Vestido de novia para embarazadas, ¿cómo elegir?

Agetna · 20 septiembre, 2017

El vestido de novia para la mujer embarazada, como toda la moda que se lleva durante la gravidez, puede ser bastante atractivo. Si estás embarazada y tu barriga ya se ve bastante, no desprecies usar un atuendo hermoso y digno de la etapa que vives. Cásate, sé feliz, y siéntete linda como la más glamurosa de las novias.

Consejos para elegir un vestido de novia para embarazadas

Evita un vestido con corsé tanto como uno demasiado ancho

Un corsé no va, para nada, con tu actual silueta. Recuerda que no se trata de ocultar la barriga sino de lucirla tan pomposa y radiante como está. Además, por muy bien que te quieras ver, jamás debes ejercer presión sobre tu vientre.

Por otro lado, para nada te verás atractiva usando un batón blanco que te haga lucir enorme. Si bien en este caso estarás mucho más cómoda que con un corpiño, en materia de apariencia, de look, te verás peor.

Si quieres mostrar tu barriga hazte de un vestido ajustado a tu silueta pero que no te la oprima.

Compra el vestido de novia días antes de casarte

En otro contexto esto sería un fallo total porque a las mujeres siempre les gusta ajustar cualquier detalle que tenga el vestido con mucho tiempo de antelación y luego probárselo una y otra vez, pero, en el caso de una embarazada, esto cambia: el vientre crece por día y la mujer engorda.

Si compras tu vestido algunas semanas antes de tu boda puede que cuando llegue la fecha ya no quepas en él.

El corte imperio: uno de los mejores que puedes llevar en el embarazo

vestido de novia 2

El corte imperio permite lucir tu barriga y aumenta tu encanto. Él se ajusta y resalta tu busto para luego caer, sin ajustes, sobre tu vientre y el resto de tu silueta.

Es uno de los más recomendables y ya elegidos por un sinnúmero de embarazadas, por eso, busca vestidos con corte imperio y, entre todos los modelos, elige el tuyo.

Opta por un vestido de novia al que puedas hacerle rápidos ajustes

Hay vestidos que son fáciles de arreglar, otros, en cambio, necesitan un poco más de tiempo y dedicación para que queden en óptimas condiciones.

Si estás embarazada y vas a casarte te sugerimos elegir uno que se pueda ajustar fácilmente sin sufrir grandes transformaciones.

Un vestido que te haga disimular la barriga

En el primer trimestre del embarazo todavía es posible disimular la barriga, si es eso lo que buscas, te recomendamos escoger uno que tenga una falda amplia, de mucho volumen, para que el pequeño bultito bajo vientre no se haga notar.

Ponte el vestido en casa

Alejada de las miradas de la familia y sobre todo del novio, (porque no quieres que te vean vestida antes de la boda) usa el vestido en casa.

Aun cuando lo compres días antes de las nupcias, necesitas asegurarte que te sientes bien con él y que no se te sube en el vientre mientras caminas (cosa habitual durante el embarazo), se te tuerce hacia un lado, o el escote en la espalda hace que el del busto se te abra aún más.

Asegúrate de que no te vaya a pasar cualquiera de estos contratiempos.

Un vestido con el que te sientas cómoda

Aunque muchas veces verse bien no tiene nada que ver con estar cómoda, sino todo lo contrario; cuando llevas un hijo en tu vientre debes pensar primero en sentirte lo mejor posible, por ti y por él.

El vestido de novia vas a llevarlo durante horas, por eso, necesitas uno bien cómodo que te mantenga esplendorosa durante todo el evento.

Piensa también en tus piernas

vestido de novia 3

Si estás sobre todo en tu segundo o tercer trimestre y sufres edemas en las piernas, te sugerimos pensar en ellas.

No uses zapatos altos el día de tu boda, busca unos que te queden cómodos, te alivien o, al menos, no te pongan peor; y luego, para evitar que el calzado se vea usa un vestido de novia bien largo.

 “Disfruta de tu boda y toda la magia que ella tiene junto a la felicidad de celebrar el momento gestando también a un bebé.”