Cómo tiene que ser una habitación de bebé

Cuando la mamá descubre que está embarazada tiene muchas ilusiones en su cabeza, entre ellas acomodar toda la casa lo mejor posible para su llegada. Seguramente se preguntará cómo debe ser una habitación de bebé y como prepararla.

Con las sugerencias que te damos a continuación lograrás que esa habitación sea el lugar  perfecto para darle la bienvenida a tu bebé, y ofrecerle el calor y tranquilidad que se merece.

“Lo funcional es mejor que lo bello, porque lo que funciona bien permanece en el tiempo.”

-Ray Eames-

Cómo tiene que ser una habitación de bebé

Para que una habitación de bebé cumpla con su función, debe de estar situada en una zona de la casa que haya buena ventilación, que tenga luz natural y que no haga ni mucho frío ni mucho calor. Deberá también estar situada cerca de  la habitación de los padres.

Así se elegirá una habitación, dentro de las circunstancias, que intente cumplir esos requisitos, ya que en esa habitación no solo pasará los primeros meses de su vida, sino que allí aprenderá a caminar, jugará y crecerá.

La iluminación

Si es posible una habitación de bebé debe tener luz natural para que resulta más cálida y acogedora. Se elegirán unas cortinas en tonos claros y no demasiado cargantes, para que pueda pasar esa luz por las ventanas.

Si hay que poner luz artificial, se pueden elegir bombillas de luz cálida, evitando fluorescentes o luces halógenas.

Las paredes en una habitación de bebé

Antes de empezar con la decoración de la habitación, como mobiliario y demás hay que elegir en qué color pintaremos, si adornaremos las paredes, etc…

Los colores que deben predominar en una habitación de bebé siempre deben ser colores cálidos o pasteles. Se pueden elegir los clásicos rosa y azul, tonos beige o verde claro.

Para decorar las paredes con dibujos, letras o figuras se puede esperar a que el niño se haga más mayor, cuando esté desarrollando su creatividad, quizás a partir de los dos años.

También es muy importante elegir una buena pintura, que no sea tóxica y que sea lavable.

El suelo

Como una habitación de bebé no solo será para sus primeros meses de vida, sino para su etapa posterior de crecimiento y desarrollo, habrá que buscar un suelo que se limpie bien, que sea resistente y aguante los golpes, pues el niño gateará, tirará cosas al suelo y demás.

Se evitarán grandes alfombras o moquetas que no se puedan lavar periódicamente, pues el pequeño estaría expuesto a coger infecciones.

habitación de bebé 3

 

Una habitación de bebé con un mobiliario sencillo

Es cierto que ante los gustos hay variedad de colores, pero también es cierto que no hace falta recargar la habitación con muchos muebles. Quedará práctica, acogedora y sencilla con pocas cosas.

Quizás al principio  será suficiente con una cuna, un cambiador y un mueble tipo aparador o cómoda para su ropita. Según vaya creciendo necesitará más espacio para su escritorio, sus juguetes, su pizarra o sus juegos de aprendizaje.

El material de los muebles de nuevo se deja a elección de los papás, pero siempre será aconsejable evitar muebles con muchos barnices o tintes que puedan ser tóxicos para el bebé.

Tambien será muy útil y práctico elegir muebles multifuncionales, pues será una buena manera de ahorrar espacio y dinero. Por ejemplo, puedes aprovechar el espacio del cambiador como lugar de almacenaje o también elegir cunas que se conviertan en cama.

Los textiles

Las alfombras y los edredones serán, si puede ser, de fibras naturales como el algodón, que se puedan lavar bien y que aporten luz y calidez a la habitación y también evitará las alergias en el niño.

Siempre la habitación de un bebé tiene que aportarnos una sensación de paz y serenidad, por tanto se evitarán telas demasiado cargantes o un decorado exagerado.

“Hacer las cosas lo más simple posible pero no más sencillo

-Albert Einstein-

Cuando se opta, por tanto, por la sencillez siempre se acierta y evitaremos gastos innecesarios que podremos tener más adelante y que son imprescindibles y verdaderamente importantes en la vida de un hijo.

 

 

 

Categories: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar