que ni tú ni tu familia tengáis que pasar por alguno de estos accidentes caseros.

Aunque no puedas evitar todos estos sucesos desafortunados, sí es posible aumentar las medidas de seguridad en el hogar para estar prevenidos en cualquier momento.