Una cuna para el bebé ¿Cuál es la mejor?

Ines 2 septiembre, 2017

Una cuna está en la lista de las primeras compras que realizamos como padres. Ante el nacimiento del bebé, la salud del niño es lo que más importa, por ello, necesitamos saber qué es lo que más le conviene. La elección de una cuna para bebé que sea buena es primordial para asegurar su descanso y bienestar. Después de todo, la salud del bebé es lo que más nos importa.

Este ítem no suele suponer un gran misterio. Sin embargo, repasaremos a continuación algunos de los aspectos necesarios para la adquisición de la mejor cuna para el bebé. Evidentemente, en este aspecto, no solemos considerar las opciones ”de segunda mano”.

Mucha gente suele pedir prestados accesorios relacionados con el recién nacido. La creencia común es que lo que funciona para unos también lo hace para otros, pero es un planteamiento erróneo. Cada niño es diferente, y cada familia tiene unas necesidades distintas.

Escoger una cuna para bebé que cumpla todos los requisitos no es sencillo. Hay veces que el nivel económico no permite comprar la que más nos interesa. Otras, simplemente preferimos acceder a lo más cómodo.

De todas formas, existen una amplia gama de modelos, diseños y formas para cualquier tipo de neonato.

¿Cómo debe ser una cuna de bebé?

Antes de elegir una cuna para bebé, tenemos que seguir una serie de pasos. El primero es asegurarnos de que cumple con las normas de seguridad y que se ha adquirido en un lugar de confianza. Es común pedir consejo a familiares y amigos, pues los que han pasado por esta etapa ya saben dónde comprar.

El barniz y las pinturas deben ser atóxicos, y la cuna no debe tener astillas, bordes puntiagudos ni tornillos sueltos. El material tiene que estar en buen estado y debe existir una separación correcta entre los barrotes y el colchón. Lo ideal es que la cuna sea de 60 centímetros y al menos 20 más del tamaño del bebé.

También es importante pensar en la cantidad de espacio del que disponemos, la edad del recién nacido y si va a ser necesario transportarlo de forma frecuente. Cada familia tiene sus propias rutinas, y la elección de la cuna debe basarse en ellas.

Tipos de cuna para bebé

1. Cuna colecho

Este modelo es perfecto para las primeras semanas del niño. Puede ajustarse de diferentes formas, y permite que la madre y el bebé duerman muy cerca. Esto facilita la tarea de atender al recién nacido, ya sea para amamantarlo o para otro tipo de funciones.

También puede usarse una cuna normal, ya que la mayoría tienen una parte desmontable que puede unirse a la cama de los progenitores.

Madre con su bebe en su cuna colecho

2. Cuna de seguridad reforzada

Estas cunas se han creado con la finalidad de impedir cualquier clase de accidente. Cuentan con seguro de cierre y suelen ser bastante más resistentes que las normales. Las hay de diferentes diseños, acorde con los gustos de cada uno.

Además de evitar posibles problemas, ayuda a que los padres se sientan más tranquilos y cómodos. El miedo a que pueda ocurrirle algo malo al bebé es algo muy común, sobre todo en los casos primerizos.

La familia proporciona unos valores que quedan para toda la vida. Una familia unida y llena de amor es un lujo difícil de conseguir

–Daryl Hannah–

3. Cuna convertible

Son ideales para aquellos padres prácticos que quieran darle un segundo uso a la cuna. Saben que el bebé crecerá y que la cuna dejará de servirle en pocos años, así que optan por la opción más pragmática. Puede convertirse en diferentes elementos, entre ellos, una cama corriente.

Lo mejor de esta elección es que el precio suele ser el mismo que el de una cuna normal. Es una forma ahorrativa de asegurarse de que al niño nunca le faltará un lugar donde dormir.

Osito de peluche en una cuna

4. Cuna de viaje

Las cunas de viaje son perfectas para aquellos padres que suelan viajar con su bebé a menudo. Son plegables, flexibles y muy cómodas. Permiten el fácil transporte del niño, sin privarlo de su libertad a la hora de moverse.

También son muy recomendadas para la época de las vacaciones, ya que resultan mucho más fáciles de guardar y pueden ser utilizadas en cualquier lugar.

5. Cuna tradicional

Son las más demandadas. Suelen ser de madera, grandes y algo más caras que las anteriores. Resultan muy funcionales, y la mayoría vienen equipadas con cajones o pequeños estantes. Muchos padres las eligen porque por lo general, son muy duraderas.

Aunque algunas tienen precios muy elevados, existen infinidad de modelos más asequibles. Hay algunas que son mucho más pequeñas que las cunas convencionales y que pueden adaptarse mejor a lo que necesita el niño.

Te puede gustar