Viajes largos en coche: 5 ideas para entretener a los niños

31 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
¿Cómo pasar los viajes largos en coche con los niños de la mejor forma posible? A continuación, te damos algunas buenas ideas para poner en práctica.
 

Los viajes largos en coche pueden resultar tediosos para todo el mundo, pero especialmente para los niños, quienes suelen ser los primeros en soltar la típica pregunta “¿falta mucho para llegar?”.

Cuando esta frase, o alguna similar, se repite una y otra vez, se crea un ambiente de incomodidad y desesperación que afecta tanto a los adultos como a los pequeños.

Para evitar que esto ocurra, y con la intención de hacer que los viajes por carretera sean más amenos para todos, hemos elaborado el siguiente artículo en el que ofrecemos algunas buenas ideas para entretener a los niños en estas situaciones.

Viajes largos en coche: 5 ideas para entretener a los niños

Niño viendo una película en la tablet, una de las actividades para realizar durante viajes largos en coche.

1. Jugar al Viaje alfabético

El Viaje alfabético es un juego muy sencillo que consiste en, a partir de una letra del abecedario seleccionada de forma azarosa, prestar atención a todos los objetos que comiencen por dicha letra y que se vean a lo largo del trayecto en coche.

Cada vez que uno de los participantes visualice algo que empiece por la letra en cuestión, debe decir la palabra en voz alta y apuntar un puntoTras un tiempo, previamente establecido, se hace un recuento y gana el que más punto haya obtenido.

 

2. Jugar a las Palabras encadenadas

Este clásico juego es ideal para entretener a los niños durante los viajes largos en coche. Para comenzar a jugar, primero hay que determinar el orden de participación.

A continuación, el primer jugador debe decir una palabra, la que él quiera, y el siguiente jugador debe decir otra palabra que empiece por la letra en la que acababa la última palabra dichaEste proceso se repite hasta que alguno de los participantes menciona alguna de las palabras previamente dicha o se queda sin ideas.

3. Ver una película

Para los viajes largos en coche, los dispositivos electrónicos, como los ordenadores portátiles, los móviles o las tablets pueden ser grandes aliados. Ya que, gracias a ellos, los niños pueden entretenerse y divertirse viendo alguna película previamente elegida por los padres.

No se trata de que los pequeños se mantengan todo el trayecto pendientes de una pantalla, pero hay que reconocer que se trata de un buen recurso para utilizar durante un determinado periodo de tiempo.

4. Cantar canciones juntos en el coche

Esta es una costumbre típica para muchas familias y, realmente, se trata de una magnífica idea para los largos trayectos por carretera. Y es que, ¿qué puede haber más divertido que escoger una música pegadiza y cantar junto a los niños a pleno pulmón?

Niño sentado en el maletero del coche antes de hacer un viaje largo con sus padres.

 

5. Contar una historia en familia, una idea fantástica para pasar los viajes largos en coche

Otra buena idea para amenizar este tipo de viajes es contar o inventar una historia todos juntos. Esto, además de ser beneficioso para estimular la creatividad y fortalecer los lazos familiares, también resulta útil para pasar un buen rato en familia y olvidarse de las horas que todavía hay que permanecer en el coche.

¿Cómo sobrellevar los viajes largos en coche con los niños?

Muchas madres y padres se preocupan, o incluso llegan a sentir estrés, solo de pensar en hacer viajes largos en coche con los niños.

En estos casos, lo que conviene hacer, en lugar de malgastar las energías centrándose en estos pensamientos negativos, es planificar bien lo que se va a realizar con los pequeños durante el tiempo que dure el trayecto. Para lo cual, se pueden combinar varias de las ideas anteriormente mencionadas o incluir algunas otras.

Hay que tener en cuenta que a los niños les cuesta más que a los adultos permanecer muchas horas quietos en un mismo sitio y sin hacer nada. Por ello, hay que ser comprensibles e intentar que esta inusual situación sea lo más llevadera posible.

 
  • Allué, J. M. (1998). El gran libro de los juegos. Barcelona: Parramón Ediciones.