3 estilos de aprendizaje en los niños

Marisol 19 febrero, 2018
Ayuda a tu hijo a comprender mejor el mundo estimulando el desarrollo de los diferentes estilos de aprendizaje.

Pretender que los chicos conciban el mundo de la misma manera es pensar que todos tenemos los mismos gustos. Cada niño recibe y asimila la información a través de diferentes canales y estrategias.

Por eso, no debes preocuparte si tu pequeño no realiza determinada tarea con éxito o no disfruta de alguna asignatura escolar. Puede deberse a los diferentes estilos de aprendizaje en los niños.

Es importante que te des a la tarea de explorar con tus hijos cuáles son los medios que facilitan su aprendizaje. Cuando logres definirlos podrás hacer un acompañamiento más efectivo en sus tareas escolares y aprovechar todo su potencial.

El psicólogo David Kolb planteó su teoría de los estilos de aprendizaje por primera vez en 1984. Él creía que nuestros estilos de aprendizaje individuales emergen debido a tres factores causales: la genética, las experiencias de vida y las exigencias del entorno.

Tres estilos de aprendizaje y sus características

Estilo auditivo

Los niños que tienen este estilo de aprendizaje logran captar fácilmente la información a través de la palabra. Aunque a veces parezca que no está prestando atención, un chico que aprende de esta forma escucha y comprende cada palabra. Algunas características de estos pequeños son:

  • Recuerdan la información cuando la dicen el voz alta.
  • Necesitan o prefieren que les expliquen las cosas de forma oral.
  • En algunos casos se les dificulta seguir instrucciones de manuales o textos escritos.
La música para niños estimula su sentido del oído

  • Suelen hablar en voz alta mientras están aprendiendo algo nuevo.
  • Prefieren las discusiones grupales que el trabajo independiente.
  • Demuestran sus emociones a través del tono y el volumen de sus voces.
  • Les gusta escuchar pero también disfrutan mucho hablar.
  • Sus descripciones de las situaciones suelen ser largas y minuciosas.
  • Recuerdan nombres fácilmente y se pueden distraer con los sonidos alrededor.
  • Les encanta la música y suelen cantar mientras realizan cualquier actividad.

“Nuestros estilos de aprendizaje individuales emergen debido a tres factores causales: la genética, las experiencias de vida y las exigencias del entorno”

–David Kolb–

Estilo visual

Como su nombre lo indica, son personas que aprenden cosas viendo cómo se hacen. Para potenciar sus procesos cognitivos requieren visualizar y hacer ilustraciones que les permitan conceptualizarlas. Algunos rasgos distintivos de estos niños son:

  • Recuerdan detalles que parecen insignificantes sobre imágenes, paisajes y rostros.
  • Les gusta poder ver lo que les están explicando en cada momento. Necesitan tener papel y lápiz a la mano para tener siempre cómo plasmar sus ideas.
  • Prefieren seguir las instrucciones que están escritas o ver demostraciones de cómo se hacen las cosas.
  • Cuando llegan a un lugar miran lo que los rodea y analizan el contexto.
  • Con sus gestos y miradas demuestran sus emociones. Sus expresiones faciales hablan por sí solas.
  • Pueden describir sin problema las imágenes mentales que se crean.
  • La habilidad de escuchar no es su principal fortaleza porque pueden concentrarse mejor en lo que ven.
  • Recuerdan mejor las palabras que ven escritas. Por eso es frecuente que sus cuadernos de notas estén llenos de información.
  • Planifican con anticipación lo que van a hacer. Organizan sus tareas cuando las ponen por escrito.
  • Son niños hábiles para la lectura. Por lo general tienen una buena caligrafía.
Los niños con necesidades especiales.

Estilo kinestésico

Son niños que disfrutan cuando se involucran activamente en sus procesos de aprendizajes. Las formas de potenciar sus habilidades son las manualidades y el movimiento. Además:

  • Buscan la forma de aplicar todo lo que ven y lo que oyen. Su mejor herramienta es la acción.
  • Suelen mover las manos mientras hablan. El tacto es un sentido muy importante para ellos.
  • En muchos casos el estilo kinestésico se confunde con hiperactividad. Lo que realmente pasa con algunos niños es que necesitan moverse para enfocarse mejor.
  • Demuestran sus emociones a través de la postura corporal.
  • Pierden el interés rápidamente cuando deben permanecer quietos por mucho tiempo. Los discursos o las presentaciones prolongadas los aburren en poco tiempo. Necesitan participar directamente en lo que aprenden.
  • Recuerdan mejor lo que hicieron que lo que vieron o escucharon. El aprendizaje vivencial se queda para siempre en sus memorias.
  • Les gusta tener contacto físico con las personas que tienen su afecto. Para ellos es importante la cercanía con sus semejantes.
  • Debido a que las asociaciones visuales no son su fuerte, pueden llegar a tener mala ortografía.
  • Les gustan los libros interactivos que no solo contienen palabras. Cuanto más puedan experimentar con un texto, más lo disfrutarán.

Sea cual sea el estilo de aprendizaje que tenga tu pequeño, lo importante es encontrar herramientas para potenciarlo. Para que los niños desarrollen adecuadamente todas sus habilidades es recomendable identificar cómo construyen el conocimiento más fácilmente.

Te puede gustar