10 consecuencias del abandono paterno

31 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López
El abandono paterno, entendido como abandono de uno de los progenitores, da igual del sexo que sea, afecta a la salud mental de los niños.

Todos los niños necesitan a sus padres para crecer sanos y felices. Da igual que los pequeños se críen junto a dos papás, dos mamás o un papá y una mamá. Lo que importa son los cuidados, la atención, el cariño y el amor que los progenitores o figuras de referencia aporten a sus hijos. En las siguientes líneas vamos a ver algunas consecuencias del abandono paterno en los niños.

Que uno de los progenitores deje el hogar o no se haga cargo de los hijos va a afectar negativamente en la salud mental de los más pequeños. Los niños, para crecer sanos, necesitan a sus padres o principales cuidadores.

Así pues, entes de empezar, es conveniente señalar que cuando aquí hablamos de abandono paterno, nos estamos refiriendo tanto al abandono por parte de la madre o el padre.

Las consecuencias del abandono paterno

El abandono paterno producido a mitad del crecimiento del pequeño daña la salud mental del niño. Da igual que el núcleo familiar sea de dos padres, dos madres o un padre y una madre; este abandono se produce cuando uno de los progenitores abandona el hogar.

Niño triste debido al abandono paterno.

Por otro lado, también puede ocurrir que no haya un abandono físico, sino que lo que se produzca sea una desatención del menor. Puede ocurrir que papá o mamá lleguen cansados del trabajo y no tenga interés en dedicarle tiempo al niño, dejando esa labor al otro progenitor.

En ambos casos, esta situación es entendida como abandono paterno. Es el abandono de una de sus figuras de apego lo que va a producir un daño psicológico bastante grande. Los niños confían en que sus padres cuiden de ellos, pero si esto no se produce, por las razones que sean, va a condicionar su crecimiento y su vida como adulto.

Algunas de las consecuencias del abandono paterno en la infancia

La estabilidad y el entorno familiar es primordial en el desarrollo emocional y la maduración psicológica de los niños. Por eso, es importante que, en los primeros años de vida, el menor tenga una rutina con ambos padres.

Los efectos de la cercanía de los padres en los primeros años de vida de un niño son muy fuertes. Por tanto, si se produce la desaparición de esa figura, las repercusiones pueden ser muy dañinas. Así pues, vamos a ver las principales consecuencias del abandono paterno en la infancia.

Exceso de dependencia

Cuando uno de los padres abandona la familia, el que queda es el encargado de cuidar del niño y darle todo el amor que merece. Lo que ocurre es que el pequeño puede vincularse en exceso con él y establece una relación de excesiva dependencia. Es normal si este exceso de dependencia ocurre al principio de irse uno de los progenitores; el problema está cuando, ya pasado un tiempo, el niño sigue sin despegarse.

Esto va a afectar su desarrollo social, porque no querrá interactuar con nadie que no sea su madre o su padre por miedo a que si se separa lo pierda para siempre.

Miedo a crear apegos profundos

También puede ocurrir que el niño sienta temor por establecer vínculos más profundos con otras personas, como puede ser la nueva pareja de su madre o de su padre, ya que tiene miedo de que le vuelva a pasar lo mismo y que lo abandone como ya hizo su progenitor.

No sentirse queridos

Con frecuencia, los pequeños que han sido abandonados por alguno de sus progenitores no se sienten queridos. Si este abandono se ha producido por la falta de interés de uno de ellos, el niño piensa que no es suficiente para sus padres y que no vale nada.

Por otro lado, está el abandono porque hay un divorcio de por medio y uno de los progenitores se marcha. Si al niño no se le explica la situación, puede pensar que se ha ido porque no quería verlo. Por esta razón, es importante explicar la situación que se está atravesando para que el pequeño la entienda.

Conductas agresivas

Entre las consecuencias del abandono paterno está que el niño empiece a comportarse de forma agresiva. Puede que se sienta frustrado por la marcha de uno de sus padres, que esté enfadado con la vida por lo que le ha tocado vivir o porque crea que el otro padre al final hará lo mismo y lo abandonará.

La causa más común de estos comportamientos es el sentimiento de culpa, ya que piensa que es culpa suya que su papá o su mamá se haya ido. Se siente mal consigo mismo porque cree que hizo algo mal, que hizo que su padre o su madre se marchara. Al no ser capaz de verbalizar lo que siente, lo expresa en forma de ira y de rabietas.

Bajo rendimiento escolar

Esto no tiene por qué ocurrir siempre, pero sí es verdad que se ha observado que los niños que han sido abandonados, tanto física como emocionalmente, han tenido problemas de rendimiento académico.

Consecuencias del abandono paterno en la edad adulta

Si las consecuencias del abandono paterno en la infancia no son atendidas y tratadas por un profesional de la salud mental, pueden aparecer otras consecuencias en la edad adulta. Vamos a ver algunas de ellas:

Pareja enfadada dando la espalda a su hija y creando un ambiente tóxico en el hogar.
  1. Problemas para identificar sus emociones y las de las demás personas. Escasa inteligencia emocional.
  2. Mayor riesgo de caer en adicciones.
  3. Poca flexibilidad psicológica, les cuesta adaptarse a las nuevas rutinas.
  4. Se muestran pasivos en sus relaciones. No quieren involucrarse con nadie por miedo al abandono y pueden caer en relaciones tóxicas.
  5. Aumento del riesgo psicopatológico. El abandono paterno puede ser un factor de riesgo para, en la edad adulta, tener cualquier trastorno mental.

Como reflexión final, creo que quedan claras las consecuencias del abandono paterno, tanto en la infancia como en la edad adulta, si no se gestiona de forma adecuada esta situación. Por lo tanto, es muy importante acudir a terapia psicológica si el niño está atravesando por una situación de abandono, por un divorcio, porque no es atendido por uno de los padres, etc.

Otra cosa importante para mencionar es que no necesariamente el que falte el padre o la madre va a producir estas consecuencias. Lo que sí es verdad es que que desaparezca uno de los progenitores de la vida de un niño cuando está creciendo le puede hacer daño. Si crees que no prestas la atención que tu hijo merece, todavía estás a tiempo de remediar esta situación.

  • Ponce Alegre, A. Los efectos del abandono paterno.
  • Touza Garma, C. (2002). Las consecuencias del maltrato y del abandono en el desarrollo socioemocional de niños y adolescentes institucionalizados. Universidad Complutense de Madrid, Servicio de Publicaciones.
  • Agresta, C. (2015). Efectos del abandono temprano en la estructuración psíquica.