15 nombres de origen romano para niñas

Eternos, distinguidos y siempre vigentes. Conoce estos nombres de origen romano para niñas. ¡Te encantarán!
15 nombres de origen romano para niñas
Samanta Ruiz

Escrito y verificado por la profesora Samanta Ruiz el 29 mayo, 2021.

Última actualización: 29 mayo, 2021

Si eres una mamá que amas lo clásico y la historia, seguro que te vas a inclinar por elegir nombres de origen romano para niñas. Esta opción te ayuda a reducir mucho la búsqueda para concentrarte en eso que a ti más te gusta. Sin duda, es una elección interesante y te llevará a elegir un nombre de esos que tiene mucho carácter y fuerza, además de un origen antiquísimo y distinguido.

Para apoyarte en esta tarea, hemos investigado para ti y creado una lista con varios nombres que se remontan a las épocas de los legendarios romanos. ¡Ojalá que encuentres en este listado uno que realmente te atrape y sea el indicado para tu bebé!

Nombres de origen romano para niñas

Mujer embarazada buscando nombres de origen romano para niñas.

  • Adriana: nombre romano que hace referencia a una persona que proviene de un lugar a orillas del Mar Adriático.
  • Agustina: significa ‘mujer grandiosa o majestuosa’. Deriva de Augustus, que quiere decir ‘semejante a lo majestuoso’ y de Augustinus, cognomen romano.
  • Cecilia: femenino de Cecilio. En el República Romana se llamaba así a las mujeres de la Gens Cecilia, una familia patricia y tradicional.
  • Claudia: deriva de la gens Claudia, una familia relevante en la República Romana cuyo origen es sabino (itálico prerromano).
  • Fausta: nombre femenino de origen romano que quiere decir ‘dichoso, próspero, con buena suerte’.
  • Fabiana: su significado es ‘guerrera’ y en Roma era el nombre de las mujeres de la familia Fabius.
  • Flavia: nomen de las mujeres de la Gens Flavia, familia romana fundadora de la dinastía Flavia, que dio 3 emperadores a Roma: Vespasiano, Tito y Dominiciano.
  • Gala: nombre romano que se utilizaba para el gentilicio de las mujeres provenientes de la región de Gallia.
  • Julia: perteneciente a la familia Gens Iulia de Roma, que se consideraban descendientes directos de Julus, hijo de Eneas, el padre de Roma.
  • Marcia: así llamaban a las mujeres de la gens plebeya Marcia. El significado deriva de Mavors, un dios de las culturas itálicas prerromanas; más tarde se asoció a Marte, el dios de la guerra.
  • Némesis: diosa protectora de los gladiadores cuya imagen aparece en las monedas del periodo del emperador romano Claudio. Existe un himno en honor a Némesis, escrito por el poeta Mesomedes: “Némesis, equilibradora alada de la vida / cara oscura de la diosa, hija de la Justicia, / que sus mencionadas bridas diamantinas frenen las insolencias de los frívolos mortales”.
  • Octavia: este nombre se refería antiguamente al lugar que ocupaba una hija en la prole (Prima, Secunda, Tertia, Quarta, Quinta, etc.), aunque también se refiere a las féminas de la gens Octavia.
  • Patricia: significa ‘de ascendencia noble’. Su origen se encuentra en la clase social de los patricios, que fueron el grupo fundador de Roma, la primera aristocracia romana: las gens Valerio, Claudio, Fabio, Cornelio y Emilio.
  • Valeria: quiere decir ‘mujer saludable’. Se usaba para llamar a las mujeres de la gens Valerio.

Historia de los nombres femeninos romanos

Los hombres romanos tenían lo que se llamaba la tria nomina: nombre propio o praenomen, nombre de origen o de la tribu o nomen y cognomen, que respondía a alguna característica diferente del individuo. Las mujeres, en cambio, tenían nombres que se relacionaban con los de sus padres, pero las formas fueron evolucionando durante la época romana.

Durante el periodo de la República Romana, las mujeres recibían el nombre o nomen de su padre. Así, las mujeres de la gens Cornelias, se llamaban todas Cornelia; si eran varias, se les agregaba el ordinal Prima, Secunda, Tertia, Minor, Maior, etc.

Mujer embarazada pensando en remedios naturales para blanquear los dientes durante el embarazo.

En el Imperio las mujeres comienzan a heredar también el apellido o cognomen de su padre. Por ejemplo, la primera emperatriz romana, Livia Drusilla, heredó de su padre, Marcus Livius Drusus, su nomen y cognomen en la versión femenina.

Luego, las mujeres comenzaron a conservar y heredar sus nombres a sus hijos. En especial si tenían antepasados de linaje aristocrático y estos eran más importantes y distinguidos que los de su esposo. En muchos casos también tuvieron el tria nomina que, hasta ese momento, solo utilizaban los hombres.

¿Por qué elegir un nombre romano?

La grandeza de los antiguos romanos se transmite aún en sus nombres femeninos. Muchos de ellos los llevaron las emperatrices del grandioso imperio y aún se utilizan en nuestros días.

Su historia se remonta a cientos de años atrás, pero esto mismo los ha transformado en clásicos y siempre vuelven a surgir en las búsquedas, incluso en la actualidad. Podríamos decir que son tan eternos como Roma.

Los nombres de origen romano para niñas son una opción particular relacionada con la historia y los orígenes de la cultura occidental. Pero también puedes elegir otros nombres cuyo significado tenga que ver con la geografía, la literatura, las películas, etc.

Lo importante es que cuando elijas el nombre que vas a usar para a llamar a tu niña, te resuene como una melodía. ¡Una canción dulce que transmita amor, ternura y muchísimo cariño!

Te podría interesar...
Los nombres más populares en España para niñas
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Los nombres más populares en España para niñas

¿Cómo elegir el nombre para una pequeña recién nacida? Para ayudar a los padres, esta es una lista de los nombres más populares en España para niña...



  • http://etimologias.dechile.net/
  • Salazar, S. (2016). El gran libro de los nombres para tu bebé Guía ilustrada de nombres para niño y niña. Barcelona: Planeta.