8 razones para disfrutar de las vacaciones familiares en una casa rural

Rural es tierra, masías, campo, alimentos frescos, paz y un estilo de vida "slow". Verás que los llenará de energías y los conectará mucho más.
8 razones para disfrutar de las vacaciones familiares en una casa rural
Samanta Ruiz

Escrito y verificado por la profesora Samanta Ruiz.

Última actualización: 01 enero, 2022

Si quieres pasar unos días de descanso con tu familia en un lugar tranquilo, elige ir al campo. Las razones para disfrutar de las vacaciones familiares en una casa rural son muchas, más en estos tiempos pandémicos. Pero la más importante es, sin dudas, fomentar el tiempo juntos en un ambiente relajado y slow.

¡Vamos a desconectarnos!

La importancia de las vacaciones en familia

Pasar juntos todo el día es una experiencia que no se da muy a menudo en la ciudad, pues el trabajo, la escuela y las diversas actividades nos consumen mucho tiempo. En ese sentido, las vacaciones familiares en una casa rural son el escenario más propicio para lograrlo, ya que implican compartir juegos, excursiones, deportes, caminatas, comidas, charlas y mucho más. ¡Aprovecha estos días al máximo!

La naturaleza os ayuda a conectaros

“En cada paseo por la naturaleza, el hombre recibe mucho más de lo que busca”.

-John Muir. Naturalista inglés-

El turismo rural es una tendencia que crece y que está relacionada con la necesidad de alejarse de las grandes ciudades. Por medio de esta experiencia, muchas familias buscan encontrarse y conectarse con un entorno más tranquilo y natural.

madre e hija montan a caballo en el campo atardecer

¿Por qué en una casa rural en familia?

Si te has hecho esta pregunta, estás en el lugar indicado. A continuación, te daremos todas las respuestas. ¡Toma nota!

1. Una casa en el campo te da mayor comodidad e independencia

Alquilar una masía es sinónimo de mucho espacio disponible, poca gente cerca, silencio ensordecedor y ambientes confortables para pasar tiempo dentro y fuera de la casa.

Este tipo de propiedad también le da a la familia independencia y privacidad total, pues no hay vecinos cerca ni ruidos molestos.

2. Las vacaciones familiares en una casa rural son un tiempo de tranquilidad para todos

Un sitio en el campo es un lugar seguro para que los niños disfruten de verdad. No hay peligros de tráfico de coches, de personas desconocidas y, en momentos de crisis sanitaria, también permite mantenerse alejado de la posibilidad de contagiarse una enfermedad.

Si bien hay que estarse atento como siempre, puedes relajarte un poco y dejar que los peques experimenten con libertad. Anímalos a jugar, a correr y a saltar ¡hasta que les duelan los pies!

3. El campo ofrece múltiples beneficios para la salud física, emocional y psíquica

Los espacios rurales se emplazan en sitios donde la naturaleza es protagonista. Y está comprobado científicamente que el contacto directo con ella aporta muchos beneficios para la salud:

  • Respirar aire puro y estar en espacios verdes y abiertos reduce la angustia y mejora el estado de ánimo general.
  • Es una experiencia energizante que predispone a la actividad física y ayuda a contrarrestar los efectos del sedentarismo.
  • Aporta al bienestar físico y emocional.

Con respecto a los niños, existen aún más efectos positivos. La directora del Proyecto de Capital Natural de la Universidad de Stanford, Gretchen Daily, se ha dedicado a estudiar la influencia de la naturaleza en la salud de las personas. En relación a los niños, se ha expresado de la siguiente manera:

“La experiencia de la naturaleza está vinculada a la mejora del funcionamiento cognitivo, la memoria y la atención, la imaginación y la creatividad y el rendimiento escolar de los niños”.  

5. En las vacaciones en una casa rural ¡gastas mucho menos!

El precio de las casas rurales es mucho más conveniente que el de un hotel, sobre todo si tienes en cuenta que rentas muchos más metros, con todas las ventajas que te hemos mencionado.

Además, aquí también puedes ahorrar en la comida, pues dispones de tiempo y espacio para cocinar tus propios platos. Incluso, podrás hacerlo en familia, lo que vuelve a la experiencia mucho más divertida.

6. Son espacios Pet friendly, otra moda creciente

Las mascotas son parte de la familia y en las casas del campo hay lugar para ellas también. No tienes que dejarlas en una guardería o con otro familiar y además, los niños estarán felices de tener a su mejor amigo en la finca con ellos para corretear.

7. Cuentas con atención personalizada de calidad

En un hotel el público es numeroso y la atención está estandarizada. A diferencia de esto, en una casa rural el trato es directo y personal.

En general, los dueños o los encargados de este tipo de servicios son muy atentos con sus huéspedes y se ocupan de asesorarlos en todo lo que necesitan. Ya sean paseos, excursiones, compras, comidas y mucho más. ¡Seguro que te harán sentir como en casa!

8. Las aventuras campestres son infinitas

Las fincas rurales están enclavadas en entornos naturales que ofrecen muchas posibilidades para explorar, para jugar y para vivir experiencias únicas con los niños.

Quizás haya caminos para hacer senderismo, una montaña para escalar, un estanque para bañarse, una granja para ver animales o un bosque para trepar a los árboles.

9. La comida es más fresca y tradicional

alimentos frescos y naturales cosechador de campo canasto verduras y vegetales

Un placer casi inexistente en las ciudades es comer alimentos preparados con los ingredientes del día o lo que es mejor, ¡recogidos de hace tan solo unas horas!

Los productos de huertas, de granjas, de bodegas, de tambos y de cualquier otra fuente natural se transforman en deliciosos y tentadores manjares. Además, los niños también pueden probar exquisiteces locales de esas que llevan tiempo preparar, como los jamones, las tortas o los crujientes panes de campo.

Vacaciones familiares en una casa rural: el turismo de bienestar que llegó para quedarse

El agroturismo se ha afianzado como una de las formas del turismo wellness más elegida por las familias. Independientemente de que es una tendencia en alza en la última década, la misma se ha impulsado aún más por el contexto sanitario actual. Pues es una de las maneras más seguras de vacacionar con los niños.

Si ya te has decidido por esta temática de vacaciones comienza la búsqueda de casas rurales cuanto antes. Solo tienes que elegir la que mejor se adapte a tus gustos y a tus necesidades. Encuentra la mejor opción en la región que hayas decidido visitar y según las experiencias que quieras compartir con tus hijos. ¡A descansar!

Te podría interesar...
7 consejos para una escapada rural con niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
7 consejos para una escapada rural con niños

Te ayudamos con consejos prácticos para que tu escapada rural con niños sea una experiencia inolvidable para toda la familia.