13 beneficios de la musicoterapia en los niños

Macarena · 19 enero, 2017

La musicoterapia es la utilización profesional de la música y sus elementos como intervención de contextos médicos o educativos. Su objetivo final es optimizar la calidad de vida y mejorar el bienestar físico, social, comunicativo, emocional e intelectual de los niños.

Si bien su utilidad y efectividad se conoce desde tiempos pretéritos, actualmente se convirtió en la vedette de las terapias infantiles. Pues especialistas afirman que la musicoterapia no solo tonifica relaciones del sistema nervioso, sino que también regula los procesos circulatorios y favorece la secreción glandular.

Ciertamente, son varios los beneficios que ofrece este tipo de procedimiento. Por ello, cada vez más personas confían en ella a la hora de solucionar problemas infantiles, ya que es algo que llama la atención de los niños. Conoce todos sus beneficios en este artículo de Eres Mamá.

10 beneficios de la musicoterapia en niños

El sonido, los ritmos, la melodía y la armonía son elementos clave de la terapia musical. Esta herramienta es muy utilizada para conseguir mejorar la comunicación y relaciones personales. Asimismo, la musicoterapia logra cambios a nivel físico, emocional, cognitivo y social:

  • Actúa sobre áreas del desarrollo, estimulando el proceso de maduración nerviosa del niño a nivel cerebral.
  • Mejora su capacidad de memorización, atención y concentración al recordar tanto letras como melodías y ritmos.
  • Ayuda a mejorar el aprendizaje del niño y a trabajar sobre las dificultades infantiles en esta materia. Paralelamente favorece la comprensión de conceptos.
  • Desarrolla las capacidades del intelecto. Así, la musicoterapia estimula la creatividad, imaginación infantil y agilidad mental.
  • Se constituye en un medio de socialización entre pares y familiares.
1d7c308bd44a98f36e0b572d3d226335

  • Fomenta destrezas y medios de expresión corporales, instrumentales, gráficos y melódicos.
  • Desarrolla la locución (expresión oral) mediante la articulación y vocalización. Asimismo, estimula la correcta respiración para permitir la fonación.
  • La musicoterapia refuerza la autoestima y la personalidad del pequeño mediante la autorrealización.
  • Favorece la coordinación motriz con movimientos de asociación y disociación, equilibrio, marcha y demás.
  • Sensibiliza afectiva y emocionalmente al menor mediante sus valores estéticos.

3 ventajas extra de la musicoterapia

La musicoterapia tiene el inmenso valor de ayudar a liberar toda aquella energía reprimida, obteniendo así el correcto equilibrio personal a través del ritmo. De aquí se desprenden entonces múltiples bondades de esta útil herramientas que ha comenzado a extenderse por su gran eficacia.

Por ejemplo, este tipo de tratamiento es capaz de relajar o motivar al niño. De acuerdo a la pieza escogida y al estado de ánimo infantil se puede utilizar para fomentar ambientes de relax o bien la actividad. Así, este estímulo externo incrementa su flexibilidad y adecuación al mundo que los rodea.

bfcf9ec8ea0b2780a45f84ae1423a695

Todo ello se torna tan beneficioso que desde hace varios años a comenzado a ser aplicado en tratamientos muy puntuales. Tal es el caso de los niños con algún trastorno del espectro autista (TEA). Los especialistas y los padres de niños con este tipo de patologías se han sorprendido con sus efectos.

No resulta menos importante el hecho de que la musicoterapia también es de gran utilidad cuando se trata de tratamientos que involucran dolores crónicos y otro tipo de enfermedades. Incluso una serie de investigaciones han comprobado que surte espectaculares resultados entre los bebés prematuros.

Pero eso es apenas la punta del iceberg. Porque, solo para ejemplificar, este tipo de procedimientos son efectivos para tratar retrasos del lenguaje o madurativos, problemas emocionales, de conducta o aprendizaje, retraso mental, parálisis cerebral, Síndrome de Down, etc.

Sin embargo, cabe aclarar que la musicoterapia no es un tesoro para unos pocos casos puntuales. Contrariamente, es un recurso que bien puede utilizarse con cualquier niño. Pues la diversión no se le puede negar a nadie. Menos aún cuando resulta útil para estimular y enseñar.