Eres Mamá
 

3 tipos de actividades deportivas divertidas

Promover el ejercicio a través de actividades físicas divertidas fomenta el gusto por el deporte y se adquieren habilidades complementarias.
3 tipos de actividades deportivas divertidas
Eva Maria Rodriguez Diego

Revisado y aprobado por la instructora fitness y yoga Eva Maria Rodriguez Diego en 07 Diciembre, 2020.

Última actualización: 07 Diciembre, 2020

Proporcionar a los niños la posibilidad de participar en actividades deportivas divertidas les permite disfrutar de los beneficios del deporte, así como adentrarse en el mundo de los juegos en equipo. Este tipo de actividades promueve la actividad física de manera lúdica, lo cual es fantástico para aquellos pequeños a los que no les gusta el deporte y también para los que no tienen muchas oportunidades de practicarlo de forma regular.

Hacer deporte tiene multitud de beneficios para los niños, tanto a nivel físico como a nivel psicológico, cognitivo y emocional. Pero no siempre podemos proporcionarles a los chicos la oportunidad de formar parte de un equipo deportivo o de incorporarlo a una escuela divertida.

Por otra parte, que los niños practiquen un determinado deporte no implica que tengan que centrarse solo en ese deporte en concreto. De hecho, a través de juegos y actividades deportivas, los pequeños pueden adquirir muchas habilidades válidas para muchos deportes o para completar sus habilidades físicas, más allá de las requeridas por su disciplina.

Niño haciendo una carrera de sacos, una de las actividades deportivas divertidas para niños.

Mantener a los niños activos con actividades deportivas divertidas

Los niños deben estar activos, incluso si no pueden salir de casa. Entre la escuela y las tareas escolares, los pequeños permanecen mucho tiempo sentados. Si a eso le sumamos las horas de consumo de televisión y de videojuegos, nos encontramos un panorama poco alentador.

El ejercicio regular ayuda a que los niños tengan mejor salud física. Esto incluye músculos y huesos fuertes, un peso saludable y un menor riesgo de ponerse enfermos. Además, la actividad física les ayuda a dormir mejor.

Por otra parte, el ejercicio físico también tiene beneficios psicológicos, pues les ayuda a estar más motivados y concentrados y también favorece el rendimiento escolar.

Para mantener a los niños activos, las actividades deportivas divertidas son grandes aliadas. Son motivadoras, no requieren el compromiso que implica la participación en un deporte de equipo y ofrecen muchos de los beneficios del deporte.

Complemento a los entrenamientos deportivos

Cada deporte requiere de unas habilidades muy concretas. Para los niños, entrenar esas habilidades es mucho más entretenido a través de juegos y actividades deportivas divertidas. De hecho, los chicos que entrenan con ejercicios como los que hacen los adultos tienen tendencia a aburrirse y desmotivarse.

Por otra parte, las actividades y juegos deportivos ofrecen la oportunidad de ampliar las habilidades más allá de las requeridas en un deporte concreto. Eso da como resultado niños con un desarrollo físico más armonioso y con muchas más habilidades que, aunque no se requieran en su deporte en particular, son muy útiles para otros fines.

Ideas de actividades deportivas divertidas

Hay muchas forma de organizar actividades deportivas divertidas. A continuación, vamos a ver algunas de las más interesantes y fáciles de llevar a cabo.

Pista de obstáculos

Las pistas de obstáculos permiten a los niños desarrollar diversas habilidades y ponerse a prueba. Al tener que ir superando obstáculos diferentes, los pequeños tienen que poner en funcionamiento muchos mecanismos físicos y cognitivos.

Además, son un excelente ejercicio para fomentar la creatividad y para probar cosas nuevas. De hecho, implicar a los niños en el montaje del circuito favorece los procesos creativos y les implica más aún en el juego.

Por otra parte, las pistas de obstáculos se pueden preparar en espacios de todos los tamaños, con los materiales que se tenga a mano y pueden adaptarse a todas las edades. Además, se pueden montar en espacios cerrados o abiertos.

Carreras modificadas

Correr es una actividad que se realiza en prácticamente todos los deportes, de una u otra forma. Y si no se corre, a los niños les vendrá muy bien participar en actividades deportivas en las que puedan hacerlo de forma divertida, especialmente para aquellos a los que correr no les atrae mucho.

Las carreras modificadas no son más que carreras en las que, bien con la modificación del modo de avance, bien con la introducción de elementos complementarios, los niños tienen que avanzar hacia la meta. Esto es todavía más divertido cuando lo importante no es llegar primero, sino simplemente llegar.

Niña haciendo una carrera de obstáculos.

Algunas formas de introducir elementos que modifiquen el avance pueden ser saltar a la pata coja, avanzar sin separar las rodillas, saltar de diferentes formas o avanzar en pareja con alguna limitación.

Además, se pueden incluir elementos complementarios para complicar el avance, como objetos que hay que llevar de determinada forma, pelotas con agarres (para avanzar saltando), sacos, etc.

Deportes modificados

Otra forma de practicar actividades deportivas divertidas es modificando y simplificando las reglas de los deportes, incluso mezclando diferentes características de varios de ellos. Con esto se consiguen actividades originales que estimulan la creatividad. Además, esto supone para los niños un importante desafío intelectual, al tener que considerar las reglas al margen de lo que ya saben.

Por otra parte, esto permite también reforzar el trabajo de habilidades menos trabajadas, así como incorporar gestos y movimientos que no se usan con frecuencia.

En definitiva, animar a los niños a participar en actividades deportivas les proporcionará un extra de diversión y les dará la oportunidad de obtener los beneficios del deporte de un modo más dinámico. Con ello, podrán completar sus habilidades y descubrir cosas nuevas. Además, les permitirá abrir su mente y hacer aportaciones creativas para dar rienda suelta a su imaginación.

Deporte infantil y competición: ¿deberían competir los niños?

Deporte infantil y competición: ¿deberían competir los niños?

Deporte infantil y competición pueden no parecer una buena idea. Sin embargo, la competición puede tener muchos beneficios para los niños.


Diplomada en Magisterio, especialidad Educación Física, por la Universidad de Salamanca (2000). Instructora de fitness y yoga y monitora de tiempo libre y ciclo indoor. Entrenadora personal, especialista en deporte escolar y en actividades físicas para la tercera edad, además de tener formación en danzaterapia y musicoterapia. También es Profesora Superior de Música por el antiguo Conservatorio Superior de Santiago de Compostela (2002). Actualmente trabaja como editora y redactora para diversas webs y medios de comunicación y como instructora fitness y de yoga en diversos centros deportivos, instituciones públicas y organizaciones privadas.